Aprendizaje invisible o los modos de ver la educación

ACTUALIZACIÓN 31-03-2011
Todos los contenidos de la conferencia de Cristóbal Cobo el 29 de marzo en EOI en el blog OPEN: vídeo, presentación en prezi y crónica del evento.

¿Has oído hablar del Aprendizaje Invisible? Quizás te suene por el icono que lleva meses en la columna de la izquierda de este blog. ¿Invisible porque no se puede ver o porque no se suele mirar? ¿Invisible porque es informal o porque se considera irrelevante? ¿Invisible porque es un modo de ver? Muchas preguntas para un binomio inquietante: aprendizaje + invisible.

Este binomio nació como un proyecto de investigación y de llamada a la participación colaborativa y culmina ahora con un libro que se publicará en abril. Con ese motivo y como primicia, el próximo martes puedes conocer con Cristóbal Cobo, investigador del Oxford Internet Institute y uno de los autores del libro Aprendizaje Invisible, en la que es su primera conferencia en Madrid. Será en EOI Madrid a las 18h de la tarde y está abierta al público, tanto en formato presencial (apúntate aquí) como por streaming en http://live.eoi.es. Es también la primera presentación del libro, por lo que no dejes de venir si tienes la oportunidad de acercarte.

Cuándo: 29 de marzo, 18h.

Dónde: EOI Madrid. Avda. Gregorio del Amo, 6. 28040 Madrid

Cómo: Registrándose en este formulario.

Más información en BLOG OPEN EOI.

En el siguiente vídeo te ofrecemos un adelanto de su paso por TEDxLaguna

Tomando Madrid en bici

El sábado pasado hicimos una ruta por la ciudad con uno de los voluntarios del grupo En bici por Madrid. Había oído hablar de ellos y su iniciativa Biciviernes de boca de Antonio Lucio, Director de la Fundación Movilidad, el pasado verano en el taller que compartimos en la Expo de Shanghai. En septiembre me traje la vieja Orbea de la casa familiar y me propuse empezar a usar la bicicleta en mis trayectos urbanos. Les busqué pero no di con ellos en esa ocasión.

Madrid no es especialmente una ciudad bien adaptada a la bicicleta (los carriles bici no me resultan operativos, rodean la ciudad pero no la cruzan) y entre mi falta de práctica y el accidente de bici de un compañero por esas fechas, decidí dejarlo para la primavera.

Así fue que hace unos días, María Elena Cueva, una ex alumna del Global MBA EOI, les mencionó en Twitter y así es como pude encontrar a este grupo de voluntarios aficionados a la bici y sensibilizados con su uso urbano. http://www.enbicipormadrid.es/ Esta vez no hicimos un biciviernes, pero sí un bicifinde.

Les escribí y al siguiente fin de semana ya teníamos a Martingala esperándonos en la puerta de casa para acompañarnos a una primera ruta por Madrid. Nos contó que son cinco miembros, tres arquitectos, él que es músico y un ingeniero. Entre los cinco mantienen la web y se van repartiendo las rutas para acompañar a los iniciados en las bicis o aquellas personas interesadas en conocer la forma más segura y viable de llegar a su destino en el trabajo. El pacto es claro: totalmente voluntario, gratuito (sí, extraña en los tiempos que corren este tipo de entregas solidarias) y acompañamiento puerta a puerta.

Te llevan y te traen. Te cuidan durante todo el camino. En fila india, parando en los cruces, señalizando con los brazos, parando para esperarte, explicándote las mejores formas de hacer visible “siempre por el centro de la calzada”, etc.

Todo a cambio de que lo cuentes y animes a más gente, para que cada vez seamos más personas que usemos la bicicleta como un medio de transporte natural y muy saludable para nuestros desplazamientos por la ciudad. Para tomar Madrid en bici.

Así fue como acabamos el sábado pasado dando un paseo por el Manzanares y pronto haremos el camino a Metropolitano, para llegar a EOI. Tengo que ir pensando en una bici de marchas. Mi Orbea de Verano Azul no parece lo más indicado para las cuestas madrileñas 🙂

Comunicar en red: web 2.0 y fundaciones

Artículo publicado en el último número de la Revista Cuadernos de la Asociación Española de Fundaciones y también accesible en su formato original en Slideshare EOI y en blog OPEN.

Documento relacionado: Vídeo de Fernando Egido de Banca Cívica en el curso La Web 2.0 y las Fundaciones en EOI.

COMUNICAR EN RED: Uso de las Web 2.0 como medio de transmisión y generación del conocimiento

Tíscar Lara, Vicedecana de Cultura Digital de la Escuela de Organización Industrial EOI

Las fundaciones, así como las empresas, los investigadores y los periodistas tienen a su disposición una serie de aplicaciones de la web social que facilitan su trabajo de producción de conocimiento, pero también la participación de sus comunidades para colaborar en la elaboración del mismo.

Estas aplicaciones tienen la ventaja de ser gratuitas, de mostrarse fáciles de utilizar y de hablar el mismo lenguaje que sus públicos, puesto que son las herramientas que están utilizando la mayor parte de los usuarios de internet.

Detrás de las aplicaciones de la web 2.0, también llamada web social, subyace una cultura comunicativa que debe ser compartida e interiorizada por toda organización que quiera sumarse a este nueva forma de compartir conocimiento en Red. Las claves de este nueva ecología comunicativa se basa en los siguientes valores:

Conversar. La comunicación deja de ser unidireccional. La comunicación corporativa no se concibe como un flujo lineal de impacto en medios de comunicación como vía preferente para llegar al público objetivo. En un entorno 2.0, la forma más natural de comunicación con el usuario es interactuar con él en los medios sociales en los que convive. Esto implica estar y participar de las redes sociales, construir vínculos de confianza y generar reputación, así como atender a las respuestas, demandas y necesidades de los interlocutores. En otras palabras, este cambio de modelo requiere de una actitud de escucha atenta y de una capacidad de respuesta ágil y directa.

Compartir. La cultura digital que se ha generado alrededor de los usos sociales de la Red está formada, entre otros factores, por cierta expectativa de generosidad, de abrir contenidos y de exponer públicamente los procesos de creación interna. Los contenidos se convierten en fuente y materia prima de las conversaciones, así como de reconocimiento de la autoridad y confianza de los organismos que pretenden con ello generar valor para sus comunidades. Estar en las redes significa aportar en las redes, como una forma de trazar lazos de confianza y sentimientos de pertenencia a las comunidades de referencia.

Colaboración. Las personas no sólo quieren acceder a la información y conversar alrededor de la misma, sino que también necesitan oportunidades de colaboración para participar de los procesos de producción colectiva. Esto tiene implicaciones tanto en lo que concierne a la apertura de los contenidos como en los canales de acceso a los mismos.

QUÉ PUEDE HACER LA DIRECCIÓN DE UNA FUNDACIÓN

  • Detectar aquellos ámbitos de mejora en los que poder introducir aplicaciones 2.0 de gestión de información y comunicación en la organización. No es necesario ni aconsejable implementar todas las aplicaciones en una primera fase.
  • Es recomendable comenzar por aquellas tareas que puedan dar resultados en un plazo más corto de tiempo y puedan suponer una eficiencia en la realización de las mismas. Por ejemplo, publicar la agenda de actos públicos en un formato de Google Calendar[1], para facilitar la suscripción de los usuarios y su incrustación en diversas páginas.
  • Identificar a los miembros de la organización que tengan una mayor cultura digital, predisposición a la comunicación en red y afinidad por el uso de la tecnología para invitarles a favorecer el cambio como líderes del proyecto. Su entusiasmo servirá de motor de contagio para el resto.
  • Explicar a la organización la importancia de los cambios y de participar de una cultura 2.0. Mostrar ejemplos de éxito de otras organizaciones similares.
  • Planificar un tiempo de experimentación. Hay que actuar con estrategia y objetivos, pero es fundamental asumir un tiempo de aprendizaje para explorar en un nuevo entorno digital con prudencia y actitud de escucha. Se puede experimentar en paralelo con la práctica de las distintas redes. Ya sea con un perfil bajo o desde cuentas personales, se recomienda practicar y aprender sobre los códigos comunicativos de cada red.
  • Experimentar con las herramientas colaborativas en el trabajo interno. Es la mejor forma de interiorizar los valores de la cultura digital y ofrecer una imagen coherente en la comunicación externa en las redes.
  • Observar y escuchar. Conocer a su público real y potencial en aquellas redes en las que se relacionan entre sí. Ver buenas prácticas y aprender del camino iniciado por otros.
  • Diseñar una estrategia de generación y divulgación de conocimiento en la Red, atendiendo a la relación esperada con los usuarios y manteniendo una lógica participativa entre todo el proceso. No se debe estar en todas partes por estar, ni utilizar todas las herramientas sin criterio definido, sino que antes se debe comprender el para qué y cómo de cada entorno.
  • La comunicación en la Red no es sólo responsabilidad de un departamento o de una persona destinada a ello, sino que debe ser parte de la cultura de la organización. Por eso es importante formar a todo el equipo en competencias comunicativas y digitales para aprovechar el potencial de la web social.
  • Las organizaciones, así como las personas, son nodos de relación en la web social que construyen su identidad digital a partir de su presencia y su actividad en la misma. Es importante cuidar la imagen que se quiere ofrecer y ser coherente con ella. En la Red somos lo que los demás dicen que somos, cómo nos relacionamos con ellos, qué compartimos, qué valor generamos y cómo conversamos. Estos elementos son claves en nuestra reputación digital.

POR DÓNDE EMPEZAR. Una breve hoja de ruta

  • Dar de alta una cuenta de Google Apps para interiorizar una cultura de comunicación y entorno de trabajo colaborativo dentro de la organización (correo, chat, documentos compartidos, páginas web, etc.). Esto se puede hacer en http://www.google.com/apps Hasta 50 cuentas de correo el servicio es gratuito y muy práctico para la experimentación. A partir de 50 cuentas se puede solicitar el plan gratuito para organizaciones sin ánimo de lucro e instituciones educativas.
  • Compartir fuentes de información a través de Delicious (http://www.delicious.com/) Cada miembro del equipo abre una cuenta en Delicious para organizar sus webs de referencia y crear así redes de conocimiento compartido. Como ejemplo práctico, se puede abrir una cuenta para ofrecer los enlaces a las menciones en prensa digital. Ej. http://www.delicious.com/prensaeoi
  • Abrir y mantener un blog como formato de publicación externa para informar a los miembros de la organización e interactuar con sus públicos de interés. El formato blog favorece un lenguaje más atractivo que las notas de prensa y resulta menos intrusivo pues los lectores pueden decidir cuándo leerlo e incluso suscribirse personalmente para recibir las novedades cuando se publiquen. Como ejemplo podemos destacar la red de blogs de Caja Navarra en http://comunidad.cajanavarra.es/ o la de la Escuela de Organización Industrial en http://www.eoi.es/blogs Para empezar no es necesario tener una instalación propia de blogs, sino que se puede experimentar con plataformas gratuitas como http://www.blogger.com y http://www.wordpress.com
  • Crear una cuenta en Flickr (http://www.flickr.com) para compartir las fotografías de la organización organizándolas por álbumes y clasificándolas con etiquetas que favorezcan su localización en buscadores. Si además se abren sus licencias de uso a fórmulas que permitan usos derivados más allá del copyright, esto garantizará que puedan ser utilizadas por otros usuarios. Como ejemplos podemos citar también EOI http://www.flickr.com/photos/eoi y Caja Navarra http://www.flickr.com/photos/cajanavarra/
  • Abrir y mantener un grupo en LinkedIn (http://www.linkedin.com) para plantear debates profesionales. Aquí es importante hacer una búsqueda selecta en LinkedIn y contactar con aquellos grupos con intereses similares para crear redes de valor e invitarles a discutir en los debates que se abran.
  • Abrir un perfil en Twitter para informar de las últimas actualizaciones en el blog, localizar fuentes de relevancia mediante la creación de listas, crear comunidad y ofrecer enlaces externos de interés. Como ejemplos se pueden explorar los perfiles de la Fundación Luis Vives en http://twitter.com/fluisvives, la Escuela de Organización Industrial en http://twitter.com/eoi y Caja Navarra http://twitter.com/cajanavarra
  • Valorar la pertinencia de crear perfiles en Facebook (http://www.facebook.com) para alcanzar públicos más generalistas.

A MODO DE CONCLUSIÓN: Cómo crear perfiles digitales y convivir en nuevas comunidades

Cada vez que queramos entrar en una nueva red social, es fundamental dedicar tiempo a conocer previamente sus formas de relación y comunicación para observar patrones y adecuarnos a las prácticas habituales.

1º. Amuebla tu casa

El nombre de usuario que se escoge en las redes sociales se convierte en cierto modo en una coordenada digital de referencia y parte de la dirección web de nuestro perfil en sus páginas, por lo que conviene que sea corto, consistente en lo posible (igual para todas las redes) y de fácil identificación. Hay que advertir que es probable que el nombre de usuario que se quiera seleccionar ya esté tomado por otra persona o colectivo, lo cual demuestra la importancia de fijar los perfiles digitales de la organización lo antes posible.

Antes de comenzar a crear contactos es necesario actualizar el perfil con elementos descriptivos que ayuden a su reconocimiento: imagen identificativa, título de descripción, ámbito de actuación, bio informativa, enlaces significativos, etc. Además de estos componentes del perfil, también es recomendable colgar contenidos de calidad antes de comenzar la expansión hacia otros contactos. De esta forma cuando vengan a observar nuestras páginas, tendrán más elementos de referencia para agregarnos.

2º. Visita a tus vecinos, crea red y conversa

Una vez configurados los perfiles, conviene localizar aquellos usuarios de interés en la red en cuestión para comenzar a tejer lazos e iniciar los contactos. De esta forma, comenzaremos a presentarnos en los nuevos barrios digitales que configuran las redes sociales. Así podremos avanzar construyendo relaciones de confianza con habitantes de la web social que participen de nuestras conversaciones, colaboren en nuestras iniciativas y nos ayuden a mejorar con sus aportaciones.

INprendedores de la educación: hackers, termitas y células

Este artículo forma parte del libro colectivo INprendedores: experiencias y reflexiones sobre el arte del intraemprendizaje dentro de las organizaciones (Cap. 14, PDF en Savia) que presentamos el próximo martes 15 de marzo en EOI con varios de sus autores. El acto es abierto al público, pero sólo los asistentes registrados dispondrán de un ejemplar en papel, así que no olvidéis apuntaros AQUÍ!!!  Os esperamos

INprender en el mundo educativo: abriendo procesos, prácticas y resultados. Tíscar Lara

Se habla mucho del nativo digital, de la visión de los estudiantes de hoy, de la necesidad del profesor de adaptarse a las nuevas tecnologías, de repensar su rol en la educación, etc… pero poco de aquellos profesores INprendedores que con tecnología low-tech abren el camino para quienes vienen detrás, en un trabajo silencioso, sin prisa pero sin pausa, que en su avance va transformando el sistema educativo desde dentro.

Ser digital se corresponde con una cultura abierta a la conversación, al aprendizaje permanente, a la libre circulación de ideas y a la construcción colectiva de conocimiento. En este sentido, hay profesores de los llamados “inmigrantes” por generación que son mucho más digitales que sus alumnos más jóvenes. El profesor INprendedor ya lo era antes de internet pues es parte de su forma de entender la educación, abriendo senderos y buscando más preguntas que respuestas. Antes, los medios eran limitados y el horizonte se dibujaba en la proximidad, en los compañeros de claustro, en las revistas educativas y en los congresos de profesorado. Con internet, sus capacidades de compartir experiencias y aprender de sus iguales, en un verdadero proceso p2p, se expande sin límites geográficos o temporales. Internet es la escuela globlal, el claustro global, el laboratorio global.

1. ¿Por qué son INprendedores?

En este libro hemos aprendido que INprender no depende de una gran empresa u organización. INprender es una actitud de mejora, de motivación por cambiar las cosas desde dentro, de modificar el entorno más próximo desde el contagio del entusiasmo, de crear nuevos escenarios desde visiones comprometidas, de no esperar las soluciones desde fuera, sino de responder con un “qué puedo hacer yo por ello” y ponerse manos a la obra desde la intuición y el entusiasmo.

Son INprendedores porque lo hacen desde el corazón del sistema, a pie de aula. Son profesores que por el día se esfuerzan por motivar a sus compañeros en el claustro, por influir siempre que es posible en las decisiones tecnológicas de sus centros y por mostrar a la comunidad educativa las buenas prácticas realizadas con sus alumnos. Son aprendices que por la noche escriben en sus blogs, producen contenidos y participan en comunidades de práctica con otros maestros ávidos de nuevos conocimientos.

Son subversivos en sus propias prácticas, aunque no sea su principal objetivo ni sean conscientes de ello. Los profesores INprendedores están centrados en aprender más y mejor para enseñar más y mejor. La revolución no es lo suyo, pero la provocan sin darse cuenta. De una manera silenciosa y reposada cuestionan el sistema educativo tradicional y proponen alternativas al modelo. No necesitan esperar a que sus empresas, sean públicas o privadas, les doten de plataformas digitales o tecnologías de consumo. Porque cuando llegan, llegan tarde y ya son irrelevantes. No quieren esperar y tienen medios a su alcance para INprender. Prefieren mirarse en los bolsillos, desempolvar carpetas y hacen usos creativos con lo que tienen. La web 2.0 o tecnología de lecto-escritura low cost, donde forma y contenido se disocian, donde muere el software complejo de edición local y se impone la gestión en la nube, les ha permitido hackear el sistema educativo.

Blogger, Wikispaces, Slideshare, Gmail, Gdocs, Gsites, YouTube, Ning, etc. son sus armas. Y son legión porque no están solos, porque gracias a la visibilidad de internet y a tener una voz pública en esas plataformas, se identifican, conectan, comparten y se transforman a sí mismos, cambiando su método educativo en el proceso. Son hackers que creen en otra educación posible y que sencillamente la crean al practicarla.

Son profesores que sin conocimientos de informática se miran en el espejo del software libre, de igual forma que adoptan como suyas las licencias de Creative Commons sin apenas conocimientos de legislación. No saben de otras disciplinas, pero se aproximan a ellas y aprenden fácilmente cuando se reconocen en códigos comunes. Son las termitas de las viejas instituciones y al mismo tiempo las células que construyen el tejido de las nuevas, aquellas que empiezan a nacer de nuevas estructuras de legitimación donde el valor de compartir conocimiento es un factor clave. Los profesores INprendedores son parte del cambio y el cambio es, en gran medida, gracias a ellos.

Seguir leyendo INprendedores de la educación: hackers, termitas y células

Metodología EOI: Lo abierto más allá de lo digital

Entre tanta incertidumbre, tanto dogma sobre el cambio en la educación, tanto discurso catastrofista o complaciente, es el momento de hacer con la mente y de pensar con las manos*, de prototipar constantemente, de explorar y avanzar, de analizar el trazo del sendero y de redibujar la ruta aprendiendo de los errores. Es lo que intentamos hacer en el modelo educativo que estamos construyendo día a día en EOI y que queremos  explicar en el siguiente documento Escuela digital, abierta y colaborativa

EOI-METODOLOGIA

Partiendo del mobile learning, el design thinking y la educación expandida como referentes, se hace un recorrido por las distintas herramientas que se utilizan en nuestros programas (como el aula virtual, los blogs, las google apps y las redes sociales) pero también la impronta de cada una de ellas con la creación de comunidad, la autoría pública, el trabajo colaborativo y la identidad digital como ejes básicos de lo que significa construir una experiencia de aprendizaje en red.

Pero como lo abierto es una característica innata de lo digital, pero va mucho más allá y lo trasciende, en EOI también se tejen toda una serie de iniciativas que lo cristalizan en múltiples direcciones. Más de 10 miradas sobre lo OPEN que te invitamos a explorar en el PDF de Escuela digital, abierta y colaborativa que podrás encontrar en SAVIA.
Fuente: LegoLab.

Nota al pie: Quien me conoce desde hace mucho tiempo, me echa de menos en este blog, en el correo electrónico, en los eventos, en el chat, etc. También es cierto que quien me conoce sabe que no estoy ausente sino concentrada en la gestión de proyectos que requieren de tiempo, dedicación y mucho cariño. Todo tiene una explicación y este documento es parte de ella. Son estos proyectos en los que vivo entregada en EOI y que me han dado la oportunidad de aprender trabajando en lo que más me gusta: conocimiento abierto, cultura libre, tecnología colaborativa, identidad digital, etc. Soy consciente de que son unos de esos regalos que pasan una en la vida y hay que mimarlos como se merecen 🙂

  • * Pensar con las manos. Una hermosa frase que tomo prestada de un apócrifo. Hasta donde he podido averiguar, sé que tiene reminiscencias procomuneras y hasta flamencas, pero no importa, me sabrán perdonar. No hay mejor reverencia que la referencia 🙂