Archivo de la etiqueta: open access

¿Nuestros datos? ¿Para qué los necesitamos?

Hoy he participado en la Jornada Mis datos, tus datos, nuestros datos,  que organizaba Iniciativa Open Data en Medialab-Prado. Su objetivo era sumar distintos puntos de vista en torno a la importancia de la información accesible y reutilizable tanto desde las administraciones públicas como proveedoras y reguladoras, como en los ámbitos de su explotación económica, académica o ciudadana.

Mi contribución ha versado sobre el papel de la ciudadanía en este ámbito, fijándome concretamente en los aspectos que justifican su rol activo: contribuir a desarrollar una cultura democrática en una sociedad más crítica e informada, ejercer una presión como vigilante del poder y generar conocimiento libre produciendo ciencia ciudadana. Para ello, parece evidente que se necesitan apoyos en tres direcciones fundamentales: disponer de un marco de actuación que promueva estos usos tanto legal como social y económico, adquirir conocimientos y metodologías de trabajo hasta ahora vinculadas al saber experto (técnicas de periodismo de datos p.ej.) y finalmente datos accesibles para ejercer estos derechos.

Son muchas las ideas que se han compartido (aquí han publicado la crónica, el decálogo y los vídeos). Algunas que me han parecido interesantes y que resumo a modo de titulares:

  • Lo primero es negar la mayor del propio título de la jornada. Los datos no son de nadie. Sí cómo nos afectan. Esto lo ha desarrollado mejor Borja Adsuara en su artículo de hoy de Retina.
  • Lo contrario a la transparencia no es la opacidad, sino la falsa apariencia. Es más perjudicial ofrecer datos confusos, desestructurados, sin metadatos imprecisos, desactualizados, etc. que el hecho de no ofrecerlos. Intoxicación por saturación.
  • Debemos distinguir claramente entre Transparencia, como deber de ofrecer información pública para la rendición de cuentas, y la provisión de Open Data para la reutilización pública.
  • Los proveedores de información pública, fundamentalmente los portales de Open Data de las Administraciones, dedican mucho esfuerzo y recursos a la publicación de datasets pero se ven desconectados del mundo de los reutilizadores. Estos, en cambio, no perciben que haya suficiente información de valor para su explotación económica y social porque los datos que consideran que les pueden generar mayor valor no se publican, y esto puede ser por múltiples motivos: por falta de voluntad, conocimiento de su utilidad o celo de protección.
  • La anonimización de los datos puede ser una estrategia válida para ofrecer grandes volúmenes de información privada y hacerla pública (ej. Datos sanitarios, datos bancarios, etc.) con el fin de dar datos de valor y proteger al mismo tiempo la privacidad de las personas.

El objetivo de los organizadores es seguir el debate y continuar generando este tipo de espacios de encuentro sobre el tema, así que seguiremos atentos a su evolución. Gracias por empujar esta iniciativa.

Contenidos abiertos en Educación Superior: ¿modelo sostenible?

Vivimos el dilema de lo abierto, esa tensión constante entre lo apreciado como equivalente de tener precio y el deseo de lo cerrado como garante de la exclusividad. En una época donde la información fluye, se escapa y se reinterpreta a sí misma, es cada vez más difícil generar escasez artificial. Los modelos de negocio que antes vivían de la dosificación del saber sufren la dificultad de construir nuevos contextos para garantizar esas condiciones. La Educación, como el mundo del Periodismo y todas aquellos sectores relacionados directamente con la elaboración, producción y transmisión de conocimento, no escapa a estas controversias.

Hace unas semanas el diario New York Times se planteaba la sostenibilidad del modelo de recursos educativos en abierto, poniendo el foco en concreto en el proyecto OpenCourseWare liderado por MIT.

Una de las personas que aparecen entrevistadas en el reportaje de NYT es Stephen Carson, responsable de OCW-MIT. Tan solo unos días después contamos con la presencia de Carson en EOI como ponente en el Seminario de Contenidos en Abierto, donde nos dio algunas claves interesantes de la evaluación que han hecho sobre los resultados del proyecto OCW:

1. Abrir los contenidos ha generado un alto retorno en reputación y autoridad para la institución.
2. Abrir los contenidos no ha supuesto un descenso de matrículas, por lo que no se interpreta como una amenaza para su negocio principal.
3. Abrir los contenidos ha atraído nuevos usuarios, aprendices amateurs, previamente no concebidos como público objetivo del proyecto (profesores y alumnos de MIT).

Este post continúa en LEGOLAB