Archivo de la etiqueta: redes sociales

Identidad digital en RNE

Identidad digital Autor de la imagen: César Poyatos (Flickr CC)

La reputación es una suma de percepciones, es la imagen que los demás conforman de nosotros mismos. Y hay mucho que podemos hacer por ella en el proceso de construcción de nuestra identidad digital. Por estropearla o por mejorarla. ¿Quién no ha buscado el nombre de alguien en Google? ¿Ha probado a buscar el suyo propio? Podría llevarse sorpresas en los resultados.

Sin duda, es importante ser conscientes de ello y aplicar siempre el sentido común, pero a menudo se nos olvida ante la seducción que la velocidad de la tecnología nos propone. De esto, del papel de las redes sociales, del lugar central que sigue ocupando el blog, de la narrativa online como portafolio profesional y de otros temas hablamos en la radio poco antes de Navidad en el programa de Las mañanas en RNE (a partir del minuto 43:36).

<

Los blogs y su evolución hoy: reconstrucción del cuerpo digital

En agosto participé, junto a Juan Diego Polo, en un HangoutON vespertino sobre la Evolución de los blogs que organizaron Antonio Postigo y Yolanda Corral. Fue una estupenda oportunidad para reflexionar sobre un medio, un formato, un canal… o simplemente una expresión humana que nos sigue apasionando: el blog.

He rescatado el vídeo de la conversación y algunas notas de apoyo para el debate:

 

LOS BLOGS Y LA WEB 2.0

Si los blogs han muerto o no se aleja del debate. Siguen siendo influyentes y necesarios, para quien los escribe y para quien los lee. No se entiende la evolución de internet de los últimos años, la llamada web 2.0 sin el papel jugado por los blogs (en su manera de separar forma de contenido p. ej.) y cuya herencia podemos ver en redes como Twitter, que se parece más a un blog que a Facebook, o en el propio Facebook en cuanto a anillo de contactos (recordando al mítico blogroll).

Los blogs han sido en gran medida el motor de la llamada tecnología de lecto-escritura. Un medio personal, sencillo y gratuito, de tener voz propia y una identidad digital consistente. Tecnologías de la socialización y la información actualizada que se desarrollaron al calor de los blogs (tales como Trackback, Permalink, Blogroll, Comentarios, etc.), nos sirvieron de aprendizaje de prácticas digitales que hemos incorporado de manera natural con las redes sociales.

 

LOS BLOGS COMO ESPACIO PERSONAL, LIBRE e INDEPENDIENTE

Aunque podamos ver como precedentes a los foros, vemos importantes diferencias al ser los blogs medios personales con identidad propia. De hecho, una clave fundamental es que son medios federados, cada uno tiene su blog en cualquier plataforma y todas se entienden entre sí (RSS).

De alguna forma, podemos interpretar en la explosión de redes sociales como Facebook, Twitter, etc. un cierto retroceso en lo relativo a la autonomía e independencia, pues hemos vuelto a crear los contenidos en “dominios” ajenos. Como escuché en un evento hace tiempo, ellos ponen el tapete y nosotros las cartas. En cualquier momento tiran del tapete y se acaba la partida.

Por otro lado, también podemos visualizar el desarrollo y uso de Apps como una vuelta a años de transición entre siglo XX y XXI: a aquel CD de contenido empaquetado. O como leí en un artículo que ahora no localizo en mi delicious, de la web abierta a la web domesticada, de la web ciudad a la web de urbanizaciones.

 

LOS BLOGS HOY

No cabe duda de que gran parte de las funciones que se desarrollaban en los blogs hace unos años han migrado ahora a otros medios, como aquel post rápido para destacar un enlace interesante y que ahora se materializa en un ágil tuit, como los comentarios al post que se han transformado en fugaces “retuits” o “megustas” o como el anillo del blogroll convertido en una lista de Twitter o grupo en Facebook.

Sin embargo, el blog sigue ocupando su espacio en el ecosistema de comunicación digital como coordenada virtual (y me atrevería a decir… más que nunca), como lugar de referencia propio y personal, que da cuerpo y coherencia a las identidades distribuidas por las distintas redes y plataformas de contenidos. Es el lugar que sirve para verificar, para tomar el pulso, para ver cómo respira, para tener histórico sobre la voz real de la persona que esconde o muestra, de ver a su comunidad, sus parroquianos, etc. Es el esqueleto que sostiene los sentimientos, palabras y pieles digitales diseminadas en la Red. Es la reconstrucción del cuerpo digital, el hogar y refugio de nuestra identidad.

Página en Facebook: http://www.facebook.com/tiscarcom

Ya tenemos página en Facebook. Concretamente en http://www.facebook.com/tiscarcom

Hacía tiempo que tenía ganas de experimentar con una página en FB para aprender más sobre su potencial y ver sus diferencias con el grupo y con el usuario. [[Y confieso que, consciente de su imposibilidad, es también una manera también de intentar poner orden en esa frontera difusa entre la persona y su obra, entre la imagen y el logo, entre mi yo y mi blog]]

Cuando empecé a agregar amigos en Facebook me puse como norma no admitir a nadie que no conociera físicamente. Pronto se hizo insostenible pues hay mucha gente que “conozco” virtualmente y mucha otra que esperaba en el buzón de los olvidados a que yo les diera paso. Me sentía un tanto incómoda con peticiones por aceptar o denegar y, dado que yo uso FB de una manera bastante abierta (sin fotos ni otro tipo de contenidos privados) me parecía un tanto absurdo “restringir” el acceso en un espacio tan poco comprometido.

Ahí mi criterio empezó a ser más laxo y me empecé a cuestionar si más que querer ser “amigos” míos su solicitud no era más que una forma de mostrar cierta simpatía por el blog. En eso estaba hasta llegar a este punto: más de 1500 “amigos” y más de “500” que esperan querer serlo. Por eso me planteaba la utilidad de una página para expandir esas relaciones y la posibilidad de empezar de cero en el usuario personal para restringir los círculos. Sigo sin tener claro que esta sea la deriva natural pues si ya el concepto “amigo” me resulta problemático en sí mismo, más si cabe el de “fan” 🙂 Pero mientras lo digiero, lo pienso y lo practico, me he dedicido a probar con la página y aquí está: http://www.facebook.com/tiscarcom

La primera dificultad ha sido fijarle el nombre en la URL pues el sistema no me dejaba escoger http://www.facebook.com/tiscar.com El mensaje que me devolvía es que ese usuario “tiscar.com” no estaba disponible. Busqué esa URL inexistente y la única explicación lógica que se me ocurre es que FB intenta protegerme a mí misma bloqueando esa declinación sobre el perfil que ya existe http://www.facebook.com/tiscar y que tengo yo 🙂 Pero a ver quién es capaz de decírselo a FB…Toc Toc

Así que, aunque rime con Tigretón, no queda otra y se queda sin el punto 😉 http://www.facebook.com/tiscarcom

Redes sociales, privacidad y educación

El aspecto más interesante de las redes sociales es la capacidad que nos ofrece de relacionarnos con otras personas y compartir intereses para crear lazos comunes, ya sean profesionales, educativos o personales. Sin embargo, uno de los mayores problemas que nos plantean es que aprendamos a proteger nuestra privacidad mientras nos relacionamos con distintos tipos de personas y con distintos grados de proximidad.

  • Esta es la respuesta a la pregunta ¿cuáles son los pros y contras de las redes sociales? en la entrevista que ha publicado el suplemento sobre Educación del periódico Ideal de Granada y cuyo texto íntegro se puede consultar en Ideal en Clase.

Esta semana me vinieron a ver de la Fundación Alia2 porque están preparando su próximo informe sobre protección de menores en internet y querían tener una perspectiva desde la cultura digital. En este sentido es irremediable acudir de nuevo a la educación en libertad y responsabilidad. Pero no sólo de los niños, sino también de los adultos en sus áreas de acción personales y profesionales. Volviendo la vista atrás, parece mentira que hace tan solo 3 años las redes sociales que hoy nos parecen omnipresentes (tuenti, facebook, live spaces, etc.) apenas existían, y si lo hacían, no eran utilizadas a la escala que ocurre actualmente. En aquel momento cuando hicimos el estudio para UNICEF, el principal campo de acción eran los foros y los chats. Hoy nos parece prehistoria, la complejidad ha aumentado y el trabajo de sensibilización a nivel institucional o particular es más importante que nunca.

El debate sobre el potencial de las redes sociales en la educación suele oscilar regularmente entre su capacidad de abrir puertas al conocimiento (el aprendizaje es social por definición) y el riesgo que pueden ocasionar el contacto no deseado de los menores con otras personas a su alcance. Como en todas las esferas de la sociedad, libertad y seguridad son parte de un binomio regido por una tensión constante. Aprender a ecualizarla es parte de nuestra responsabilidad como ciudadanos, familias, educadores, empresarios, políticos, ingenieros, etc. porque necesitamos desarrollar tecnologías, políticas y medios para desarrollarnos libre y responsablemente en una sociedad más abierta, sostenible, participativa y solidaria.

Redes sociales y Educación: Ser y estar en Internet

Hace unos días estuvimos en el curso Ser y estar en Internet de UNIA donde exploramos las posibilidades de las redes sociales para el aprendizaje en distintos ámbitos educativos. La productora del programa de televisión Tesis se interesó por el curso y realizó este reportaje sobre Internet y Educación que ha sido emitido el pasado fin de semana en Canal Sur. En el vídeo se puede escuchar a varios de los ponentes del curso, entre los que me encuentro junto a Francis Pisani, Charo Fernández y Rubén Díaz.

Ser y estar en la Red. Más allá de potencia y acto

Ser y Estar en Internet no son la misma cosa, pero no pueden ser dos cosas distintas. Un oxímoron que no supone contradicción en los términos, sino mutua dependencia. Ser y Estar son esos dos verbos tan ricos en esencia y tan problemáticos en escena que tantos quebraderos de cabeza dan a los aprendices de español. Entonces es cuando apelamos a Aristóteles y su diferenciación entre potencia y acto, entre capacidad y materialización. Ser y Estar en Internet forman parte del aprendizaje que supone vivir en la Red y construir identidades digitales.

No es el primer curso que toma su nombre de estos dos verbos tan sugerentes para la sociabilidad humana. Mucho antes dio forma también al curso Ser/Estar en Internet. Dinámicas del sujeto conectado que dirigieron Remedios Zafra y Jesús Vega en la Universidad Autónoma de Madrid y donde también tuve el placer de participar el año pasado.

En nuestra cita malagueña de julio de 2010, contamos con ponentes de varios niveles educativos, que utilizan las redes tanto desde la enseñanza primaria hasta el newtorking profesional. A pesar de ser un curso muy intensivo, hubo tiempo también para indagar en los espacios de aprendizaje no formal, haciendo evidente la naturaleza de la educación expandida y la importancia de los entornos personales de aprendizaje a través de tecnologías móviles. Además de la conversación que se generó en twitter #eduredes y la lista de miembros traemos aquí algunos documentos que compartimos en el curso y que pueden ser de utilidad para quienes no nos pudieron acompañar:

View more presentations from nievesglez.

Identidad digital y redes (Tíscar Lara)

Competencias digitales y conocimiento abierto (Tíscar Lara) — Más presentaciones

Redes sociales para secundaria, ¿educamos o enredamos? (Charo Fernández). Ver también Lista de redes educativas (Juan José de Haro)

Redes sociales para educación superior (Nieves González)

Participemos en la conversación (Charo Fernández)

Taller sobre Facebook y Twitter para educación (Nieves González)

Educación Expandida (Zemos98)

Ecologías mediáticas, tecnologías móviles y entornos personales de aprendizaje (Daniel Villar)

Getting things done! Herramientas para la gestión de información (Francis Pisani)

Particípolis, redes y el futuro de la web (Francis Pisani)

Vídeo sobre Particípolis y el futuro de la web (Francis Pisani)

Red de profesores Aulablog: Historia, Aula virtual y Planeta de blogs