El peregrino digital y la educación 2.0 en imágenes

Isidro Vidal, uno de los profesores más entregados y risueños que conozco, nos regala este ejercicio de remezcla visual que rescata textos de mi artículo El peregrino digital y la educación 2.0 (2006).

El peregrino digital y la educación 2.0

Artículo publicado en la Revista Trama y Texturas, Diciembre 2006 – Número I

“La mediación ha muerto, viva la personalización” es el nuevo grito de las barricadas contra las instituciones del periodismo, la política, la empresa y también de la educación. Es tiempo de personalización e incluso la revista Time cierra el año premiando nuestro “personismo”. No sólo “mis lectores saben más que yo”, o mis electores, o mis clientes, sino que también “mis alumnos” tienen mucho que decir y contradecir. Este cambio de enfoque sobre las formas de aprender y socializar plantea retos difíciles de asumir por la Educación como institución moderna. No se puede pasar de enseñar a aprender sin cuestionar sus propios fundamentos de una manera crítica.

Cuando aún estábamos intentando explicar a padres, niños, jóvenes y maestros que la televisión es una construcción de la realidad, que el dibujo de una pipa no es una pipa, internet irrumpió en nuestras vidas. Y llegó para quedarse y madurar con nosotros. Hoy más que nunca es necesario ese ejercicio de alfabetización digital o literacidad crítica: entrenar el pensamiento crítico para deconstruir los mensajes de los órganos de poder y contestar socialmente desde la construcción de nuestros propios discursos. En definitiva, algo tan simple como aprender a ser ciudadanos críticos y a participar de la vida pública de forma activa. Y eso pasa por todos los medios a nuestro alcance para comunicarnos, socializar y aprender colaborativamente, ya sea el pergamino, el megáfono, el vídeo o el wiki.

Internet nos propone nuevos caminos por los que transitar en nuestro devenir por el mundo. Está asfaltado con nuevos lenguajes y texturas, pero sus rutas no aparecen en los GPS. Cada uno de nosotros hemos de diseñar nuestro recorrido y apoyarnos en las indicaciones de quienes ya pasaron por allí. Las etiquetas, los agregadores, los blogs, los wikis, etc. son muescas en el camino. De nosotros depende contribuir en nuestro recorrido con sólidas piedras o con efímeras migas de pan.

Hay turistas, hay viajantes, hay mercaderes y hay paseantes. Unos se detienen a admirar el paisaje y deciden cambiar de ruta según sus intuiciones. Otros van en puente aéreo y no ven más que nubes. Todos transitamos por estos caminos. Porque todos somos peregrinos digitales, ya sea con más o menos rutas en el tacógrafo.

Ante nuestros teclados, la puerta a un viaje iniciático que hay que aprender a andar solos, sabiendo escoger buenas compañías. Por el camino, otros peregrinos con los que cruzar palabras, reflexiones, risas y lamentos. Con algunos sólo hacemos una parte del trayecto, con otros caminaremos toda la vida. A gran parte de ellos les vemos en los albergues, esas esferas colectivas donde intercambiar impresiones y remedios. Pero la decisión sobre qué camino tomar frente a una bifurcación es una opción solitaria, formada en un criterio que se ha de pulir en la experiencia. Porque la Red también tiene sus semáforos, sus aceras, sus postas, sus cruces de carretera, sus trashumantes y sus bandoleros.

Para este viaje sólo necesitamos una mochila ligera pero bien abastecida para disfrutar del camino, desafiar las inclemencias y crecer con las conversaciones. El maestro debe ser un caminante más, alguien que repite trayecto, que nos acompaña y que nos da buenos consejos apoyados en su experiencia. Alguien que nos ayuda a preparar el petate, a identificar las setas venenosas, los cantos de sirenas y los personajes de Propp. La Red es nuestro bosque por explorar. Comienza la aventura.

El hipertexto, el multimedia y la interactividad generan oportunidades pero también desafíos en la forma de representar, comprender y aprehender el mundo. La Educación, así con mayúsculas, es la encargada de preparar al ciudadano para caminar en la incertidumbre y en las micronarrativas de los nuevos entornos sociales. Necesitamos de procesos de aprendizaje para preparar buenos kits de supervivencia con los que desarrollar capacidad análitica y creativa para la participación social. Una brújula para el peregrinaje vivencial en ese long-life learning que nos atenaza irremediablemente. Una Educación más centrada en estrategias que en contenidos. Porque su sistema operativo ya no reside sólo en la escuela como hardware y en profesor-alumnos como software. Una educación 2.0 que genera, comparte y experimenta en red y en la Red.

0 pensamientos sobre “El peregrino digital y la educación 2.0 en imágenes”

  1. Saludos Tiscar. Comentar que tu charla en la Jornada de Anele me pareció, como todas, muy ilustrativa. En general todas las ponencias fueron muy buenas , pero en muchas ocasiones los ponentes parece que se alejan un poco de la realidad y reinventan su realidad. Algo que admiro de tí y de tus charlas es la claridad y sencillez en el disagnóstico de las situaciones y en las claridad para emitir propuestas de cambio. En este caso tus propuestas centradas más en las estrategias que en los contenidos me parecen muy buenas, pero creo que tardaremos muchos años en cambiar las actitudes de los docentes respecto a enseñar contenidos. Como se plasmó ayer, creo que una de las conclusiones es que los espacios educativos deben cambiar , los currículums flexibilizarse y los alumnos deben tomar el protagonismo de la creación a través de la remezcla multimedial.

  2. En un momento tecnológico que nos lleva como seres humanos a cuestionarnos
    Sobre la influencia de las herramientas de internet en un mundo que cada vez parece ir más rápido, se nos presenta el desafío de entender la dinámica de las producciones de internet que toman la forma de canales de expresión más generales y más democráticos. Se nos propone nuevas reglas de entendernos a nosotros mismos y nuevas formas de organizarnos en sociedad como seres consumidores insertos en una ciudad digital donde las instituciones van cediendo espacio al poder de las redes.
    Buscamos expresarnos mediante la red pero no conocemos el camino, nuestras motivaciones pueden ser diversas: una tribuna particular, una herramienta para ampliar nuestro espacio de influencia, un instrumento de reivindicación, una forma de desterrar nuestros fantasmas etc.
    Lo cierto es que la herramienta estará al servicio de la actitud del hombre, del hombre en particular y de los hombres en general. La sociedad paralela propuesta nos invita a reflejarnos desde nuestra particularidad, no tenemos los filtros sociales que exigían institucionalizarnos para poder expresarnos hoy se expresa quien tiene algo que decir, el medio lo permite y lo Propone. En este sentido surge una nueva tendencia digital que ya no es patrimonio del especialista ni del usuario, sino de la humanidad en general una humanidad que va insertándola en sus costumbres a medida que el niño va creciendo. Esto provoca que todos los que quieran expresarse pueden hacerlo aun que según este autor no todos deberían expresarse. La herramienta llego en un momento en el que la sociedad clamaba por dejar escuchar su palabra y no encontraba los caminos para dicho sentido, parece que la herramienta llego a abrir oportunidades que la sociedad no siempre proponía.
    En este contexto a quienes nos dedicamos a optimizar a la empresa se nos presenta el reto de escoger ciertas herramientas de la red, analizarlas y proponerlas como una forma de insertarlas Al plan general de marketing, sin embargo esta inserción a mi parecer debería ser planificada como el resultado de un trabajo conjunto entre el marketing tradicional y los espacios propuestos por las nuevas tecnologías en el mundo digital.
    Estos espacios abarcan la facilidad de poder sumar en eficiencia a nuestras comunicaciones, a nuestras ofertas y a nuestras promociones, pero ¿Cómo ganamos la confiabilidad desde nuestra identidad virtual?, bien el mundo virtual que es carente de tiempo y de espacio en un principio no invita a poder percibir la confiabilidad de nuestra propuesta ya
    Lo que buscamos en una oferta es encontrar el consentimiento de un cliente que haya conocido nuestra propuesta, la evalué la considere rentable y que además apruebe a su interlocutor como confiable, es decir como el proveedor de un negocio rentable y de una experiencia gratificante, desea saber que el riego invertido será proporcional a la ganancia percibida. Las retroalimentación esperada por los internautas no reflejara resultados inmediatos ya que se nutre del contexto en que ha sido implementada, de la naturaleza del grupo objetivo y de la creatividad del ser humano. Son intercambios que buscan una aprobación desde la identidad virtual construida en una digitalidad que es cotidiana y extendible unilateralmente hacia la maduración de la relación comercial desde su inicio.
    Son aportes propios, circunstanciales que elevan al consumidor y extraen de él la voluntad para iniciar una relación más estrecha mediante la herramienta pero con una voz más humana y con una voz más frecuente. La retroalimentación esperada será la base para el inicio de un proceso paulatino que culmine en la aprobación del consumidor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *