El precio de la diva

Los viejos rockeros nunca mueren pero sí pueden ser sexys y barrigones. En cambio, las viejas rockeras mueren si son barrigonas porque dejan de ser sexys.

Es lo que le ha pasado a Alanis Morisette, a quien no se le perdonan esas dos tallas de diferencia. Dos tallas que separan a la diosa de la madre, según la crónica de El País de hoy:

“La canadiense ha pasado de ser esa deseada novia rockera a la madre del amigo José, a la que canta El Canto del Loco”

Dos tallas que llevaron a Toni Garrido a decir en directo algo así como “no se sabe si se ha separado o se ha comido al marido (la cita literal en el vídeo).

Dos estúpidas tallas que serían prácticamente invisibles en caso de ser hombre.

0 pensamientos sobre “El precio de la diva”

  1. Pues ahora desprende una paz y una energía que no emanaba antes, supongo que Toni Garrido usa el chascarrillo que la mayoría de la gente quiere oir y que le hará tener más audiencia, pero, en el caso de que no sea gay, seguro que también le gusta más ahora.

  2. Joder, a mi nunca me gusto, pero que mas da si esta mas o menos buena, sinceramente.

    ¿Lo importante no es que siga gustando su música?

    Lo demás son memeces de gente superficial.

  3. ¿Soy el único que piensa aún que lo importante de una persona que canta es su voz, su inteligencia al componer y / o su maestría con el instrumento musical de su elección?

    No sé cómo es Alanis Morrissette, pero me encanta escucharla, y ojalá mantenga eso dentro de diez, quinces, veinte años.

  4. Ya se sabe eso de que el sentido común no es el más común de los sentidos. Me temo que si Alanis hubiera sido hombre, no se habrían hecho esos comentarios tan estúpidos en los medios que, no olvidemos, tienen gran responsabilidad en la producción y reproducción de valores y estereotipos. Luego hablarán del culto y consumo de la imagen y enfermedades de nuestra sociedad como son la anorexia y la bulimia, como si fueran cosas desconectadas.
    ¿Se destacó de ese día acaso la barriguita de Manolo García, su tinte de pelo, o las arrugas de Neil Young? Pero sale Alanis y se atreven a bromear con que se ha comido a su marido…

  5. Rediós, que está embarazada. Reconozco que me sorprendió verla, pero bueno… no es su peso real, ¡¡Alanis siempre ha sido un palo!! Vamos, que no es que ahora se haya puesto a comer bollos.

    Además, que el encanto de Alanis siempre ha estado en su voz, y los 3 berridos que pegó en “Uninvited” y en las otras canciones hicieron que se me pusiese la piel de gallina.

    Larga vida, Alanis.

  6. Me parece increible que todavía estemos con este tipo de comentarios. Yo también me sorprendí al verla, pero su voz sigue siendo la misma y eso es lo que importa.

  7. Increíble. Yo no sé en que se está convirtiendo el periodismo, ahora bien sí se que no me intresa saber cuantos kilos de más tiene Alanis Morisette.
    seguro que mi comentario no tendrá ninguna validez porque soy mujer…

  8. sencillamente es LA MEJOR… no como johanson que es bonita y ya… por q lo que canta da ganas de llorar…

  9. Tienes razón. El enlace ya no funciona. Estaba en la sección de “A la carta” donde se supone que sólo permanecen durante una semana. Siendo puristas, tendría que estar colgado hasta mañana viernes, puesto que el concierto es del viernes pasado. De hecho, en el listado de la pestaña “viernes” de hoy no aparece.

  10. Y luego sacan aquello de “la libertad de expresión”.
    Si es que hay gente a la que se les debía reducir a dar los buenos días y poco más.

  11. Bueno, es que dentro de lo políticamente correcto está llamarte delgada o anoréxica pero gorda no (no en público, eso se hace en círculo cerrado, lo de delgada delante de todo el mundo o en artículos de prensa) por eso es extraño… qué cada uno esté cómo quiera…

    vamos que si nos dejamos de políticamente correcto, somos sinceros, nos preocupamos de lo preocupante y por prioridades (las estadísticas señalan que hay un problema de gordos en la sociedad occidental y el exceso que se come en occidente falta en otras partes) si se plantean las cosas con ética y que quizás hay que fomentar una sociedad en que se debe ser saludable y solidaria, ser más asceta a la hora de comer… .

    Hay una cultura de solidarizarse con los gordos y ser muy impopular las personas que por diferentes motivos suelen estar delgadas (o cómo Amy winehouse que muestra comportamientos no-sociales encima de un escenario, aunque luego todos se pongan las botas fuera), de esto se puede desprender una enseñanza: si el vecino muestra tendencia a hacer lo que tu haces y en el mismo ámbito te solidarizas, si hace lo contrario te sientes incómodo y lo rechazas: pura sicologia (o sociologia)

    .. ser incorrecto estéticamente trae muchos problemas, no siempre estarás al gusto de los demás, así que cada uno lleve su propia filosofía a su cuerpo

    Se mezcla en todos estos temas de gordas o delgadas: la estética (todo el mundo se cuida y le gusta los cánones que busca en los demás) una enfermedad que parece que tiene causas más profundas que estar delgada, y el encontrarse uno a gusto con determinados prototipos corporales a los que añade un componente ético por su cuenta (se justifica a si mismo) y así rechaza a los demás o pretende imponer modelos sociales, que pueden no tener nada que ver con la ética o al menos con una objetividad filosófica o estética… repito que cada uno incorpore el modelo que desee.

    Lo que si es preocupante es nuestro propio filón musulmán: solo las chicas están sometidas a un mayor zoom, pero eso pasa con todo cómo con el aborto que se busca el sumun espiritual para negarselo y luego esos mismos negadores das a sus hijos coches y motos o lo utilizan ellos para no bajar la cifra de muertes ¿dónde está entonces la maximización de la ética? para ellos no existe ese concepto si les estorba en algo. Ni la ética ni la estética, aunque a mí los guapos y buenos me molan 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *