La Boquilla de Cartagena de Indias

05010016

En mayo de este año estuve en La Boquilla, un barrio pobre de Cartagena de Indias en Colombia, que hoy aparece en El País por un proyecto de acción social que lleva años liderando allí un empresario español. La noticia no es noticia, ni tiene por qué serlo. Es uno de esos temas de nevera: un pequeño reportaje que se publica hoy como podría haberse publicado la semana que viene. Me ha sorprendido, sin embargo, la coincidencia de agenda al ver el mismo tema en el telediario de La Primera. Pero ese es otro tema…

La cuestión de fondo: el proyecto de comprar los terrenos para hacer viviendas dignas y sacar de la miseria a sus habitantes. Estupendo, proyectos sociales son los que necesita este barrio. No obstante, hay que mencionar que el tema de la propiedad de esa zona es muy polémico. Recuerdo a algunos de estos pescadores hablándonos de cómo se intentaban resistir a vender sus pequeñas chabolas ante la sombra de la especulación y los lujosos hoteles. La Boquilla tiene una costa magnífica, de bellos manglares y arena blanca, y tan sólo a 15 minutos en coche de Cartagena de Indias, uno de los lugares más turísticos de Colombia. Eso suma muchas cifras a los ojos del tío Gilito.

Actualización 27-08-06 | Incorporo un extracto del comentario de la cartagenera María B. Bustillo a este post:

Como colombiana y en especial como cartagenera, puedo ver que mi ciudad esta llena de contrastes. Así como hay gente viviendo en la extrema pobreza, hay personas que tienen mucho dinero. Ahí mismo en La Boquila podemos ver como se está creciendo la construcción, y se están haciendo edificios de lujo, urbanizaciones, condominios cuando justamente al lado vive gente en casas con tablas de madera y techos de paja, que se inundan cada vez que llueve. Vale recalcar que estamos en temporada de lluvias así que ya se imaginarán como está la situación y todo por lo que tiene que atravesar esta gente. Va a llegar el momento en que ese no va a ser mas su hogar.

Las historias se repiten

Alguien me envía un enlace a este vídeo en Youtube. Se llama Alfonso y me incluye este texto personal: “Estas entrevistas las quiero yo en mi tele”. Aprovecho para agradecérlo desde aquí.

El vídeo se refiere a la entrevista que hacen a George Galloway en Sky News a propósito del conflicto libano-israelí. Entre otras cosas y desafiando el discurso dominante, este parlamentario británico habla de la amnesia histórica de los medios de comunicación y, más concretamente, del sesgo del emporio Murdoch.

Este enfoque me hace recordar un ejercicio de precisión que hacía Atitar de la Fuente al comparar portadas de la revista Time, con igual contenido y varios años de distancia. Aunque parezca actual, ésta tiene más de veinte años (más portadas en su blog):

Este post me vino de nuevo a la cabeza unos días después. Leyendo un libro en el Talgo a Santander, me encontré con este párrafo en su última página:

Si miramos el mundo a finales del siglo XX podemos ver motivos para el optimismo y el pesimismo en igual medida. La expansion de la democracia es un ejemplo apropiado. A pesar de ello, la democracia parece una flor frágil. Pese a su difusión, abundan los regímenes opresores, y los derechos humanos se desprecian a diario en todo el mundo. En Kosovo cientos de miles de personas fueron expulsadas de sus hogares y se abandonó toda pretensión de imperio de la ley. Quisiera citar aquí las palabras de un periodista que obervó los hechos: “Casi medio millón de refugiados”, escribió, “están en Macedonia. Cómo serán alimentados, nadie lo sabe…¡Vengan a Macedonia y ayúdennos”. Esto fue publicado en el Toronto Daily Star. El reportero era Ernest hemingway; la fecha, el 20 de octubre de 1922.

FUENTE: Un mundo desbocado. Los efectos de la globalización en nuestras vidas. Anthony Giddens. 1999.

Retoques con corazón

Los fotomontajes son discutibles cuando enmascaran una manipulación donde hay un pacto previo de lectura informativa. En otros espacios, como en la expresión artística, pueden llevarnos a soñar con otros mundos. Es el caso del proyecto Revisionist Photos, que escribe poemas visuales utilizando la conocida técnica del clonado, pero esta vez para “borrar” en lugar de “añadir” (de hecho, en el retoque de fotografías no existe el borrado y los elementos no desaparecen, sino que se “tapa” con otra realidad simulada).

¿Qué se ha borrado en esta imagen? Para averiguarlo hay que pinchar en el link y pasar el ratón sobre la imagen en miniatura.

bulldozer

Como decíamos hace unos meses, ojalá todas las marcas se pudieran poner o quitar a golpe de Photoshop.

Actualización 30-08-06 | Alexander Osorio C. nos dice en los comentarios que el propósito del proyecto Revisionist Photos puede tener más que ver con un enfoque político de quienes pretenden “borrar” la historia y, en este caso, el Holocausto. Ciertamente no es tanto una propuesta artística (aunque sea la interpretación personal que más me ha interesado) como sí política para negar el revisionismo. El propio proyecto juega al despiste, a provocar con la evidencia para generar el efecto contrario. En la página FAQ el autor explica los motivos de esta obra:

“To show through art that attempts to rewrite the history of the Holocaust are not just pointless, but horribly cruel. I feel that an image of horror with the graphic imagery removed can, in its way, be just as horrible as the original because there is no denying what used to be there. You can whitewash a corpse, but it’s still a corpse”.

De esta manera se desmarca de los revisionistas y pretende demostrar con sus retoques el absurdo y la imposibilidad de negar la Historia al mostrarles “el mundo” que reclaman:

“This is what inspired me to create Revisionist Photos as a demonstration of the evil of trying to remove personal truth from history. I feel like the revisionists are trying to complete the work the Nazis started by wiping the Holocaust’s victims from memory”.

¿Quién está detrás de Reviosinist Photos?

En la portada aparece una firma corporativa, A Pants Aflame production, pero no especifica más.

En FAQ el autor habla en primera persona pero en ningún momento se identifica con su nombre real. Sin embargo, enlaza a una entrevista (pdf) que hizo a un superviviente de un campo de concentración, donde firma con el nombre de Dominick Cancilla.
Visto en Desinformados.

[tags]fotomontaje, photoshop[/tags]

Desmontando fotomontajes

El conflicto líbano-israelí no se iba a escapar de su dosis de manipulación. En los últimos días se han comentado casos como el de los retoques de las fotos de Adnán Hajj, un fotógrafo de Reuters que ha sido despedido por la Agencia.

Siguiendo la denuncia por parte de los bloggers, me he encontrado con la curiosa página de Sean Gleenson, un aficionado a desmontar montajes, vengan de The Sun (como el análisis de la iluminación del pecho que sostiene el príncipe Harry) o de medios cubanos (y su sospecha de toda imagen castrista).