Archivos de la categoría Alfabetización digital

Cuando el blog llegó a mi vida…

A veces parece tan natural escribir en un blog que se nos olvida cuándo fue la primera vez que oímos hablar de ellos.
En el encuentro de ayer Adolfo me hizo esta pregunta y por un momento tuve que hacer ejercicio de memoria. Recordé que fue una coincidencia casual, como suele ser todo en la vida. Era marzo de 2003 y estaba en la Universidad de Harvard trabajando para mi proyecto de tesis sobre el concepto de “alfabetización multimedia”. En aquellos días, mientras seguía la invasión de Irak a través de los medios digitales españoles, aterricé en un artículo que hablaba de un proyecto de weblogs en la Universidad de Harvard bajo la dirección de un tal Winer. En aquel momento, no sabía lo que era un blog pero algo debí de leer para que despertara mi curiosidad… (el blog ya no está operativo pero se puede consultar el histórico en Archive.org).

Ayer sólo acerté a recordar que lo había leído en ABC pero no qué decía, quién lo firmaba o en qué sección. Y me entró la inquietud de rescatar aquel texto que, en cierta forma, me ha guiado hasta aquí. Es éste (que, por cierto, bien podría pasar por un artículo actual):


El blog: ¿todos periodistas?

Seccion: opinion
Fecha: 27/03/03
URL: http://www.abc.es/opinion/noticia.asp?id=170567&dia=27032003 (bajo suscripción)

Publicar en Internet está hoy al alcance de cualquiera, no solamente a través de las páginas web personales, sino mediante las llamadas bitácoras. Las bitácoras o web logs, abreviado blogs, permiten a todo cibernauta, por ejemplo, publicar su opinión sobre un suceso, contar cómo ha sido testigo del mismo o presentar imágenes del lugar de los hechos, a partir de la plantilla de un sitio web, tan sencilla como la hoja de un cuaderno de bitácora. Así se ha acuñado el concepto de periodismo de usuario, que supone un paso más en la universalización de esa capacidad de publicar, antes reservada a las empresas editoras.

Sigue leyendo Cuando el blog llegó a mi vida…

Media Literacy en la agenda de la Unión Europea

La Unión Europea acaba de lanzar una consulta pública (pdf) hasta el 15 de diciembre para recoger opiniones y buenas prácticas sobre alfabetización multimedia:

Media literacy relates to all media, including television and film, radio and recorded music, print media, the Internet and other new digital communication technologies. The aim of media literacy is to increase awareness of the many forms of media messages encountered in everyday life. It should help citizens to recognise how the media filter their perceptions and beliefs, shape popular culture and influence personal choices. It should empower them with the critical thinking and creative problem-solving skills to make them judicious consumers and producers of content. Media literacy is part of the basic entitlement of every citizen, in every country in the world, to freedom of expression and the right to information and it is instrumental in building and sustaining democracy.

En inglés el concepto sintetiza en “Media Literacy” tanto lo analógico como lo digital, mientras que en castellano se utilizan varios nombres para señalar la misma idea (alfabetización digital o multimedia, literacidad, educomunicación, etc.). En el pasado Blogs y Libros hablamos sobre esta cuestión y la necesidad de reflexionar sobre el término más adecuado.

Enlace relacionado: Carta Europea para la Educación en Medios

Vía | Airecomun

[tags]media literacy, alfabetización multimedia, literacidad, educomunicación, blogs y libros[/tags]

Falta de autocrítica en la blogosfera

Falta sentido crítico en/sobre/por/para/con la blogosfera en/sobre/por/para/con la blogosfera.

Adolfo se pregunta por qué estamos celebrando todavía a la criatura. Es posible que estemos infantilizando su proceso al no cuestionarnos su maduración.

En esta criatura que se autopercibe como una alternativa a los modelos de comunicación tradicional, vemos cómo se repiten viejos vicios y fantasmas manidos del mundo offline que ahora renacen con mayor capacidad de impacto al aprovechar el factor de novedad y alcance de los nuevos canales y herramientas. Cada vez es más patente la confusión entre Publicidad/Propaganda e Información y entre lo Verídico y lo Verosímil. Vivimos en una esquizofrenia informativa…

Redundancia de congresos sobre blogs
Los blogs están de moda y eso ya justifica estipendios. Probablemente sea muy útil para los organizadores, pero si nos preguntamos por la aportación última al conocimiento, ¿qué hay de nuevo en idénticos congresos con idénticos programas y con idénticos interlocutores? Y si lo interesante parece ser que es lo que viene después, la conversación real cuando se bajan de la tarima y se toman unas desinhibidoras cervezas con los asistentes ¿por qué institucionalizarlo de congreso y emular modelos tradicionales? ¿No es tan renovadora y revolucionaria la blogosfera? ¿No será que tenemos una gran necesidad de socialización pública (ya sea en los blogs, su ocio como valor añadido cuando en realidad es al contrario y necesitamos intelectualizarlo?

Seudopatrocinios y seudopublirreportajes. Compradores de siempre metidos a bloggers o comprando bloggers

Compradores de voluntades -políticos-, compradores de atención -publicidad- o cualquier tipo de compradores. Porque el problema no viene sólo de los sospechosos de siempre (políticos, grandes empresas, etc.), sino de los propios bloggers que entran ingenuamente en el negocio de la información al calor de sus encantos (independencia comprometida por regalos de empresas, gadgets, libros, viajes, etc. ). El problema no radica sólo en que oculten sus “servidumbres”, sino en que ni siquiera lo perciban como un problema.

Publicidad contextual

¿Dónde queda aquello de separar línea comercial y editorial? Y pongo un ejemplo que salió de una charla el otro día: Un blog con consejos saludables que toca un tema de gran alcance y se beneficia de una publicidad “contextual” cuyos métodos no son tan saludables. Concretamente, escribir sobre dietas sanas y dejar que Adsense haga el resto, esperar a que ese público desesperado por quitarse unos kilos sucumba por los cantos de “Adelgace en tres días”. ¿Conflicto ético o moral?: no sabe/no contesta.

Participación
Participar no significa dejar que la gente se exprese en los comentarios. Eso no implica diálogo en sí mismo, puesto que no deja de constituir un modelo vertical (yo hablo arriba y vosotros vociferáis abajo). Y tan abajo que es un murmullo cuyos sonidos no llegan a la atalaya. Conversar supera el concepto de diálogo y requiere de la actitud de escucha y negociación de ideas. De esto parece haber poco en los blogs. Si no hay capacidad de modificar el mensaje, negociar el discurso, no hay participación.

Egos buscando su masa cautiva
Distintos criterios de medir la conversación. Hay quienes se tiran de los pelos cada vez que sale un nuevo ranking, defendiendo su mejor índice en Technorati o su popularidad en número de visitas. Buscando modelos masivos, cuantitativos y no cualitativos. Lo de siempre.

Tener un blog no te hace más abierto, transparente y participativo. El medio no está transformando el mensaje y el mensaje tampoco parece estar transformando al medio. ¿O sí? ¿Cuándo? ¿En qué contextos? ¿De qué manera? ¿Qué discursos se manejan? ¿Qué valores? ¿Cómo se regulan?

¿Qué nuevos elementos suscitan? Sobreexposición pública, redundancia informativa, fronteras de lo público y lo privado, cuestiones sobre credibilidad y ética, etc.

Empecemos a estudiarlo…

Actualización: Se me había olvidado enlazar este interesante post de Quim Gil Quién lidera el “nuevo” periodismo y un artículo suyo en Telos donde también habla sobre el periodismo en Red.

Actualización 8-10-06 | Sigue el debate: Mmadrigal, Juan Freire, Netoratón y Alberto Ortiz.

[tags]credibilidad, crítica, splog, blogosfera, ética[/tags]

Reflexiones sobre Blogs y Libros

Estas son las líneas de trabajo del grupo Blogs y Libros, esquematizadas por Manuel Bragado, traducidas por Varela y ampliadas en el wiki.

[tags]blogs y libros, media literacy, digital literacy, literacidad crítica, internet[/tags]

Verificar lo verosímil

Uno de los peajes a pagar por sobrevivir en la sobreabundancia de información exige un mayor esfuerzo individual por discriminar entre información relevante e irrelevante, entre verdad y mentira, entre información y persuasión. Los fotomontajes, los splogs, el aparente amateurismo de Youtube acechan. Y tenemos poco más que nuestro sentido común para verificar en estas aguas.

Ahora resulta que la bella adolescente desvalida que bajo el nick de “Loneygirl15” nos contaba su cotidianidad desde el Gran Hermano descentralizado de Youtube no es quien decía ser, sino una actriz al servicio de un guión bajo un proyecto comercial: crear una audiencia para crear después un producto (ver cronología). Y sus lectores, sus amigos virtuales, aquellos que se grababan en vídeo para responder a sus soliloquios, se sienten ofendidos, engañados y estafados en sus sentimientos “que sí eran sinceros”. También los de la muchacha mientras quisieron creerla. Lonelygirl15 nació, creció, se reprodujo y murió en la Red, pero ha resucitado en los grandes medios: NYT, MTV, CNN, CBS.

Aunque cuando el público es cómplice de una mentira, y el incauto es el otro, entonces sí es divertido. El programa de La Sexta El show de Cándido se ha montado sobre esa idea, sólo que en este caso cuando el “inocente” descubre el engaño no se ofende, sino que está orgulloso de que todo el circo mediático le brinde ese honor.

Algunos casos son flagrantes y fáciles de identificar, como los splogs o spam blogs. Aunque no por ellos menos alarmantes, si tomamos en cuenta el reciente estudio que dice que la mitad de los blogs podrían ser puro spam comercial.
Más sutil es cuando se cuelan en los autores de blogs no sospechosos de pretender vendernos algo, ya sea en forma de regalos de libros o del último gadget de moda. Una práctica, por cierto, que me sorprende lo bien aceptada que está en la blogosfera como signo de reputación (parece que eres alguien cuando Nokia te regala el mejor megamóvil porque te ha fichado como blogger de influencia). Se intenta tamizar con la sacrosanta transparencia, diciendo que Nokia te lo ha regalado y que te sientes libre de criticarlo. Ejerces tu independencia una vez y dos, pero quizás no más porque te acaba gustando eso de que te hagan regalos. Y luego están también las editoriales buscando eso que ahora se llama marketing viral o que “hablen de mí aunque sea mal”, produciendo libros supuestamente salidos de un blog anónimo (previamente producido, claro) y enviándoselo a los bloggers para que publiquen su reseña…Actualización: Otro enlace interesante en Click Fraud, The dark side of online advertising en BusinessWeek.

[tags]lonelygirl15, verificar, credibilidad, splogs[/tags]