Archivo de la etiqueta: open education

Educación Abierta, un recorrido personal

¿Podemos hablar de Educación más Abierta en los últimos años? Hubo un día en el que incluso escribimos un manifiesto con 10 ideas para lograrlo, pero ¿cuál ha sido la deriva del discurso Open en este terreno? Esto es lo que me pregunté cuando me invitaron a compartir un encuentro con los miembros de la Asociación de Educación Abierta. ¿Cuánto de abierta y hasta cuándo?

2000-2010 WEB SOCIAL FEDERADA

2001 no es solo el título de una película mítica, ni el inicio de un nuevo orden mundial con el 11S. Es también el año en que nace Wikipedia. Y el año en que se empiezan a popularizar los blogs, los weblogs que se llamaban entonces. Nace la web de lecto-escritura, el sueño de que cualquier persona tenga voz en internet de forma sencilla y gratuita. Un espíritu que retoma en cierta forma el ambiente libertario de los pioneros de internet.

2001 es también el año en que Lawrence Lessig desde Stanford le da forma a nuevas herramientas legales para hacer posible el libre intercambio de contenidos y creaciones culturales: nacen las licencias Creative Commons.

Y es en esa misma época, cuando la Universidad, concretamente el MIT desde la costa Este lidera el movimiento OpenCourseWare liberando, seguimos con la retórica libertaria, material docente  vía web. Y Moodle como plataforma de aprendizaje online para quien tuviera ganas de aprender a instalarla. Cualquiera podía ser profesor, tener su público, su audiencia, sus alumnos. Y llegó Android y empujó el mundo móvil. Y así cambiamos de década.

 

El espíritu del software libre se trasladó a la cultura, a la academia, a la ciencia, a la educación… a todo lo relativo al conocimiento para que este fuera accesible a cualquier persona del mundo con independencia de su origen o recursos. Conceptos como abrir, copiar, citar, mejorar y compartir empezaron a cobrar un particular sentido que, unido a la idea de lo amateur, inspiró la fiesta de la web 2.0.

2010-ACTUALIDAD: REDES SOCIALES CENTRALIZADAS

Son los usuarios quienes se lanzan a expresarse desde sus dispositivos móviles. Cada persona es un punto, un cuerpo comunicante en un tejido infinito que ya no quiere ser masa sino red social. Todos alrededor de un flujo constante de comunicación. Primaveras árabes, mayos patrios y otoños americanos. Facebook y Twitter son los nuevos líderes de la conversación. Los blogs ya no son el lugar privilegiado, ni el único ni el más sencillo, para que la gente se comunique online de forma pública.

Volvamos a la educación en esta nueva década en la que ya tenemos contenido docente, plataformas de vídeo potentes, tecnología de red social, dispositivos móviles para producir/consumir y usuarios con las prácticas adquiridas. Nacen entonces los MOOC como el gran formato que aglutina todos esos avances (que suponga necesariamente un progreso pedagógico es cuestionable si no ofrecen más que un puñado de tests automáticos con consulta de vídeos, pero eso es otro debate…).

Un formato abierto y masivo como son los mooc genera por su propia naturaleza muchos datos. El big data llegó a la formación y el nuevo hype se convirtió en las “learning analytics”. El hype pasó, ya no encabeza los estudios de prospectiva de la educación, pasamos a la nueva pantalla, estamos ya en la inteligencia artificial sin haber sido capaces de digerir cuánto de learning o de analytics nos quedó.

Conectamos Netflix y Black Mirror nos pone los pelos de punta por su proximidad, porque nos parece menos ciencia-ficción de lo que quisiéramos. Nos obsesionamos con la presencia digital, con la creación de una imagen virtual con la que seducir en las redes sociales. Si antes hablábamos de “identidad digital” ahora directamente pasamos a esforzarnos en nuestra “marca personal” sin sonrojo.

Pero no pasa nada, somos todos muy sagaces y sabemos distinguir la impostura de la postura, del postureo. ¿Seguro? Para eso está internet, a más multiplicidad de fuentes, de voces, de medios… más capacidad para informarnos, seleccionar y contrastar lo que nos llega. ¿Seguro? ¿Y quién decide lo que nos llega? Entran en juego los mayordomos silenciosos, los algoritmos que vienen a reducir complejidad para hacernos la vida más fácil.

El fenómeno fake-news ha hecho más alarmante la necesidad de entrenar el pensamiento crítico, de cuestionar, dudar y verificar como una forma de estar y sobrevivir en este mundo. ¿Lo hacemos?No hablamos de desconfiar de las críticas en un portal hotelero o de distinguir un anuncio de publicidad de un reportaje “informativo”. Hablamos de cambiar presidentes de gobierno, hablamos de cambiar una cotización en bolsa, hablamos de vidas humanas, hablamos de cosas muy serias.

Pero volvamos a la educación en esta década que vamos cerrando. ¿Es más abierta por ser más tecnológica? Todo apunta a que superamos la etapa de tecnificación de la Escuela, aquel mantra de “introducir la tecnología en el aula”, pero no fue suficiente para expandirla. Y ahora qué está dentro, ¿qué? ¿la prohibimos como quiere hacer Francia por ley con los dispositivos móviles?

Lo que parece claro es que los procesos de apertura no son lineales ni naturales de por sí. Todo cambio genera renuncias y pérdidas a las que hay que prestar atención, análisis, reflexión y acción. Como comentó Carlos Magro en la sesión AEA en la que debatimos sobre esta, lo siento, mirada un tanto desilusionada, “La tecnología era esa caja negra que estaba dentro del aula, que mirábamos sin comprender. Ahora el aula es la caja negra y dentro estamos nosotros junto a la tecnología. Vivimos en la caja negra”.

La Aventura del Saber… la Aventura de Aprender

El lunes me entrevistaron en el programa La Aventura del Saber, un clásico de la TV Educativa y uno de los programas legendarios de TVE con más años en antena. Hablamos sobre la Educación Abierta, la importancia de compartir el conocimiento haciéndolo libre y reutilizable, así como de los aprendizaje informales propios de los márgenes que la cultura digital rescata y revitaliza. Fue un placer aparecer en el mismo programa que el reportaje dedicado a Medialab-Prado con Marcos García y formar parte de toda una serie de piezas que La Aventura del Saber está produciendo sobre nuevas prácticas de aprendizaje (su archivo en la web es todo un tesoro que recomiendo consultar).

Badges como nuevo sistema de acreditación social #opengreen @eoi SIMO

La apertura de la sociedad, la empresa, la política, la ciencia, la prensa, etc. es ya un fenómeno imparable. Son los procesos emergentes que han ido cristalizando tras el empuje de la tecnología 2.0 y que ahora evolucionan tomando formas organizativas y culturales.

Su recorrido en el campo de la educación también es tangible y encontramos evidencias que lo demuestran desde hace varios años. Iniciado fundamentalmente en el campo de los contenidos docentes (el proyecto Open CourseWare liderado por el MIT con alcance internacional ha cumplido una década) y de los contenidos académicos (el movimiento Open Access es un estándar en los principales centros de investigación del mundo), pasó posteriormente al de las interaciones personales profesores-alumnos (el low-tech de la web social, los dispositivos móviles y las redes sociales suponen una expansión real del aula). Era cuestión de tiempo que los procesos de apertura llegaran también a uno de los pilares más importantes del sistema educativo: la evaluación y la acreditación.

Quién evalúa, con qué criterios y cómo reconocer lo aprendido también está siendo cuestionado. Parece más que razonable que si aprendemos con distintos contenidos, prácticas y participantes, los métodos de reconocimiento deben también ser distintos y adaptados a un entorno digital. Surgen, por tanto, proyectos que intentan explorar esas formas de trabajo y evaluación social. Entre ellos encontramos los conocidos como “badges” o también entendidos como “sellos” o “insignias” que sirven para acreditar fases o niveles de aprendizaje que son definidos de forma colaborativa.

Actualmente se encuentra en marcha el concurso internacional Badges for long-life learning y la semana próxima tenemos una oportunidad para aprender más sobre estas prácticas con tres representantes de distintos proyectos relacionados con este ámbito:

ALINA MIERLUS (@alinamierlus), contribuidora de Mozilla. Participante de Mozilla DrumBeat, un festival dedicado a la construcción de una internet abierta. Más información en http://openbadges.org/

DANIEL DOMÍNGUEZ (@danidominguez) presidente del Observatorio para la Cibersociedad, institución que organiza el festival Hybrid Days.

ROCÍO LARA (@comunicarte), miembro del MasterDIWO, un proyecto nómada de aprendizaje amateur cooperativo. Y mi hermana, by the way 🙂

 

Será en la mesa “Badges como nuevo sistema de acreditación social” que tendrá lugar el jueves 6 de octubre a las 13h. en el espacio OpenGreen de EOI en SIMO Network Madrid. La entrada es gratuita con este código de registro de EOI y es una buena cita para todas aquellas personas interesadas por la innovación educativa desde una perspectiva abierta. Os espero allí.

 

Contenidos Educativos Abiertos y el nacimiento de LegoLab

Hoy estamos de estreno: Acabo de romper el hielo de un nuevo blog donde aprenderemos jugando, remezclando, generando y compartiendo conocimiento: LegoLab.

…Gracias a esta excelente oportunidad para superar el abismo del post en blanco: el Seminario Contenidos Educativos Abiertos dedicado al OCW que tendremos en EOI mañana (asistencia libre y abierta, por supuesto).

Actualización: vídeos del Seminario y presentaciones en Slideshare

Vídeo de Edmundo Tomar y Jesús Jara, UPM (presentación)

Vídeo de Salvador Ros, UNED (presentación)

Vídeo de Stephen Carson, OCW (presentación)

…Y con el objetivo de construir un futuro abierto: plasmando el proyecto de Cultura Digital y Educación Abierta que estamos desarrollando en EOI.

tecnoabierto

1. Con la migración a Moodle como plataforma online de código abierto.

2. Con la incorporación del Mobile Learning con Android como herramienta de aprendizaje ubicuo y producción multimedia.

3. Con la integración de cuentas Google Apps para el trabajo colaborativo y la comunicación en red.

como-investigar

1. En el trabajo in progress, abierto, continuo, siempre en gerundio que nos permiten los blogs, wikis y los sistemas de UGC (contenido generado por el usuario).

2. En la producción de conocimiento en los sectores estratégicos EOI: economía abierta, economía digital, economía verde, economía social, nuevas industrias e innovación creativa.

3. En la divulgación de conocimiento EOI, a través de publicaciones abiertas y accesibles con licencias Creative Commons.

Para conocer un poco mejor QUÉ PROYECTOS tenemos en marcha en EOI, pero lo que es más importante, el PORQUÉ y PARA QUÉ de ello, se puede ver la presentación que hicimos mi compañero Diego Acosta y yo hace unos días en WhyFloss Madrid-EOI.