Nuestra tragedia familiar en la hemeroteca de ABC

image-3767

  • Nota: pulsa en la imagen para ampliarla.

Hay fechas con data y datos sin fecha. Para muchos, el 3 de abril significará la muerte de la televisión analógica. Para mí es el cumpleaños de mi madre. Hace tres días inauguró una nueva década y hace 60 años que heredó el nombre de la hermana que no conoció. La otra Juana Padilla González murió una madrugada de un día como hoy, un 6 de abril, junto a otros dos hermanos y su abuelo, mi bisabuelo, mientras dormían cuando unas murallas antiguas cayeron sobre su casa en Quesada, Jaén.

image-3768

De los cuatro hijos sólo sobrevivió el bebé de la familia, mi tío Ángel, protegido por su cuna volcada (aunque la leyenda cuenta que en realidad fue por llevar una medalla de la Virgen de Tíscar, pero esa es otra historia…). Un suceso tan trágico ha acompañado siempre a la familia y ha sido incluso fuente de romances en el lugar. En mi caso particular, también de inspiración autobiográfica en mis primeras incursiones digitales hace más de 10 años en UCLA. Fascinada por la figura de mi abuela Nicanora, su historia fue un hilo conductor en aquellas producciones que nunca conservaré por la obsolescencia de las tecnologías y cuya sombra se la debo a otra hemeroteca, la de Archive.org, pero eso es también otra historia que contar…

Hace unos meses, el Ayuntamiento de Quesada decidió colgar una placa para recordar a la familia al restaurar la muralla maldita. Buscando la noticia en los diarios digitales, tropezamos con el tesoro de la hemeroteca de ABC y descubrimos, 62 años después, que habíamos sido noticia nacional (8 de abril de 1948, pdf).

Pd. En la foto, mi tío Ángel a la derecha, y el alcalde de Quesada, a la izquierda.

0 pensamientos sobre “Nuestra tragedia familiar en la hemeroteca de ABC”

  1. La familia es el espacio en el que aprendemos a ser. De las cosas que antes nos enseña la familia, mucho antes de q llegemos a ellas a través de los libros y a la web, es q nunca sabremos más que retazos de lo pudo haber sucedido. Lo que pasó no importa. Su busqueda es el oficio de los desesperados. La familia nos hace comprender sin angustia la incapacidad de crear una memoria coherente y minimamente sostenible. Son sus silencios extensos permiten los que permiten conjugar los rotundos sonidos. Sólo su mirada, segura ante nuestros ojos, nos integra en un mundo roto mostrandonos un proyecto posible. Invisible, improbable, cercana y diferente.

  2. @sofía sin duda, y no he añadido que también un 3 de abril reciente murió mi abuela paterna. Como ves una historia familiar, de mujeres y fechas caprichosas.

    @alfonso “Invisible, improbable, cercana y diferente”. Fantástica definición. Gracias :)

  3. Siento mucho que esta tragedia haya ocurrido a tu familia.
    El recuerdo se transmitirá de generación en generación…
    y lamento que fecha tan triste limite con el cumpleaños de tu madre.
    Pero siempre hay que celebrar la vida.
    Y felicitar a doña Juana por tener una hija tan guapa y lista : )

  4. @aurora Gracias de su parte y gracias de la mía :) No he añadido que mis abuelos ya habían perdido cuatro hijos antes, por diversas causas de mortalidad infantil de la época (distintas enfermades habituales…). Son historias duras, pero que como decía Sofía más arriba, nos hacen más fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>