El estigma de ser del Este

El sábado la escritora checa Mónica Zgustova alertaba en El País sobre el estigma que sufren los llamados “ciudadanos del Este” en los medios de comunicación y cómo esa visión estereotipada y simplista acaba calando en la sociedad. Ellos: sofisticados y violentos delincuentes. Ellas: prostitutas.

[…] Es cierto que un buen número de los grupos de delincuentes que se dedican al robo con violencia y a la prostitución proceden de distintos puntos de la Europa balcánica u oriental -generalmente de Rumania, Moldavia o Rusia-. Pero el hecho de que la prensa española, en vez de distinguir la historia y la tradición cultural de los distintos países que hace casi dos décadas salieron del totalitarismo, haya acuñado para todos ellos la inscripción “Este” (y que a los criminales, vengan de donde vengan, los haya llegado a llamar indiscriminadamente “bandas del Este” o “mafias del Este”) no favorece ni a la imagen que los españoles puedan formarse de las personas provenientes de los países poscomunistas ni a su anhelo de entender esos países, tan desconocidos durante décadas [..]

La realidad a sus ojos es bien distinta. Ellos: doblemente verdugos en la historia reciente de sus países. Ellas: doblemente víctimas de redes de prostitución. Los medios de comunicación tienen responsabilidad en la imagen que construyen. Y eso pasa por empezar a aplicarlo al día siguiente:

Minutos después, facultativos del Samur certificaron la muerte del hombre, que parecía procedente de Europa del este. La policía cree que el crimen pudo deberse a un ajuste de cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *