Archivo de la categoría: Personal

Sobre desinformación en informe semanal

Tíscar Lara Informe Semanal TVE

La desinformación masiva y viral que estamos viviendo en estos tiempos es uno de los problemas más graves que amenazan a la democracia como institución de convivencia y respeto de a los derechos humanos. El programa legendario de TVE Informe Semanal ha dedicado recientemente un reportaje para explicar las claves de este fenómeno.

Partiendo de consecuencias tan tangibles como fue el asalto al Capitolio en EE. UU. en enero, el reportaje incluye el análisis de profesionales de la comunicación, la psicología, la política o la informática, entre los que he tenido el gran honor de participar. Podéis encontrarme en el minuto 12:53 y en el 14:20.

Cumpleaños en cuarentena

Primero fue el cumple de Nora en marzo, después el de su padre en mayo mientras estábamos confinados en casa por el estado de alarma. En aquella época nos aliviaba pensar que celebraríamos el mío en septiembre por todo lo alto, con vacaciones y viaje incluido.

Pero la realidad es caprichosa y el coronavirus también. Hoy 25 de septiembre estamos haciendo cuarentena por el positivo de una profesora del colegio, esperando a que nos llamen de Salud Pública para darnos instrucciones después de 4 días de aislamiento, en un fuego cruzado de la peor política de nuestros gobernantes y pendientes de las noticias para saber si nuestro barrio entra en los nuevas restricciones a la movilidad de una ciudad en la que se disparan los contagios.

Me pongo nostálgica y me acuerdo del día que pasé hace exactamente 11 años con Howard Rheingold, la visita al Prado, la comida y sobremesa con amigos… Vuelvo al post y veo que han desaparecido fotos que había insertado de Twitpic, o que ya no se puede reproducir una animación .swf, y acabo en la melancolía de la obsolescencia tecnológica.

Busco emociones para salir de esta situación, más allá del “tenemos suerte de no haber enfermado nadie en la familia”, y me alegra saber que hoy es el aniversario de la ratificación de los ODS, ese sueño al que nos aferramos para creer que todavía podemos construir un mundo más sostenible.

Suerte que tengo a Nora, que me llena de regalos con sus tarjetas mientras teletrabajo a su lado y solo pide paciencia para sobrellevar la situación. Mi deseo cuando sople las velas: ojalá el año próximo celebremos que, de verdad, encaminamos toda nuestra energía como sociedad para cuidar nuestra salud y la del planeta.

Entrevista en educación 3.0

Hoy cumplo 16 años en este espacio que nació un 7 de julio de 2004 para investigar sobre el formato blog como herramienta de comunicación. Si esta criatura fuera de carne y hueso, habría salido de la ESO y estaría a punto de comenzar el Bachillerato en un entorno educativo muy incierto.

Varios meses de confinamiento debido a la pandemia del coronavirus han dado el último empujón a un sistema que se tambalea por muchos motivos. En esta entrevista que han publicado en Educación 3.0 reflexiono sobre estos aspectos en tiempos difíciles. Además, por primera vez en los diez años de la revista abren sus contenidos para que se puedan leer online, de modo que solo hay que registrarse para acceder a la entrevista completa.

Entrevista en Revista Educación 3.0

Antonio Rodríguez de las Heras, un maestro

Pienso en Antonio Rodríguez de las Heras y brotan tantas sensaciones y buenos recuerdos que me cuesta ordenarlos de una forma medianamente coherente.

Imagen de Antonio Rodríguez de las Heras en Wikipedia.

Hace muchos años que tuve la suerte de conocerle y desde entonces aprender de él. Cruzamos caminos en el Comité Científico de la Revista Telos y como autores en algunos números, en los pasillos de la Facultad de Humanidades, Comunicación y Documentación de la UC3M, en varias ediciones de la Semanas de Cultura Digital de su querido Máster, en actividades de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en Salamanca, en ciclos de la Fundación Telefónica, en los laboratorios de Medialab-Prado y en diversas publicaciones.

Tuve incluso el enorme placer de contar con su magisterio en mi Tribunal de Tesis el 28 de octubre del año pasado. Y, con ello, la suerte de que le conociera mi familia, porque considero que es un regalo poder conocer a una persona tan buena, tan sabia y tan generosa.

Mi última foto con él en la lectura de mi tesis, la última conversación, la última comida 🙁

Son muchas sus virtudes y enorme su legado. Afortunadamente hay todo un acervo digital disponible en la red para quien quiera profundizar en su obra: artículos, vídeos, entrevistas, libros, etc. Y, desde el viernes pasado, una página en Wikipedia donde amigos y discípulos le rendimos un merecido homenaje con la magia del hipertexto que él supo definir tan bien en sus inicios.

A mí, personalmente, lo que más me gustaba era escucharle. Coincido con Enrique Villalba en que era un comunicador superdotado. Me fascinaba entregarme a sus ponencias como quien se escurre en una butaca de un cine de verano cuando se apagan las luces. Entraba entonces en escena el gran contador que era, el poeta capaz de conectar la cultura antigua con bits y pixeles. Maestro de la metáfora, nos llevaba por senderos mágicos con su voz cálida y su capacidad para apasionarse y apasionar en las oportunidades de la fusión entre tecnología y cultura. Comenzaba su relato y nos envolvía con sus teorías de la palabra, la escrita y la oral, del aquí y del allá, de la arena y de la piedra, de lo especular y lo virtual, de lo natural y lo protésico… Un intelectual de tal nivel que no necesitaba trufarse de autores para reivindicar su sabiduría. Un humanista alejado del discurso apocalíptico. Un entusiasmado de la evolución cultural. Un maestro. Gracias eternas. D.E.P.

Primavera confinada

La primavera confinada hace que la naturaleza busque su camino sin la intervención de los humanos. Desde mi terraza tengo el privilegio de ver algo tan hermoso como este espacio vecinal que es Esta es una Plaza y asistir a su florecimiento en estos días. Pasa el cursor para apreciarlo 🙂

Vivo en Lavapiés desde 2004, a tan solo unos metros de Esta es Una Plaza. Tan cerca, pero tan lejos ahora que está cerrada. […] La conocía, pero no la habitaba. Yo iba y venía, pasaba a su lado, pero no pasaba adentro. No  fue hasta que llegó Nora en 2015 y todo cambió. Empecé a vivir otro Madrid, un distrito centro con un bebé, un carrito, calles estrechas y escasos espacios verdes. Y ahí es cuando la Plaza empezó a tener otro significado para mí.

Extracto de mi homenaje a este espacio. Texto completo en Esta es una Plaza.