Las Redes Sociales en la Práctica: Educación, Ciencia, Política y Empresa

Actualización 3 de julio de 2009. Para seguir el Seminario:

Vídeo en directo, a través de Sclipo (es necesario registrarse previamente)

Twitter: @pcdunia y @zemos98

Hashtag para Twitter y Flickr: #pcdunia

Flickr grupo: http://www.flickr.com/groups/pcdunia

Preguntas en Twitter: #pcdunia o @tiscar

El 3 y 4 de julio organizamos en Sevilla el Encuentro Las Redes Sociales en la Práctica: Educación, Ciencia, Política y Empresa como una actividad del Espacio-Red de Prácticas y Culturas Digitales de la UNIA.

Imagen_01

La entrada es gratuita hasta completar aforo. Para quienes no puedan venir, se podrá seguir por streaming a través de Sclipo.

Fechas 3 y 4 de julio 2009
Lugar Sede de Sevilla de la UNIA
Nodo Redes, Comunidades y Formas de Organización Social Emergentes
PROGRAMA
Viernes 3 de julio

17:30h. Conferencia inaugural a cargo de Alejandro Piscitelli (http://www.filosofitis.com.ar)
18:30h. Debate

19:00h. Las redes sociales en el mundo de la empresa | Genís Roca (http://www.genisroca.com | www.rocasalvatella.com)
20:00h. Debate
20:15-21:15 h. Mesa Redonda con José Aguirre Andrés Ortiz (Bestiario), Icaro Moyano (Tuenti), y Gregor Gimmy (Sclipo). Modera Tíscar Lara

Sábado 4 de julio

9:30h. Entender, producir y utilizar las redes | Francis Pisani
10:30h. Debate
10:45h. Descanso

11:00h. Las redes sociales desde el análisis científico | Isidro Maya
12:00 h. Debate
12:15 h. Descanso

12:30h. Las redes sociales en la esfera política | Antonio Gutiérrez Rubí (http://www.gutierrez-rubi.es)
13:30h. Debate
14.00h. Cierre y despedida

INSCRIPCIÓN
La inscripción es gratuita (hasta completar aforo). Quienes asistan a al menos el 80% del curso tendrán derecho a la expedición de un diploma de participación.
Para formalizar la inscripción deberá rellenarse el formulario disponible aquí (PDF) y presentarse de alguna de las siguientes maneras:
  • En persona, en el registro del Rectorado de la Universidad Internacional de Andalucía. Monasterio de La Cartuja, Av. Américo Vespucio nº 2, 41092, Sevilla.
  • Mediante correo electrónico: sevilla@unia.esEsta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
  • Mediante fax al 954 462 288

Educación Expandida, escuela abierta y edupunk en Zemos98

Vídeo de  BalzacTV con Rubén DíazBrian Lamb, Ronaldo Lemos, Jesús Martín-Barbero y Juan Freire en el Simposio Educación Expandida Zemos98 del pasado marzo. 

Imprescindible ver las entrevistas para comprender qué es eso de la educación expandida, la escuela abierta y el edupunk:


Balzac.tv: Educación expandida

Más crónicas del Simposio Educación Expandida en la web de Zemos98.

Intimamente móvil

El teléfono móvil quizás sea uno de los exponentes más claros de la rápida evolución de la convergencia mediática y tecnológica de los últimos años. Es una tecnología relativamente reciente –poco más de una década- y ya nos cuesta recordar la vida  a. M. “antes del móvil”. Sin embargo, se ha instalado en nuestro entorno con un grado de penetración muy superior al medio de comunicación doméstico por excelencia: la televisión. Con la diferencia de que la tv era la reina del salón y el móvil es el rey de la cama.

En este tiempo no sólo se ha popularizado el acceso a los teléfonos móviles, sino que el propio dispositivo ha ido incorporando funciones más allá de la prevista en sus inicios: la función telefónica de voz, de punto a punto, de persona a persona. El teléfono móvil es un artefacto para la información y la comunicación, pero también para la producción y el consumo de contenido multimedia. Ahora incluyen cámaras fotográficas y cámaras de vídeo, grabadoras de audio, consola de videojuegos, oficina de telegramas SMS, monitor de videoconferencia, televisor digital, soporte Messenger, ordenador portátil y navegador web. Usamos “el móvil” –hace tiempo le arrancamos incluso el sustantivo- para acordar citas de negocios, para el beso de buenas noches y para la cita con amantes, para acompañarnos del retrato de nuestro hijo en el “escritorio” virtual, para desdoblarnos en “secretaria” y ponernos avisos, para jugar mientras esperamos el autobús, para escuchar música en el viaje, para la foto furtiva, para filmar el “estuve allí” y cada vez más para navegar en internet gracias a la oferta de tarifas planas y capacidad wifi…

Pero el teléfono móvil es también un artefacto identitario –dime qué móvil tienes y te diré quién eres- y afectivo -probablemente sea lo primero y último que tocamos en la cama porque es aquello que nos despierta y aquello que nos entrega al sueño-. Me contaban hace poco que en Sociología de la Complutense hay un grupo investigando el teléfono móvil y su relación con el conflicto. Interesante, sin duda. Quién no ha tenido algún disgusto por una llamada intempestiva, por un registro no borrado, por un sms indiscreto

Vivimos al otro lado de la pantalla. En un concierto, en un partido de fútbol, en una celebración de lo social. Nada es si no se impresiona en un sensor digital. La retina no es suficiente. Nada es si no se puede contar y contar es mostrar.

obama-mobile

 

El teléfono móvil es además el reflejo de la obsolescencia tecnológica, de cómo los aparatos dejan de servir, pero no porque dejen de funcionar, sino porque hay otros de “nueva generación” y nuevas funcionalidades que nos están esperando para seguir la ruleta del consumo. No hay nada más desfasado que ver los móviles que aparecen en las películas de antesdeayer. El mercado se encarga de producir para el corto plazo, de que sea más rentable tirar que reparar y de programar el deseo de consumo a sus propios ritmos de producción.

La forma de aprehenderlo también es interesante. Todos tenemos un móvil, pero por mucho esfuerzo que nos haya ocasionado “hacernos” con él, ya sea con o sin libro de instrucciones, en ningún caso hemos necesitado ir a un cursillo de alfabetización digital para aprender a usar sus botones. De una marca u otra, al enfrentarnos a un nuevo teléfono móvil entendemos que hay una lógica detrás del diseño de su interfaz que nos ha de guiar para encontrar las carpetas, funciones y herramientas de configuración que necesitamos localizar. Otra cosa bien distinta es reconocer el código comunicativo que genera esta tecnología y para ello sí necesitamos de cierto aprendizaje, un aprendizaje informal que se va adquiriendo con la práctica: sobre cuándo y cómo llamar, cuándo y cómo escribir un SMS, qué decir y qué no decir según el contexto de ambos interlocutores, etc. Algo tan simple como es el servicio de identificación de llamadas, e incluso la personalización de la melodía, hace que nuestra respuesta, tono y registro sea muy distinto a aquel tradicional y genérico “Sí, digame” para adecuarnos a la persona que nos esté llamando. Ahora sabemos lo que es “estar sin cobertura” e incluso “damos toques” o pedimos que nos “hagan una perdida” sin que resulten socialmente deshonesto.

El objetivo de este recorrido es tomar conciencia de la cotidianidad de las tecnologías de la información y la comunicación, en este caso el teléfono móvil a modo de ejemplo, de la naturalidad con que las integramos en nuestro entorno cuando nos resultan útiles, de cómo nos proponen y condicionan a unos usos y de cómo las personas nos podemos apropiar de las tecnologías para otros bien distintos. Pongamos un ejemplo: la tecnología de un teléfono móvil sirvió para detonar bombas en el 11M en Madrid, pero fue también esa tecnología la que nos permitió comunicarnos en red de manera masiva y salir a la calle para el duelo y la protesta civil en los días siguientes. Las tecnologías están diseñadas para unos usos determinados, pero lo importante no es tanto qué hacen las tecnologías con nosotros sino qué podemos hacer nosotros con ellas.

Cada nueva tecnología asociada a la comunicación influye en la forma de estructurar el pensamiento y de comunicarlo a los demás. No se piensa lo mismo ni se compone un texto de igual forma con un lapicero que con un bolígrafo. Ambos son tecnologías de la escritura, pero sus propiedades particulares llevan a debatirse entre una escritura-proceso o una escritura-resultado por el mero hecho de que uno permita el error, el borrado y la reconstrucción mientras que el otro represente la firmeza de una expresión final. La elección de uno u otro tiene también implicaciones sociales en cuanto a autoría y fiabilidad, de tal manera que no podremos utilizar un lapicero para entregar un impreso oficial ni firmar un contrato de compra-venta privado.

Un libro hoy es producto de la tecnología de su tiempo: un software de edición de texto. Y habría sido otro libro muy distinto si se hubiera escrito con una máquina de escribir tradicional. Exceptuando algunos nostálgicos –que quizás quieran aferrarse al proceso cognitivo que exige ese tipo de máquina, que quieran pensar tal y como les invita la máquina a hacerlo-, quienes escribimos en un procesador de textos difícilmente podríamos prescindir de este tipo de tecnología en el presente. Probablemente no seamos capaces ya de escribir de otra forma que no sea utilizando el documento en blanco a modo de lienzo palimpsesto, alterando párrafos, poniendo notas en borrador, destacando líneas en color para la revisión después, etc.  De igual manera algunos no somos capaces de escribir un post si no es en la casilla del navegador, online, sintiendo el vértigo de estar a un paso de publicarlo, de equivocarnos al presionar el botón y aparecer en escena semidesnudos, de tener al lector tan cerca y tan lejos, de escribir detrás del telón.

Edublogs ganadores del III Premio Espiral

El sábado pasado asistí  a la entrega de los premios Espiral Edublogs que va ya por la tercera edición y que demuestra que esto de los blogs ni está muerto ni en peligro de extinción. Es cierto que en los últimos años la publicación personal en internet está evolucionando hacia otros formatos como pueden ser el microblogging y las redes sociales. Pero no es menos cierto que el blog sigue siendo la puerta de entrada de muchos nuevos profesores a experimentar con el trabajo en red.

En la conferencia que me habían propuesto bajo el título Blogs y Redes sociales ¿antagónicos o complementarios? hicimos un repaso por la naturaleza de los blogs como redes sociales en sí mismos, como esqueleto agregador de las identidades distribuidas (retomando la idea del cyblog) y como puerta de entrada al resto de redes. De ahí avanzamos en la importancia de la cultura participativa en las prácticas digitales de los jóvenes, así como la necesidad de aplicar la pedagogía crítica en cuestiones clave como es la verificación de información, el conocimiento de las implicaciones de la propiedad intelectual y el cuidado de la intimidad y la privacidad. Por último, apuntamos la idea de la Red como ecosistema y de la responsabilidad de las instituciones educativas en fomentar una cultura abierta y solidaria en la construcción del conocimiento.

Enhorabuena a los premiados y gracias por hacer tan buen trabajo en las aulas:

Blogs de Profesor@s

Educación Tecnológica

El Fil de les Clàssiques

Repàs de Bilogia i Geologia

Blogs de Aula – Infantil

Cole de la Fantasia

Berbatik

La clase de las luciérnagas

Blogs de Aula – Primaria

Aula nuestra

Cursos 5 y 6 Arbre Blanc

Blogmaníacos

Blogs de Aula – Secundaria

Palabras para ti

Meeting Point

Matemáticas

Blogs de Aula – Bachillerato

Clàssics a la romana

Historia a por todas

Fuentesdeciencia’s Weblog

Blogs de Aula – Formación de Personas Adulta

En Xarxa!

Nuestra clase y otras cosas

A la catalana! El blog de català!

Blogs de Aula – Universidad

Our Virtual English Classroom

ESL BLOGGERS

Our Advanced English Blog

Blogs de Aula – FP y Ciclos Formativos

Ciclo superior de mantemento industrial

Producindo planta

Blogs Colectivos

Departamento de Orientación

Guadalquivir y Asunción

Ull sportiu

Blogs de Centro

CEIP Salvat Papasseit de St. Coloma/Cuc-Ràdio

IES Sabadell (promoció 07)

Bibliocabe

Blogs de Asesoramiento, Formación y Asociaciones

Sant Feliu On Line

Arca Blava Mataró

REDETIC

Premios Planetalector.com

  • Premio Planetalector al mejor blog de fomento de la lectura en Educación Infantil: La Lectoescritura
  • Premio Planetalector al mejor blog de fomento de la lectura en Educación Primaria: Ars Legendi
  • Premio Planetalector al mejor blog de fomento de la lectura en Educación Secundaria: Somos
  • Premio Planetalector al mejor blog de fomento de la lectura en Bachillerato: Tictiza

Redes sociales y el cuidado de sí mismo

Mañana intervengo en Barcelona en una mesa redonda del Congreso Hablemos de Drogas organizado por FAD para hablar de Las nuevas tecnologías en las claves de la socialización adolescente. Gran parte de los puntos que quiero destacar al respecto están apuntados en la presentación sobre Competencia Digital y Cultura Participativa. Mañana, por tener menos tiempo de exposición, me centraré en las redes sociales y el cuidado de sí mismo (y de los demás) que tan bien ilustran los vídeos de la campaña Piensa antes de publicar. Para ello introduzco unas notas que aparecerán próximamente publicadas en una guía dirigida a educadores y jóvenes.

1. Perfil. Qué dices de ti y quién puede verlo

Piensa en qué imagen quieres dar de ti y escoge aquellas fotos y datos que te ayuden a mostrarte como eres. Recuerda que el perfil es una de los primeros sitios que la gente que no te conoce consultará para hacerse una idea rápida de ti.

Dedica un tiempo a explorar en las opciones que te da la plataforma para decidir y configurar qué grado de transparencia quieres tener con respecto a tu privacidad. Por ejemplo, ¿te has parado a pensar si cada paso que das en esa plataforma se refleja públicamente o no? Si estás consultando el perfil de otras personas o sus fotos, ¿ellos pueden saberlo? Cuando dejas de agregar a alguien, ¿le llega la notificación o no? Si estás conectado, ¿sabes si pueden verte todos o puedes escoger estar como invisible?

2. Contactos. Los otros. A quiénes te diriges

Cuando decimos, escribimos y mucho antes, desde el momento en que pensamos algo que comunicar, tenemos al destinatario presente en nuestra mente. Nos formamos una idea de quién es, de cómo puede recibir esa información y de qué efecto deseamos en su respuesta. Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que también existe un público potencial, al que no nos estamos dirigiendo pero que quizás pueda llegar a tener acceso a ese contenido en algún momento (ya sea porque es público o porque le llegue por alguna vía fuera de nuestro alcance).

Piensa en cómo quieres pasar el tiempo en esa red y añade a tus contactos en función de ello. Si tu grupo es muy íntimo, te conviene rodearte de amigos de mucha confianza. Si es más abierto y lo que te interesa es conocer a cuanta más gente mejor, quizás prefieras empezar sin revelar demasiados datos íntimos e ir ganando confianza según vayan evolucionando tus relaciones.

3. Mensajes. Qué dices tú y qué dicen de ti

Es importante que distingas entre los espacios públicos y privados. En las redes sociales hay distintos grados de privacidad según el método de comunicación que escojas. No es lo mismo escribir un mensaje privado a una sola persona que escribirlo en su muro público donde otras lo pueden ver. Por eso, siempre antes de dirigir tu mensaje, hazte la siguiente pregunta: ¿esto que estoy escribiendo, publicando, colgando, etc. es público, lo pueden ver todos los contactos, sólo algunos -y en ese caso, quiénes exactamente- o sólo yo?

No cuelgues fotos ni comentarios comprometidos que puedan causarte daño a ti o a otras personas. Piensa que un mensaje o una fotografía quedan grabados y se pueden localizar y copiar fácilmente. Quizás en el momento en que lo publicas no te importe que lo vea la gente, pero en algún momento puede que quieras borrarlo. Por eso es importante que mantengas el control sobre tus propias palabras e imágenes. En definitiva se trata de que protejas tu intimidad y la de los demás, de mantener un espacio libre donde disfrutar de las relaciones sociales y construir vínculos con otras personas.

Más posts relacionados en  Alfabetización Digital