Acerca de este blog

Este blog nació en el verano de 2004 como apoyo a mi tesis doctoral sobre la relación entre Blogs y Periodismo. Desde que conocí el formato un año antes, me interesó su capacidad como medio de expresión y decidí integrarlo como objeto de estudio a través de la práctica personal. Dentro de ese marco, ha pretendido ser un espacio de reflexión sobre los temas que me interesaban en aquel momento (Alfabetización Digital, Metaperiodismo, Comunicación Multimedia, Periodismo Participativo, Lectura Crítica, Ética Periodística y Educomunicación) y sobre otros tantos que me han fascinado al descubrirlos por el camino: Procomún, Mobile Learning, Cultura Libre, Educación Abierta, Identidad Digital, etc.

Si te interesan los contenidos de este blog, aquí puedes ver cómo navegar por sus páginas, cómo utilizar el material, cómo suscribirte a los contenidos y cómo seguirme en otras redes.

Si quieres saber algo más de mí, también puedes consultar mi perfil.


Actualización y estructura

El ritmo de publicación de este weblog no está sujeto a un patrón concreto. Procuro escribir todos los días, pero soy consciente de que no siempre es posible. En realidad, no me interesa tanto la “novedad” o “actualidad” al publicar como la construcción en el tiempo de un pequeño cuaderno de notas, impresiones, apuntes, reflexiones y todos aquellos avatares propios de mi paso por la Red. Una serie de pensamientos en voz alta que, gracias al propio formato weblog, no acaba cayendo en un caos irremediable. Siento que la estructura weblog se adapta fácilmente a mi forma de trabajar. No exige demasiado y da mucho a cambio.

Los weblogs se definen como un proceso en constante evolución y eso es lo que más me gusta de ellos. Me encanta poder ir añadiendo categorías según las necesidades que se van generando, poder utilizar el buscador interno para encontrar mis propios olvidos, no tener que ceñirme a una estructura cerrada en cuanto a diseño, distribución, catalogación, etc. Eso me obliga a revisar constantemente las decisiones tomadas, el porqué de una categoría y no otra, el porqué de una forma de citar y no otra, el porqué de los enlaces en el blogroll y no otros, y tantos otros porqués. El hecho de que sean fácilmente modificables ya me alivia esa inquietud. Siempre se está a tiempo.

Contenido
Así como las categorías van creciendo y enredándose entre sí, el contenido deriva según los propios vientos del crucero. Por seguir un poco con las clasificaciones típicas, he de decir que en mi afán personal está producir más posts de contenido original frente a los puramente de filtrado. Creo que en los blogs hay demasiada redundancia de éstos y poco de los primeros, más laboriosos pero mucho más enriquecedores también.
El blog es también una forma de auto-conocimiento. Se puede comenzar con las ideas muy claras, queriendo ceñirse a un tema concreto y terminar por tratar aspectos que uno no imaginó al inicio. Esa es también su grandeza, ajena a las ortodoxias, que son siempre asfixiantes por otro lado. Si alguien se siente aturdido y no tiene claro “de qué va este blog”, que no se preocupe. Quizás yo tampoco tenga una respuesta. No importa.

NOTA: La fecha de arriba no es indicativa. Este post está abierto a modificaciones y nuevas reflexiones. De eso se trata.
Continuará…