ContracaMpaña

marcaM.jpg
La campaña publicitaria de Movistar se ha colado en las páginas de información. Así lo demuestra el blog Merodeando con una portada de Marca. Este diario no es el único que se ha prestado a los cantos de sirena publicitarios. Creo recordar haber visto esta misma estrategia en alguno de los gratuitos durante la semana pasada. Las reacciones no se han hecho esperar en la blogosfera y ya ha surgido una contracampaña a la propia publicidad de Movistar.

La frontera entre publicidad e información ha sido tradicionalmente motivo de pugna entre la redacción y el departamento comercial en un medio de comunicación. La solución solía pasar por el consenso en una serie de pautas diseñadas para ayudar al público a diferenciar los contenidos informativos de los publicitarios, como podía ser la maquetación en cuadros independientes o la firma en los publireportajes. En los últimos años, sin embargo, estamos viendo que la habilidad de los departamentos de marketing por ofrecer puestos más arriesgados y golosos a su cartera de anunciantes está en continuo desarrollo. Cuanto más cercana a la información, cuanto más integrada en la misma, más eficaz parece ser la publicidad. Y más cara, por supuesto.

Hace unos años se hablaba del product placement como una de las técnicas más arriesgadas en televisión. Hoy se superan con guiones diseñados desde el comienzo con una orientación al marketing paralelo (por ejemplo, grupos de música que nacen en la serie y montan bolos fuera de ella, como ocurre en Los Serrano de Telecinco), con la revelación de datos de un programa “sólo durante la publi” (como en los reality shows de mayor audiencia), con la información que envuelve literalmente una publicidad en los magazines (por ejemplo, El País Semanal) y así un largo etcétera.

Actualización: Acabo de ver que también hablaban de la portada de Marca en Periodistas 21, en cuyos comentarios se aportan más datos sobre las apariciones de “esta M”.

Autoría en las Cartas al Director

elpais_rectificacion0204200.jpgPeriodista Digital publica hoy un artículo titulado «Sr. Director… han suplantado mi personalidad» sobre los procedimientos de verificación en la autoría de las cartas al director que llegan a los diarios. Este texto parte de la denuncia de un trabajador de la Fundación Hospital Alarcón, que declaró no haber sido el autor de una carta publicada en su nombre por El País en relación a la polémica del Hospital de Leganés. Este periódico incluyó la rectificación en la misma sección pero, según Periodista Digital, ha declinado hacer declaraciones sobre los criterios de identificación que requiere para publicar estas cartas. Por el contrario, el resto de diarios de tirada nacional como El Mundo, Abc y La Vanguardia sí que han ofrecido esta información al autor del artículo. Todos ellos coinciden en solicitar el nombre, domicilio y DNI del autor de las cartas.
El libro de estilo de El País también recoge estos criterios de verificación para su sección de cartas al director. Sin embargo será difícil saber en qué punto de la cadena se produjo el error para que se cometiera esa “suplantación de personalidad”. Veremos si el Defensor del Lector lo incluye en su agenda el próximo domingo.

El Papa y el SMS

La tecnología SMS ha vuelto a destacarse como un poderoso medio de comunicación en los acontecimientos en torno a la muerte del Papa. Tanto las autoridades del Vaticano a la hora de comunicar la noticia a los corresponsales, como las congregaciones espontáneas de fieles en las plazas de todo el mundo se han apoyado en la inmediatez de los mensajes cortos a través del móvil. En los últimos años hemos asistido a diversos fenómenos de movilización ciudadana a través de los SMS, definidos por Howard Rheingold como Smart Mobs. En el caso español, recientemente ha vuelto a la actualidad el fenómeno “Pásalo” y su relación con el 13 de marzo de 2004 con motivo del vídeo presentado por la Fundación FAES en esta semana (el vídeo está disponible en su web en distintas calidades). Esta coincidencia en el tiempo me lleva a rescatar un artículo que publiqué bajo el título de ¡Pásalo! en la Revista Pueblos hace ahora un año (Revista Pueblos. Número 11. Junio de 2004, Págs. 22-23). Para ver el texto completo, hay que pinchar en “Continúa…”

Seguir leyendo El Papa y el SMS