Archivo de la etiqueta: Alfabetización digital

Descatalogados: el futuro del libro digital

Con la llegada de Internet y con ella Amazon, la lectura en pantalla o la Digital Public Library of America, ¿cuál es el futuro de los autores, la autoedición, las librerías físicas o la obsolescencia tecnológica?

De estos temas hablan en el documental Descatalogados que hace unos días emitió Documentos TV y que recomiendo ver para una aproximación a los efectos de la digitalización en el mundo del libro.

Marco Común de Competencia Digital Docente

Dentro del Plan de Cultura Digital en la Escuela, el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado ha elaborado un borrador de Marco Común de Competencia Digital Docente donde se proponen descriptores y niveles de consecución de una formación digital básica por parte de los profesores.

Este borrador toma como punto de partida un trabajo previo del Proyecto DIGCOMP del IPTS Instituto de Estudios de Prospectiva de Tecnologías de la Comisión Europea donde se organiza y desarrolla la Competencia Digital en 5 áreas principales:

1. Información. Identificar, localizar, recuperar, almacenar, organizar y analizar la información digital, evaluando su finalidad y relevancia.

2. Comunicación. Comunicar en entornos digitales, compartir recursos a través de herramientas en línea, conectar y colaborar con otros a través de herramientas digitales, interactuar y participar en comunidades y redes; conciencia intercultural.

3. Creación de contenido. Crear y editar contenidos nuevos (textos, imágenes, vídeos), integrar y reelaborar y conocimientos y contenidos previos, realizar producciones artísticas, contenidos multimedia y programación informática, saber aplicar los derechos de propiedad intelectual y las licencias de uso.

4. Seguridad. Protección personal, protección de datos, protección de identidad digital, uso de seguridad, uso seguro y sostenible.

5. Resolución de problemas. Identificar necesidades y recursos digitales, tomar decisiones a la hora de elegir la herramienta digital apropiada, acorde a la necesidad a resolver problemas conceptuales a través de medios digitales, resolver problemas técnicos, uso creativo de la tecnología, actualizar la competencia propia y la de otros.

El borrador del Marco fue presentado en una jornada de trabajo en la que participé junto a otros expertos y en la que tuvimos la oportunidad de proponer ideas que puedan contribuir a su posterior desarrollo. El texto está publicado y abierto a sugerencias de mejora en el blog de Educalab.

Aprendizaje colaborativo en entornos virtuales

revista_comunicar_2014

La Revista Comunicar ha dedicado su último número al aprendizaje colaborativo en los entornos virtuales. Más de 20 artículos académicos que recogen investigaciones de España, pero también de países como Finlandia y China.

 

La construcción colaborativa de proyectos como metodología para adquirir las competencias digitales
Collaborative Construction of a Project as a Methodology to Acquire Digital Competences
María Pérez Mateo, Marc Romero Carbonell & Teresa Romeu Fontanillas. Barcelona (España).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-01

La planificación del aprendizaje colaborativo en entornos virtuales
Planning Collaborative Learning in Virtual Environments
Nuria Hernández Sellés, Mercedes González Sanmamed & Pablo César Muñoz Carril. Madrid, A Coruña & Santiago de Compostela (España).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-02

Entornos y redes personales de aprendizaje (PLEPLN) para el aprendizaje colaborativo
Construction of the Foundations of the PLE and PLN for Collaborative Learning
Victoria Marín Juarros, Francisca Negre Bennasar & Adolfina Pérez Garcias. Palma de Mallorca (España).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-03

Audioblogs y Tvblogs, herramientas para el aprendizaje colaborativo en Periodismo
Audioblogs and Tvblogs, Tools for the Collaborative Learning in Journalism
Nereida López Vidales & Patricia González Aldea. Valladolid & Madrid (España).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-04

Colaboración y redes sociales en la enseñanza universitaria
Collaboration and Social Networking in Higher Education
Adriana Gewerc Barujel, Lourdes Montero Mesa & Manuel Lama Penín. Santiago de Compostela (España).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-05

Las TIC en el aprendizaje colaborativo en el aula de Primaria y Secundaria
ICT in collaborative learning in the classroom of elementary and secondary education
Ana García-Valcárcel Muñoz-Repiso, Verónica Basilotta Gómez-Pablos & Camino López García. Salamanca (España).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-06

Procesos de significación mediados por una plataforma de aprendizaje colaborativo desde los protagonistas
Meaning Processes mediated through a Protagonists’ Collaborative Learning Platform
Marcelo Arancibia Herrera, Iván Oliva Figueroa & Francisco Paiva Cornejo. Valdivia (Chile).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-07

Explorando la percepción de estudiantes y profesor sobre el libro de texto electrónico en educación primaria
Exploring Student and Teacher’s Perception of E-textbooks in a Primary School
Janaina Minelli de Oliveira, Mar Camacho i Martí & Mercè Gisbert Cervera. Tarragona (España).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-08

Comunidades de práctica: un modelo de intervención desde el aprendizaje colaborativo en entornos virtuales
A Community of Practice: An Intervention Model based on Computer Supported Collaborative Learning
María Rosa Fernández Sánchez & Jesús Valverde Berrocoso. Cáceres (España).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-09

Pensamiento de diseño y aprendizaje colaborativo
Design Thinking and Collaborative Learning
Teemu Leinonen & Eva Durall Gazulla. Helsinki (Finlandia).
http://dx.doi.org/10.3916/C42-2014-10

Seguir leyendo Aprendizaje colaborativo en entornos virtuales

¿Qué cambia al leer y escribir en línea?

¿Qué cambia al leer y escribir en línea? 

Notas de apoyo para la mesa redonda del mismo título en las Jornadas de leer y escribir en español en la red de la Fundación Comillas, 15 y 16 de diciembre de 2011. Compañeros de mesa: Daniel Cassany y Boris Mir. Y excelente resumen de Fernando Trujillo en su blog.

Lectura complementaria: Artículo Personismo de portada en la fragmentación del ecosistema mediático (PDF). Revista Sphera

Entendiendo “en línea” más allá de lo online y hacia la ubicuidad….

 

CAMBIA el público, el contexto, el género, la autoría, el soporte, la tecnología de escritura y lectura

NO CAMBIA la necesidad humana de comunicarse, de informar e informarse, en un sentido reflexivo, de sentirse comprendido, acompañado, reconocido, etc.

Así enunciado parecería que todo cambia y nada cambia, lo cual nos dificulta avanzar en el análisis.

Pero fijémosnos para comenzar en dos categorías universales: tiempo y espacio.

En el ámbito de la lectura y escritura analógica, la secuenciación, el turno, el tempo entre uno y otro, condiciona las formas de leer y de escribir mucho más de lo que lo puede hacer la escucha y el habla. De igual forma lo hace el espacio, tanto el de lectura como el de escritura, que no tienen por qué coincidir y que en realidad raramente coinciden.

Estas dos proyecciones, y en cierto modo distancias, favorecen formas propias de reflexión, de introspección, de modulación, de conceptualización, etc.

Leer y escribir en línea, online, siempre conectados significa sincronía, encuentro e interacción en tiempo real, pero también en espacio real: el espacio digital. Hablar de “en línea” es cada vez más hablar de “oralidad”. Aunque los bytes tomen formas de letras, sonidos o imágenes, fijas o en movimiento. Aunque sean decodificadas y por tanto leídas en lugar de escuchadas, no deja de ser una interacción más oral que escrita.

Cierto que hay medios digitales no sincrónicos en un sentido estricto (blogs, webs, etc.) pero la evolución de la red avanza hacia los medios más ubicuos: las redes sociales, esto es, comunicación al instante en cualquier momento y en cualquier lugar.

 La web 2.0 es fundamentalmente comunicación y comunicación social. Pero cada vez más oralidad, una oralidad que escribe la nueva narrativa social a partir de huellas digitales.

En línea / En directo: estamos en el aire!!! Este mismo texto es distinto si lo escribo en un procesador de textos, que en el borrador del blog, que en ideas intermitentes en Twitter. Escribir en público es una forma de pensar.

Dibujar constantemente las fronteras: entrando y saliendo de espacios, patios y plazas: personal-profesional, privado-público, etc.

Metadatos, metainformación: el contexto de lectura, de lo que se lee y de cómo se lee, está enriquecido por mucha información que lo envuelve pero que muta constantemente, que no tiene por qué ser la original, de origen, ni en signos paralingüísticos ni en criterios editoriales. Leer en Flipboard, leer en Currents Google… genera una mezcla auto-organizada de contenido fuera de contexto, con nuevas disposiciones gráficas, con mezcla de autores, etc.

Narrativa constante y fragmentada: intermitente, con distintos grupos, con distintas tecnologías. Veo, siento y necesito compartirlo. Una foto, un mensaje, en twitter, en facebook… De la postal analógica al check-in en foursquare.

Velocidad emocional: a un golpe de yema de dedo, del pensar, del sentir, al comunicar inmediatamente.

Nuevas formas de leer y escribir el mundo: TWITTER

Historia social a partir de las narrativas personales. Del qué estás haciendo al qué está pasando.

Donde leer es escribir: consumimos información a partir de su marcado y redifusión RTs, de su traza pública, de su organización, etc. Leer es decir que hemos leído.

Privado-público: sensación de intimidad, decir a todos y decir a unos pocos.

¿Efímero? HEMEROTECA social. Twitter no está diseñado para su archivo.

Superficialidad: como bisagra y pegamento de la socialización. Superficial también la forma de interactuar con los dispositivos, deslizamos el dedo.

Todo esto conlleva necesariamente una serie de determinantes y consecuencias que condicionan la competencia necesaria para “leer y escribir” en línea, esto es, también “escuchar y hablar” en línea:

SER conscientes y HACER un uso estratégico de la libertad y responsabilidad que conlleva la lectura y escritura en línea.

Incorporar como elementos importantes del proceso comunicativo: la inmediatez de la respuesta, la replicabilidad del objeto digital, la transparencia del proceso, la viralidad en la difusión, el diy-diwo, el remix, el beta constante, etc.

¿Estamos preparados y preparando para una oralidad que deja huella digital?

Alfabetizar en la cultura digital

Este artículo es el preprint original que escribí en 2008 y fue publicado en 2009 en el libro colectivo La competencia digital en el área de Lengua, Editorial Octaedro, Madrid 2009 donde también participaron otros autores como Felipe Zayas, Néstor Alonso Arrukero y Eduardo Larequi.

A continuación se ofrece el texto completo del artículo en formato HTML (también disponible en PDF y en Slideshare).

 

ALFABETIZAR EN LA CULTURA DIGITAL

Tíscar Lara

Introducción

1. La alfabetización digital. Hacia el enfoque comunicativo

2. Contexto tecnosocial. Tecnologías digitales y prácticas discursivas

3. Los jóvenes en la Red: información, comunicación y produccion multimedia

4. La competencia digital en la escuela. Alfabetizar a los nativos digitales

5. Conclusiones. Aprender haciendo

 

El tratamiento de la información y la competencia digital implican ser una persona autónoma, eficaz, responsable, crítica y reflexiva al seleccionar, tratar y utilizar la información y sus fuentes, así como las distintas herramientas tecnológicas; también tener una actitud crítica y reflexiva en la valoración de la información disponible, contrastándola cuando es necesario, y respetar las normas de conducta acordadas socialmente para regular el uso de la información y sus fuentes en los distintos soportes” (Decreto sobre Enseñanzas mínimas, BOE 5 de enero de 2006)

 

Introducción

Las tecnologías de la información y la comunicación se han instalado en nuestros usos cotidianos y afectan a las relaciones de los diversos ámbitos de nuestra vida: en el espacio laboral, en el plano social y personal, en el entretenimiento, y también en la educación. Las TIC son en parte responsables y protagonistas de la transformación de la Sociedad de la Información en que nos hallamos insertos, de tal manera que toda nuestra actividad social y cultural está mediatizada por este tipo de tecnologías.

Cada nueva tecnología de la información y la comunicación desarrollada por el hombre acaba por modificar la forma en que estructura y procesa su pensamiento. Los productos que resultan de esas tecnologías reflejan a su vez esas formas de pensar y de mirar al mundo. El libro por ejemplo es el artefacto cultural que mejor representa la forma de pensamiento secuencial en que hemos sido socializados y educados en la sociedad industrial. La Sociedad de la Información, por su parte, está generando también sus propios artefactos tecnológicos para el procesamiento de la memoria y la construcción colectiva de conocimiento.

La irrupción de la tecnología digital, asociada a la conexión de dispositivos móviles multimedia y el desarrollo de las redes telemáticas han generado nuevas formas de acceder, construir y comunicar el conocimiento. El lenguaje digital, con sus propiedades de hipertextualidad, interactividad y multimedialidad, combinadas con la conectividad y movildiad, permiten la construcción de narrativas antes inimaginables a través de la fragmentación de los contenidos, la actualización constante de información y la interacción entre múltiples actores del proceso comunicativo.

Autores de relevancia dentro del mundo digital como Nicholas Carr1 se han mostrado pesimistas ante las competencias que, a su juicio, se están perdiendo por la utilización de las TIC. En concreto, Carr se refiere a la capacidad de leer con profundidad y concentración textos de una considerable extensión. Su observación coincide con el estudio realizado por la consultora Nielsen en 2008 donde se indica que los usuarios apenas continúan leyendo un texto en pantalla más allá de las primeras 200 palabras2. Efectivamente, ambas interpretaciones confirman que se ha modificado la forma de leer y en consecuencia también de escribir –probablemente más diversificada y superficial- pero eso no quiere decir que se lea o se escriba menos que antes de la irrupción de las TIC.

En realidad sucede lo contrario: se lee y se escribe más que nunca, pero en distintos soportes, en distintos contextos y en distintos lenguajes puesto que la lecto-escritura es cada vez más multimedia. Las competencias comunicativas que requieren estos nuevos entornos requieren de la adaptación de competencias tradicionales como es el análisis crítico de la información, pero también su combinación con el ejercicio de nuevas destrezas que se están desarrollando en el uso de las TIC en red, entre ellas por ejemplo el trabajo en equipo y las destrezas de multitarea.

Nuestros jóvenes están experimentando de forma natural lo que supone relacionarse en Red a través del uso intensivo de dispositivos digitales y de las aplicaciones web: telefonía móvil, redes sociales, mensajería instantánea, fotologs, vídeos online, etc. Sin embargo, ese aprendizaje informal no es garantía de una alfabetización suficiente para desenvolverse como ciudadanos, consumidores y productores de conocimiento en la Sociedad de la Información. Numerosos estudios demuestran su facilidad para manejar tecnologías y dispositivos, pero al mismo tiempo reflejan cierta dificultad para gestionar información de diversa naturaleza, así como para tener experiencias más satisfactorias en torno a sus prácticas digitales en conceptos como la evaluación de credibilidad, la construcción de identidad y la gestión de privacidad. Ahí es donde, de una manera específica y sistemática, la educación formal puede colaborar introduciendo habilidades de competencia digital que ayuden a los jóvenes a desenvolverse y generar sentido del entorno tecnosocial en el que viven.

Seguir leyendo Alfabetizar en la cultura digital