Cualquier cosa es cariño

Tomé esta foto en mi primer paseo por Bogotá y forma parte de una serie de imágenes que encontré en la zona universitaria, ésta concretamente en la Facultad de Bellas Artes.

De este cartel me ha gustado mucho su doble lectura. Desde una perspectiva española, podríamos interpretarla como “A cualquier cosa le llaman cariño”, pero yo prefiero decodificarla desde lo colombiano en mi corta experiencia por aquí: “En cualquier cosa pon siempre cariño”. Sin duda, es un buen consejo para llevar encima, pues demasiado a menudo olvidamos  lo importante que son los afectos en todo lo que hacemos y lo poco que cuesta ponerle un poco de cariño al día a día. Los resultados son siempre mejores y la experiencia también.

El paseo sigue y sus paredes hablan cargadas de simbolismo sin que haya pintura que alcance a silenciarlas, algo que me hizo recordar la fuerza de las palabras en aquellos suspiros tipográficos, a medio camino entre la protesta y la ilusión, que hemos vivido en las acampadas del movimiento 15M en España. Os dejo con algunos de estos rótulos callejeros:


Crónica ampliada aquí: La innovación social como motor de innovación en Colombia

0 pensamientos sobre “Cualquier cosa es cariño”

  1. Hola Tiscar, me alegra mucho que este disfrutando y conociendo mi alma mater. Ahora que he vuelto a recibir formación en mi amada Universidad Nacional confirmo que la educación siempre ha sido una experiencia social y cultural, en mi caso la mejor experiencia y formación que he recibido ha sido aquí. Muchas gracias por tus enseñanzas
    @ciudadano0

  2. Los textos, los mensajes que se forman parte de nuestro hábitat nos ayudan a actuar, a ser, a pensar.
    Huyamos de tanta publicidad que nos obliga a consumir.
    Preferimos mensajes que nos ayuden a ser más felices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *