Anuncio homófobo en El País

pais_25mayo.jpgUn nuevo “fallo en el sistema de control” ha llevado al diario El País a publicar una publicidad que contravenía su código ético e incurría en graves falsedades. El pasado 25 de mayo este periódico publicó un anuncio homófobo donde un supuesto colectivo de Padres y Madres llamaba a la movilización en contra de la Ley de Matrimonios Homosexuales.
Las reacciones no se hicieron esperar y al día siguiente se veía obligado a informar de su propio error e incorporar algunas cartas al director de protesta. Un día más tarde, el 27 de mayo, llegaban las disculpas formales desde el editorial y el 5 de junio el Defensor del Lector dedicaba su columna a esta “Protesta Fulminante”. Si alguien está interesado en la documentación, puede seguir estos textos en un documento pdf que he elaborado.

Aparte del error cometido y que nos recuerda al caso de las monedas romanas, resulta interesante la observación del Defensor del Lector, Sebastián Serrano, en el último párrafo de esta sección. Serrano se centra en “el papel de Internet en la transmisión de mensajes” alabando su carácter de inmediatez para hacer llegar las protestas y criticando, a su vez, la permanencia desactualizada de estas quejas en la red:

“Pero Internet tiene su dinámica propia y más de una semana después de que el diario presentara sus disculpas siguen circulando mensajes que dicen que EL PAÍS ha publicado un anuncio homófobo y solicitan a quien lo reciba que remita una carta de protesta contra él. Así, el error está llegando a ordenadores que las disculpas difícilmente alcanzarán”.

Una observación que suena a pequeña rabieta y demuestra cierto desconocimiento de un aspecto clave de internet: continuar el debate, dar tiempo y espacio a los asuntos que desaparecen de la agenda por la propia lógica de los medios de comunicación de masas.
Demos la vuelta al argumento. Esta misma velada queja nos recuerda la clásica reivindicación de espacio que se reclama a los medios en la publicación de rectificaciones. Una Fe de Erratas en un periódico nunca ocupa el mismo lugar en proporción a la de aquella información que fue errónea y pretende enmendar. ¿Distintas varas de medir?

Usos educativos de la contrapublicidad

Navegando por ahí he encontrado este fotomontaje que alude a la fotografía supuestamente retocada de Fraga.

Me ha interesado esta imagen, en concreto, por el uso que hace de algunos elementos de contrapublicidad: imita el logo de una conocida clínica de cirugía estética y lo deforma hasta generar un nueva marca, “Corporación Photoshóptica”.

La contrapublicidad supone un nuevo arte de protesta frente a la sociedad de consumo. Toma los referentes iconográficos de los diseños publicitarios y construye nuevos mensajes que contestan a los productos que se publicitan. Algunos de estos fotomontajes son espontáneos y otros suelen estar organizados en campañas desde diversos colectivos (véase Consumehastamorir, por ejemplo).

Desde el punto de vista educativo, la contrapublicidad supone una excelente herramienta para trabajar conceptos de publicidad, comunicación y consumo desde un plano reflexivo y de producción, planteando proyectos artísticos de fotomontajes con sentido crítico. En algunos talleres de producción digital que he conducido, hemos utilizado este tipo de imágenes como motivación para centrar el aprendizaje de las aplicaciones desde un enfoque creativo y no instrumental o de mero cacharreo. Así, escanear, retocar en photoshop, buscar imágenes en internet, editar vídeo digital, etc. adquiere sentido cuando el alumno necesita utilizar esas destrezas para su propia obra. Una buena forma de plantear la actividad puede ser partir de imágenes de contrapublicidad como las de Adbusters, Consumehastamorir o Guerrilla Gráfica para fomentar la creación de nuevos anuncios a partir de publicidades reales (aportando, por ejemplo, revistas en papel para que puedan seleccionar anuncios que les inspiren alguna modificación/contestación/contramensaje).

García Canclini en la Casa de América

El antropólogo argentino Néstor García Canclini pronunció ayer una conferencia en la Casa de América en Madrid bajo el título “Los intercambios España-América Latina: de la cooperación a la coproducción cultural”. En el blog de airecomun.com se puede leer una crónica de la charla. Entresaco este extracto:

El ensayista se ha referido a cómo los actuales límites nacionales no pueden aguantar los actuales flujos migratorios y se ha referido a las preguntas que en voz alta llevan haciendo en los últimos tiempos muchos analistas ¿Cuántos migrantes o turistas puede aguantar una nación, los museos, etc.? Durante su intervención se refirió a algunas experiencias de artistas y creadores, como las 36 banderas del pintor japonés Yukinori Yanagi (VER mapas) o la del caballo de Troya Bicéfalo creado por Ramírez Serra en la frontera entre Tijuana y San Diego. Más de 40 millones de personas cruzan entre estas dos ciudades que unen la frontera de México con la Estados Unidos. Ese caballo de dos cabezas que miran, respectivamente a México y Estados Unidos, representa para García Canclini “un antimonumento que invita a sentir la perturbación del símbolo modificado”. La frontera entre Tijuana y San Diego es en sí misma un símbolo, hecha con Planchas de Acero, utilizadas en la Guerra de Irak, ese elemento separador está repleto de pintadas y sus orificios podrían servir para facilitar una forma de voyeurismo de un lado al otro de la frontera…

Se desvela el secreto del Watergate

El número dos del F.B.I., Mark Felt, fue la fuente confidencial del Watergate que provocó la dimisión del presidente de Estados Unidos Richard Nixon en 1974. Conocido como “Garganta Profunda” durante la investigación periodística, Felt tiene hoy 91 años y ha decidido hacerlo público a través de una exclusiva en Vanity Fair. Los periodistas del Washington Post que desvelaron el escándalo, Bob Woodward y Carl Bernstein, prometieron no descubrir su fuente hasta que falleciera. La fuente se les ha adelantado.

Fotografías del caso Watergate en Elmundo.es.
Y por si alguien tiene preguntas que hacer