Archivo de la categoría: Credibilidad

Publicidad pseudo-engañosa

publicidad_monedas_pais_p.jpgHace unos días hablábamos de la delgada línea que separa información y publicidad en referencia concretamente a la portada de Marca y el logo de Movistar. El tema viene de nuevo a colación con una publicidad sobre venta de monedas romanas publicada por El País el pasado 3 de abril. En su columna del pasado domingo, el defensor del lector de El País concluía que dicha publicidad no debería haberse publicado. Las razones principales que se exponían eran la inconveniencia del texto que indicaba que las monedas provenían de un “reciente hallazgo” -lo cual no era cierto y además sería ilegal si así fuera- y la semejanza en la forma de presentar el anuncio, su tipografía y maquetación, con el estilo propio de la información de El País. A continuación se ofrece un link a una imagen más grande de la publicidad en pdf.
Lanzamiento público de monedas romanas con más de 1.500 años de antigüedad

ContracaMpaña

marcaM.jpg
La campaña publicitaria de Movistar se ha colado en las páginas de información. Así lo demuestra el blog Merodeando con una portada de Marca. Este diario no es el único que se ha prestado a los cantos de sirena publicitarios. Creo recordar haber visto esta misma estrategia en alguno de los gratuitos durante la semana pasada. Las reacciones no se han hecho esperar en la blogosfera y ya ha surgido una contracampaña a la propia publicidad de Movistar.

La frontera entre publicidad e información ha sido tradicionalmente motivo de pugna entre la redacción y el departamento comercial en un medio de comunicación. La solución solía pasar por el consenso en una serie de pautas diseñadas para ayudar al público a diferenciar los contenidos informativos de los publicitarios, como podía ser la maquetación en cuadros independientes o la firma en los publireportajes. En los últimos años, sin embargo, estamos viendo que la habilidad de los departamentos de marketing por ofrecer puestos más arriesgados y golosos a su cartera de anunciantes está en continuo desarrollo. Cuanto más cercana a la información, cuanto más integrada en la misma, más eficaz parece ser la publicidad. Y más cara, por supuesto.

Hace unos años se hablaba del product placement como una de las técnicas más arriesgadas en televisión. Hoy se superan con guiones diseñados desde el comienzo con una orientación al marketing paralelo (por ejemplo, grupos de música que nacen en la serie y montan bolos fuera de ella, como ocurre en Los Serrano de Telecinco), con la revelación de datos de un programa “sólo durante la publi” (como en los reality shows de mayor audiencia), con la información que envuelve literalmente una publicidad en los magazines (por ejemplo, El País Semanal) y así un largo etcétera.

Actualización: Acabo de ver que también hablaban de la portada de Marca en Periodistas 21, en cuyos comentarios se aportan más datos sobre las apariciones de “esta M”.

Retirar publicidad por artículos negativos

La empresa Mark & Spencer ha decidido retirar su publicidad de una serie de diarios ingleses en descontento con algunos artículos que habían publicado sobre la firma.

En un entorno de prensa independiente y ciudadanos críticos, este podría ser un caso de movilización civil donde se defendiera la libertad de información y se castigaran las actuaciones del estilo de Mark & Spencer con caídas en sus ventas. Sin embargo, esta visión idealista se sumará de nuevo, presumiblemente, a la tendencia conservadora por parte de la prensa a no criticar a quien le da de comer.
Más información: PD y The Guardian (ambos requieren registro previo).

Especial de El País 10.000

La defensora del lector del diario El País, Malén Aznarez, contesta hoy a las críticas de algunas personas sobre el contenido del especial conmemorativo de los 10.000 números de este periódico el pasado 18 de octubre. Uno de sus argumentos se basa en recurrir a la gran defensa de las prisas inherentes al trabajo periodístico, a pesar de tratarse de un especial que no cuenta con los mismos condicionantes que la edición diaria y que ella misma reconoce:

“Y sí, hemos tenido más de 28 años para preparar este especial… Pero créanme, si no lo hubiéramos hecho a última hora y con todas las prisas del mundo esto no sería un periódico”

Lo más sorprendente es, sin embargo, que recurra al volumen del especial para justificar el trabajo que supone y añade

“Y si tenemos en cuenta que sus 290 páginas son el equivalente a tres periódicos de 96 páginas (unas 170.000 palabras escritas por más de 100 autores), el resultado final, creo yo, no es para fustigarse”

Sería conveniente puntualizar, además, que prácticamente la mitad de esas 290 páginas son publicidad, por lo que ya nos quedamos en torno a las 145. Ciertamente, no se trata de fustigarse, sino de reconocer una crítica razonable.

Esta semana hemos comentado en clase uno de estos artículos, “España, ante el reto de la sociedad de la información”, y hemos detectado que la mayor parte de los gráficos no están explicados. Faltan elementos de análisis que den pistas para su interpretación, como comparativas que faciliten su lectura. Algunos ejemplos:

internet1.gif

¿A qué se debe ese gran aumento de Asia en número de internautas con respecto al resto de la población mundial?
internet2.gif

¿No sería más realista reflejar el número de internautas de cada país en relación al total de su población y no como términos absolutos?

¿Cómo eran estos porcentajes en periodos anteriores?
¿A qué se puede deber esa mayoría que se conecta desde su casa?
internet4.gif

¿Por qué los cinco diarios con mayor tirada del mundo son japoneses? ¿En qué puesto quedaría en esa lista el diario El País?
internet5.gif

¿Qué puede explicar que Perú aparezca en el noveno puesto mientras que España ocupa el número 25 en el total de periódicos por cada 1000 lectores?
internet6.gif

¿Por qué se prevé que los ingresos por publicidad aumenten en el próximo ejercicio, mientras se espera también una tendencia a la baja en el reparto de publicidad en medios con respecto a la prensa? ¿Hay más inversores en el reparto?
internet7.gif

Si el número de periódicos digitales ha aumentado en Estados Unidos de 900 a 1208 en los cuatro años de análisis, ¿por qué no se intenta reflejar más fidedignamente ese porcentaje en la proporción visual del gráfico?. Es cierto que no hay espacio para seguir los mismos tamaños tomados para el resto de países, pero la solución a la barra quebrada distorsiona la proporción real.Se entiende que los artículos de fondo están precisamente para eso, para situar los datos en su contexto, ofrecer análisis y dar pistas para su interpretación.

Los seis mayores grupos de comunicación en España

A través del boletín del MMLab de la Universidad de Navarra descubro un estudio de Mediacción donde se analiza la composición de los seis mayores grupos de comunicación españoles. En este documento se hace una radiografía de los medios de prensa, editoriales, televisión, cine, radio e internet que poseen estos seis grupos mediáticos: Telefónica de Contenidos, Grupo Prisa, Sogecable, Grupo Planeta, RTVE y Vocento. El acceso al estudio es libre, pero requiere de registro previo en la página.
La facturación total de estos seis grupos en el 2003 supera los 6000 millones de euros, siendo la más voluminosa la de Telefónica de Contenidos. Sin embargo, es el grupo Vocento con 648 millones de facturación el pasado año quien obtuvo el mayor resultado neto de beneficios: 184 millones de euros. En cambio, destaca el resultado negativo de Sogecable y RTVE (con 334 y 618 millones, respectivamente). RTVE lleva años arrastrando una deuda millonaria que no extraña demasiado a la vista de los datos que se están conociendo últimamente, como el del contrato de TVE a Jordi González por 2,4 millones de euros en la temporada 2000-2001.
Este tipo de iniciativas, que rastrean los movimientos empresariales de los grupos mediáticos y establecen un mapa de relaciones entre ellos, cuenta con una gran tradición en Estados Unidos en lo que se conoce como MediaWatch o Media Ownership. A este género pertenecen los proyectos The Big Ten de The Nation y Who Owns What del Columbia Journalism Review (más actualizado).
Estos seguimientos son herramientas imprescindibles, tanto para el periodista como para el público en general, para entender el contexto del entorno mediático. Es un hecho que las empresas periodísticas se suelen destacar por ser uno de los sectores menos transparentes en cuanto a su composición. Es por ello también responsabilidad del periodista dar a conocer estos entramados a los ciudadanos para que dispongan de ellos como instrumentos de análisis en su interpretación del mundo.

Actualización, 27/10/2004:
Mapa de los principales diarios internacionales, según el Washington Post