Mi primer post: I´m glad you found my bottle

He aquí mi primer post. Encontrarme ocho años después con estas palabras tan ingenuas me ha emocionado. Acabo de volver sobre mis pasos gracias al Wayback Machine que archiva el histórico web para recordar la impresión que sentí al ver por primera vez un blog cuando aún se llamaban “weblogs”.

Confieso que venía rodeado de muchas cosas automáticas que no entendía, como aquello del permalink, los trackbacks, el concepto de “sindicar” otras fuentes de información, etc. Pero no importa. Lo más importante fue la sensación de libertad y autonomía que sentí al publicar ese primer post en un segundo.

Yo, siempre a caballo entre el periodismo y la educación, venía de esforzarme en enseñar editores web que resultaban demasiado complejos a maestros y periodistas. Había llegado el momento de abandonar Front Page y Dreamweaver, de olvidarse de distinguir entre local y ftp, de los enlaces relativos y los absolutos. Por fin una tecnología nos daba el control suficiente para hacer lo que sabíamos y lo que necesitábamos: centrarnos en el mensaje, separando contenido de forma, para componer fácilmente y crear páginas/posts de una manera sencilla y directa. No había nacido WordPress y apenas había plataformas gratuitas (Blogger empezaba a dar sus primeros pasos). Ahora es fácil reconocer el valor de los blogs cuando la película ya ha avanzado tantos capítulos, pero si de una sensación estoy segura es de haber percibido ese potencial en aquel instante.

Y esta búsqueda en las raíces viene a propósito de la conferencia que dio Isaac Mao recientemente en EOI. Después de su charla fuimos a la presentación de Google Art project en el Museo Thyssen-Bornemiza y allí, ente canapé y canapé, nos pusimos a recordar nuestros inicios como bloggers.

En la conversación apareció una mágica coincidencia y es que ambos habíamos coincidido en marzo de 2003 en Harvard. Yo arrancando mi primer blog, en el proyecto de Weblogs at Harvard que lideraba Dave Winer en aquel tiempo dentro del Berkman Center, y él invitado a un workshop de bloggers asiáticos. No nos conocimos en aquel tiempo, pero it was meant to be que diría alguien espiritual como él. Y aquí estamos ocho años después unidos por el sharism, de Harvard a Shanghai pasando por EOI Madrid y hasta por RTVE 🙂

El sonido del cáncer: voces de vida

El sonido del cáncer es el sonido de sus protagonistas. Hombres, mujeres y niños que sufren o han sufrido esta enfermedad y quieren compartir con todos nosotros su experiencia a través de esta campaña de sensibilización de la Asociación Española contra el Cáncer.

Ellos nos regalan su optimismo, sus sentimientos y sus ganas de vivir. Nosotros podemos y debemos hacer de espejo y devolverles parte de la ilusión que nos transmiten. Es fácil. En los siguientes enlaces tenemos la oportunidad de escucharles, escribirles un mensaje de texto e incluso grabar nuestras propias palabras. Yo ya lo he hecho en su app de Facebook. ¿Te animas tú también?

http://apps.facebook.com/elsonidodelcancer/

https://www.aecc.es/elsonidodelcancer/

http://www.youtube.com/aecc

http://twitter.com/aecc_es


Pd. Gracias a la aecc por invitarme a amplificar el mensaje.

Wellcomm 2011: aprendiendo a ser móviles

El móvil suena y se escucha, vibra y se siente, y ahora también brilla y se acaricia con las yemas de los dedos. 2011 será el año de explosión de la conectividad en movilidad y eso modificará nuestra manera de acceder y consultar la información, pero también la forma de comunicarnos con palabras e imágenes desde lo más íntimo a lo más global a través de las redes sociales.

Ninguna otra infotecnología se ha expandido tanto y tan rápido a uno y otro lado del Ecuador. Mientras la industria y el mercado se debaten entre lo abierto y lo cerrado, entre Android o Apple, entre lo urbano o lo residencial, entre la web o las apps, las personas se conectan y aprenden a relacionarse desde sus identidades digitales.

Los teléfonos móviles, de bolsillo o sus hermanos mayores los tablets, serán las prótesis que amplificarán nuestra capacidad para trabajar, aprender, entretenernos y comunicarnos en este nuevo año que estrenamos. Así como parece misión imposible comprar un móvil sin cámara de fotos, lo será cada vez más encontrar un móvil sin pantalla táctil y tarifa plana de internet. Comunicarnos desde cualquier lugar y en cualquier momento con las manos, con la voz y con la mirada tendrá efectos en todos los ámbitos de nuestra esfera personal y social. Nuestra mano hecha ventana al mundo es la oficina, la escuela, el atelier y el club pegados a nuestra piel, el puente necesario entre nuestra huella física y digital.
El móvil es lo último que tocamos antes de entregarnos al sueño y lo primero que activamos al despertar. Y ahí seguirá el dinosaurio, pero esta vez convertido en nube etérea donde residirán nuestros contenidos, emociones y pensamientos en interacción con el resto de habitantes de esas redes. Esos mismos usuarios que saltan de los límites de la agenda de contactos y nos invitan a la conversación global. Entre juegos de etiquetas y tejidos de información, aprenderemos a dialogar con otros lenguajes y personas en otros tiempos y espacios. Aprenderemos a ser y estar móviles. A movilizarnos.

Texto de mi contribución desde EOI al informe Perspectivas de la Comunicación 2011 de Well-comm.

View more presentations from wellcomm.

Conferencia de Isaac Mao: Digital Economy and Society in China

Actualización: Vídeo de su conferencia íntegra en EOI y del paso de Cámara Abierta RTVE por la Escuela.

Isaac MaoHace unos años que oí hablar del Sharism o el acto de compartir como energía clave de esta sociedad digital. Fue de la mano de Isaac Mao en aquel monográfico FreeSouls en el que también participaban autores como Yochai Benkler, Joi Ito y Howard Rheingold.

En aquel ensayo, Mao ya anticipaba las claves de su teoría sobre la distribución social de poder en un mundo digital visualizado como un gran cerebro conectado. Una de sus máximas es “The more you shared, the more you get shared” y no puedo evitar que me recuerde a otra hija del procomún: “la mejor manera de proteger algo es hacerlo público”.

Afortunadamente, el verano pasado pude conocerle en persona en Shanghai en el workshop que compartimos sobre Ciudades y Tecnología, y ahora tenemos la oportunidad de escucharle en su primera visita a España en la conferencia que dará en EOI Madrid sobre Economía Digital y cultura de redes este próximo miércoles día 9 a las 18h. El acceso es libre hasta completar aforo, pero no olvides apuntarte aquí.

Como se puede comprobar, el currículum de Mao es tan impresionante como difícil de clasificar (ver LKDN y TW). Se mueve entre los campos de la tecnología, el periodismo y la educación con una gran capacidad para crear empresas, impulsar fundaciones y apoyar nuevos proyectos sociales desde su trabajo en China. Reconocido principalmente por ser uno de los primeros bloggers chinos con dimensión internacional, Isaac Mao es miembro de instituciones de gran peso en el campo de la ciencia y la tecnología como son el Berkman Center en Harvard y Arts Futura en Europa.

Página en Facebook: http://www.facebook.com/tiscarcom

Ya tenemos página en Facebook. Concretamente en http://www.facebook.com/tiscarcom

Hacía tiempo que tenía ganas de experimentar con una página en FB para aprender más sobre su potencial y ver sus diferencias con el grupo y con el usuario. [[Y confieso que, consciente de su imposibilidad, es también una manera también de intentar poner orden en esa frontera difusa entre la persona y su obra, entre la imagen y el logo, entre mi yo y mi blog]]

Cuando empecé a agregar amigos en Facebook me puse como norma no admitir a nadie que no conociera físicamente. Pronto se hizo insostenible pues hay mucha gente que “conozco” virtualmente y mucha otra que esperaba en el buzón de los olvidados a que yo les diera paso. Me sentía un tanto incómoda con peticiones por aceptar o denegar y, dado que yo uso FB de una manera bastante abierta (sin fotos ni otro tipo de contenidos privados) me parecía un tanto absurdo “restringir” el acceso en un espacio tan poco comprometido.

Ahí mi criterio empezó a ser más laxo y me empecé a cuestionar si más que querer ser “amigos” míos su solicitud no era más que una forma de mostrar cierta simpatía por el blog. En eso estaba hasta llegar a este punto: más de 1500 “amigos” y más de “500” que esperan querer serlo. Por eso me planteaba la utilidad de una página para expandir esas relaciones y la posibilidad de empezar de cero en el usuario personal para restringir los círculos. Sigo sin tener claro que esta sea la deriva natural pues si ya el concepto “amigo” me resulta problemático en sí mismo, más si cabe el de “fan” 🙂 Pero mientras lo digiero, lo pienso y lo practico, me he dedicido a probar con la página y aquí está: http://www.facebook.com/tiscarcom

La primera dificultad ha sido fijarle el nombre en la URL pues el sistema no me dejaba escoger http://www.facebook.com/tiscar.com El mensaje que me devolvía es que ese usuario “tiscar.com” no estaba disponible. Busqué esa URL inexistente y la única explicación lógica que se me ocurre es que FB intenta protegerme a mí misma bloqueando esa declinación sobre el perfil que ya existe http://www.facebook.com/tiscar y que tengo yo 🙂 Pero a ver quién es capaz de decírselo a FB…Toc Toc

Así que, aunque rime con Tigretón, no queda otra y se queda sin el punto 😉 http://www.facebook.com/tiscarcom