La identidad a los dos lados de la pantalla

Lo personal no es privado en Internet, ni está desvinculado de otros aspectos de nuestra vida. La cantidad de material fotográfico y audiovisual íntimo que se publica online lleva a pensar que no somos todavía del todo conscientes de la estrecha conexión entre nuestro rastro digital y otros ámbitos de la vida. Del ser o no ser a los dos lados de la pantalla […]

La gestión de nuestro yo digital nos pilla en una nube de ingenuidad y puede que cuando seamos conscientes de ello y queramos borrar las miguitas del camino, ya sea demasiado tarde. De la necesidad, oportunidad: otros se han adelantado y empiezan a ver negocio en ello para vendernos el guardamuebles de la muerte online.

Ayer El País hablaba de la identidad digital profesional y de la dificultad de separar lo personal de lo profesional en redes de fronteras difusas y cachés traicioneras. Si no, que se lo digan a Dupré y cómo la prensa rastreó en sus perfiles online para echar más material al caso del gobernador de NY. Resulta difícil defender el derecho a la privacidad cuando uno es quien se expone públicamente (vaya, suena a frase del famoseo). En contextos distintos, sí, pero ¿a quién le importa el contexto bajo una hora de cierre? La réplica no puede competir con el ritmo de la pólvora.

[tags]identidad digital, digital identity[/tags]

0 pensamientos sobre “La identidad a los dos lados de la pantalla”

  1. creo que me he perdido algo… llevo tanto tiempo desconectado que…

    veamos, rastros siempre hemos dejado allí por donde hemos transitado, la diferencia con el momento presente es que la remediación sociotécnica de los mismos supone la posibilidad de almacenamiento, gestión y clasificación a escala “desconocida anteriormente” de dichos datos y el fácil y “democráctico” -esto sí que es bueno!- manejo, acceso y uso de los mismos. además, no estamos en la era de la imagen, pues necesitamos además de consumir “imágenes”, generarlas.

    ciao!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *