Ciudades digitales

  • Giving is receiving – Believing is seeing. Imagen furtiva tomada en una calle de Amsterdam.

Escribo desde Shanghai, en donde estoy participando en el workshop que dedica este año ASEF (Asia Europe Foundation) al desarrollo de ciudades sostenibles: Transforming Lifestyles. Designing sustainable cities (pdf). El objetivo de este encuentro, también organizado por Casa Asia y Madrid Global, es reunir a jóvenes profesionales de ambos continentes y tejer redes para desarrollar proyectos entre ambos continentes. Los participantes, en su mayoría arquitectos, paisajistas y gestores culturales, son seleccionados en sus países de origen por su perfil de Young Urban Leaders, personas capaces de tomar decisiones sobre el futuro de sus ciudades.

En mi caso, he venido invitada por Casa Asia para debatir sobre cuestiones en torno a la relación entre Ciudades y Tecnología. En mi exposición he realizado un recorrido por conceptos clave como son Digital Literacy, Digital Culture, Digital Citizenship y Digital Cities. Dentro del mismo panel he tenido la oportunidad de conocer a Isaac Mao, una persona brillante que entiende internet como un espacio de libertad e inteligencia colectiva (como ya nos avanzó en su teoría de sharismo).

Esta es la presentación que he utilizado (hay alguna diapositiva que se ha descuadrado al subir el documento, pero lo corregiré a la vuelta).

ABSTRACT&DEBATE

Digital Literacy as a way to build Digital Citizenship, as it has to do with learning about participatory culture, creative expression, digital identity and open knowledge.

Digital Culture is shaped by processes of accessing, producing and sharing information by citizens through digital technologies. In order to understand our digital practices as network society, we need to look at trends such as Remix, ProAm, DiY, p2p and Viral culture.

Urban planners and city governments have the mission to provide structures and produce contexts for digital citizenship practices in order to enhance more participation in society. The drive concept to design the future is Open: open technologies, open data, open knowledge and open science for open cities and open citizens.

The talk try to bring knowledge on this field, showing creative and active collaborative projects of citizens in urban commons labs.

Questions for the debate:

How does digital identity contribute to build open cities?

Is mobile learning the next technology for education?

How can urban labs produce contexts for participatory culture?

Is visualization of open data a key factor for citizenship awareness?

Are social network sites the next digital cities?

From “what are you doing?” to “what’s happening?” in 140 steps. Are we moving from personal daily life to profesional digital identities?

Tíscar.com cumple hoy seis años y lo celebramos en ABC

Hoy este blog cumple seis años. En este tiempo cambié de casa y de trabajo, pero no de afectos e intereses, que no han hecho más que multiplicarse gracias en buena medida a este espacio de mi yo digital…
Antes de ponerme melancólica, mejor paso a los datos: 2.192 días, 1.237 entradas, 4.381 comentarios e infinidad de #cosasquenuncatedije que celebro hoy en esta entrevista que me ha hecho Bárbara Yuste para su sección Medios y Redes en ABC.

ENTREVISTA EN MEDIOS Y REDES DE ABC

Tíscar Lara es vicedecana de Cultura Digital en la Escuela de Organización Industrial (EOI). Bloguera incansable, dedica todos sus esfuerzos a «evangelizar» en el uso de las tecnologías y su aplicación a diferentes ámbitos de nuestra vida, especialmente al mundo educativo.

¿Cuántos años cumple tu blog?

Tíscar.com cumple 6 años. Nació un 7 de julio de 2004. Estuve durante unas semanas haciendo pruebas con una instalación de WordPress.org y finalmente me decidí a alojarlo en el dominio que tenía aparcado desde unos años antes y que coincide con mi nombre. Sin embargo, no es mi primer blog. En 2003 abrí uno en la plataforma de Blogs de Harvard dentro de un proyecto que conocí estando allí al leer un artículo en ABC: “El blog: ¿todos periodistas?” (ver Hemeroteca). Se puede decir que el 27 de marzo de 2003 fue el día en que conocí los blogs.

¿En qué temas se centra principalmente?

Hablo de comunicación y de educación, y principalmente de su relación con la cultura digital (conocimiento abierto, web social, alfabetización digital, procomún, etc.). El blog ha sido mi escuela personal, un modelo de educación expandida que me ha permitido aprender sobre los usos sociales de la tecnología web y mejorar mis competencias digitales al invitarme a buscar, leer, contrastar, debatir, compartir y reflexionar en público sobre aquellos temas que me iban interesando y que en estos años han derivado a nuevos campos emergentes.

¿Con qué objetivos nació?

El blog nació para servir de cuaderno de campo a la tesis doctoral que inicié en 2003 sobre la construcción de identidad profesional de los periodistas en sus blogs personales. Durante el primer año estuve leyendo y observando a la comunidad de periodistas en castellano que comenzaba a publicar sus blogs. En 2004 di el salto al blog bajo mi propio dominio para reflexionar desde la práctica sobre aquellas preguntas de investigación que iba formulando (la frontera entre lo personal y lo profesional, el incipiente concepto de periodismo ciudadano, la participación del lector, la transparencia pública, etc.). Con el tiempo, fui mezclando temas de periodismo con mi otra línea de trabajo, la educación, y empecé así a trabajar con los blogs tanto en la docencia como en su aplicación a la investigación en abierto. Podemos decir que en cierta forma el blog como tecnología de lectoescritura ha sido para mí objeto de análisis, medio de expresión y práctica educativa al mismo tiempo.

Son muchos años en la blogosfera tratando de «evangelizar» sobre el uso de internet y las TIC, ¿qué ha cambiado desde que empezaste a bloguear?

En estos años se ha acuñado el término web 2.0 para dar sentido a todas estos nuevos espacios y formas de comunicación en red. Es cierto que han cambiado las tecnologías y los usos específicos asociados a las mismas, pero permanece lo más interesante de todas las herramientas que han ido surgiendo en los últimos años y es la capacidad distribuida que permiten de lectoescritura multimedia sin intermediación de autoridad tradicional.

Algunos han hablado de la muerte de los blogs, ¿compartes este diagnóstico?

En absoluto. El ritmo de crecimiento se ha estabilizado como es natural en las curvas de adopción de ciertas tecnologías, lo cual es síntoma al mismo tiempo de cierta madurez. En todo caso se ha transformado el uso que originariamente se canalizaba a través de los blogs y que ahora se está desplazando a otro tipo de espacios, como puede ser el microblogging en Twitter o la socialización a través de redes como Facebook y Tuenti. En cualquier caso, los blogs, así como otras tecnologías de lectoescritura como son los wikis, han supuesto en la evolución de las TIC un punto de paso obligado para el desarrollo de posteriores herramientas 2.0 que hoy son naturales en nuestra vida cotidiana. Hace unos años, cuando una persona quería tener un espacio web fácil y gratuito, que le permitiera proyectar un perfil personal y publicar contenido de manera periódica, se abría un blog. De ahí hemos ido pasando al resto de redes mientras conservábamos el blog como un punto de referencia personal donde incorporar todas nuestras identidades distribuidas (Twitter, Facebook, LinkedIn, Flickr, YouTube, Slideshare, etc.). Hoy, por el contrario, quien quiere dar el salto a la publicación online, fácil y gratuita, no necesita pasar necesariamente por abrir un blog, puesto que ya dispone de espacios como Facebook que le pueden satisfacer en gran medida esa necesidad comunicativa.

¿Qué influencia tienen las redes sociales sobre los blogs? ¿Han cambiado la manera de bloguear?

Ha cambiado la intensidad en la publicación, tanto en cantidad como en periodicidad, así como la intensidad en la interacción de citas y comentarios. Los espacios de microblogging como Twitter o redes como Facebook han suplido en cierta forma esa necesidad de publicar y compartir rápidamente un contenido con nuestro público, contactos, etc. Hace años escribir un post era el símbolo de la espontaneidad y la inmediatez, que se comparaba en círculos académicos como la antítesis a escribir un artículo más elaborado. Se hablaba incluso del “live-blogging” como una práctica muy asociada a narrar eventos en directo. Ahora, el post está recogiendo en cierta forma elementos de la escritura más reposada y reflexiva, dejando para el microblogging y su relación con la movilidad ese carácter más fresco e impulsivo del pensamiento efímero. Hemos pasado del “live-blogging” al “live-twittering”. De la medida de los 2-3 párrafos a los 140 caracteres. Esto no quiere decir que escribir un blog no tenga valor, puesto que todos los medios son complementarios según la intención comunicativa que se adopte en cada uno de ellos. En mi caso personal reconozco que enlaces, notas o apuntes que antes convertía en post para compartirlos en la red, ahora se acaban proyectando en forma de mensajes de Twitter.
¿Es Twitter una buena fuente informativa? ¿Qué otras virtudes le atribuyes a esta herramienta?

Sin duda. Twitter es útil tanto para informar como para informarse. Es un medio cercano, breve, directo, muy práctico para informaciones de última hora. Así lo han demostrado los usuarios en los mayores acontecimientos informativos en el contexto internacional (como en las manifestaciones de Irán de 2009 por ejemplo). Además de su potencial como fuente informativa, está también su capacidad para la expresión creativa y literaria, para el intercambio de conocimiento en comunidades de aprendizaje, para la construcción de identidad profesional en entornos de networking, etc. Su valor está en la red de contactos que cada usuario construye a su medida según sus intereses. No obstante, es importante advertir de la importancia de aprender a utilizar este medio, de conocer sus prácticas de relación y de entender sus códigos propios (RT por “retuitear”, DM por “mensaje directo”, etc.).

¿Hacia dónde van los blogs?

Hacia donde ellos quieran ir y hacia donde sus autores, pero también la comunidad que generen a su alrededor les hagan evolucionar. Dar predicciones sobre nuevas herramientas y sobre la apropiación de las mismas es demasiado osado y está abocado necesariamente al fracaso. Lo que sí parece claro, según apuntan los estudios sobre tecnología educativa, es que a corto plazo las claves están en las tecnologías móviles, la computación en la nube, la simulación y el software libre. A simple vista nos puede parecer que la Wikipedia es tan vieja como las primeras páginas web con enlaces en añil, pero en el 11-S esta gran enciclopedia apenas tenía días de vida. Hace seis años, cuando Tíscar.com echó a andar no existía YouTube, ni Facebook ni mucho menos Twitter. Si el pasado ya nos sorprende, no hay duda de que el futuro se presenta apasionante.

RT: hoy arranca #FIMP

Hoy arranca #FIMP el Foro Internet Meeting Point que congrega a un gran número de personas en Gijón durante tres días para charlar sobre internet y sus diversas expresiones (programa y @imeetingpoint).

Yo participaré en la mesa Comunicando en la red, acompañada por Bárbara Yuste (ABC), José Antonio Gallego Vázquez (BBVA), Marilín Gonzalo (Marilink), Ana Santos (Eventosfera) y Juan Luis Sánchez (periodismohumano.com). Pero como somos muchos y con muchas ganas de decir muchas cosas (6 personas en una hora), me temo que lo físico se quedará en poco más de 140 caracteres. Pero no importa, porque lo virtual crece y se multiplica ya en RTs, #FIMPs, y RSSs.

Una cosa está clara. Twitter será el medio de comunicación estrella en esta edición, el medio donde mejor se podrá seguir en la distancia, el medio que ocupará las conversaciones y el medio en el que continuarán las mismas. Atentos a #FIMP.

De la web catálogo a la web social

¿Es posible definir la evolución de internet de los últimos diez años en tan solo 140 palabras?

Difícil pero no imposible. Si somos capaces de expresar qué está pasando en 140 caracteres, también deberíamos serlo bajo el número mágico de twitter derramado en dos párrafos.

Este es el reto que nos marcó la Fundación Orange hace unos meses a 100 personas de distintos ámbitos profesionales y que colectivamente se acaba de publicar ahora en el documento eEspaña 2010.

Aquí mis 140 palabras para reflejar 3652 días que cambiaron el mundo. 140 palabras para hablar del paso de la web como catálogo a la web social, de leer a escribir, de consumir a producir, de ser espectador a ser actor, un desafío radical a los modelos de comunicación e intermediación que modificará nuestras vidas irremediablemente:

De la web como catálogo a la web social

La evolución de Internet hacia la web social o web de lecto-escritura es probablemente uno de los avances más importantes de la última década en el desarrollo de la Sociedad de la Información. En el año 2000 las tecnologías de blogs y wikis apenas eran un prototipo y nada hacía soñar con la web 2.0 actual. En aquel tiempo, el usuario medio estaba limitado a la comunicación más privada y personal (mail, chats, etc.) mientras que las webs públicas eran cosa de grandes instituciones, marcas o medios de comunicación. Hace diez años, una mirada al mundo digital reproducía el mismo esquema comunicativo de la industria cultural analógica: unidireccional y escasamente participativa.

Ahora, con la llegada de las tecnologías de autopublicación de la web de lecto-escritura, gratuitas, móviles y sencillas de usar, millones de personas han tenido la oportunidad de participar con su discurso en la gran narrativa de Internet, haciendo de su propia historia una historia colectiva. Una década después, el ciudadano tiene a su alcance los medios para intervenir en el acontecer periodístico, para enseñar y aprender de otros, para colaborar en red sin distancias, para compartir conocimiento y para construir una sociedad más justa. Y todo pasa por Internet.

TÍSCAR LARA, Página 177 (pdf)