Libros útiles y libros inútiles

Llego a casa, me encuentro este polizón apoyado en la puerta y sé que mañana veré el contenedor de mi calle lleno de estos árboles muertos. ¿Hasta cuándo ese empeño en atiborrarnos con papel no deseado?

Paginas amarillas
Una evidencia clara de lo que dijo Mario Tascón en la presentación del libro Edición 2.0 al tomar prestada la siguiente figura escuchada a un poeta:

…en el futuro sobrevivirán en papel los libros inútiles (novelas, poesía, esos que nos llevamos a acariciar a la cama) y morirán los útiles (los profesionales, los técnicos, los de referencia, los que se quedan obsoletos al instante)…

14 pensamientos sobre “Libros útiles y libros inútiles”

  1. Como tú pones de ejemplo el producto con el que yo me gano la vida, yo pondré de ejemplo a los millones de personas que usan ese directorio para salir de un apuro.
    No todo el mundo es tan tecnológico como algunas.
    Y lo cojonu** de las predicciones es que suelen no cumplirse cuando ya todos hemos muerto.

  2. Que tú ganes dinero con el papel no significa que repartir guias telefonicas a mansalva tenga lógica alguna.
    Porqué no las reparten sólo a los que las pidan, que serán los que las necesitan realmente?
    Creo que Telefónica puede sobrevivir tranquilamente sin esos ingresos publicitarios.
    En cuanto a la industria papelera que, o bien se dedica a talar arboles, o bien a enriquecerse con el papel reciclado que todos les regalamos (y por el que no vemos un duro); tampoco creo que vaya a hundirse por dejar de repartir mamotretos a quien no los necesita.

  3. Tiene la misma lógica que llevar millones de ejemplares de periódicos a puntos de venta todos los días, con la diferencia que las páginas amarillas es una vez al año y están realizadas con papel reciclado. ¿Cuántos periódicos que tu conoces se hacen de papel reciclado?.

  4. Por cierto, en un blog que versa sobre periodismo ¿no hubiese sido más honesto, coherente y, en definitiva, creíble, que la autora hiciera gala de su pretendido ecologismo tratando el tema que expongo en mi comentario anterior?
    ¿Porqué no desaparecen los periódicos excepto para sus suscriptores y las empresas que los sustentan no se dedican a potenciar las cadenas de radio y televisión donde tienen participaciones dotándolas de unos programas informativos que aborden las noticias al margen de sus intereses empresariales?
    Desgraciadamente creo que militar de ecologista se ha convertido en una especie de concurso de haber quien dice la tontería más efectista, y a ser posible que no afecte a los intereses de cada militante. Desgraciadamente, reitero.

  5. La diferencia básica entre los periódicos y las guías telefónicas es que los primeros se leen, tienen un uso y por lo tanto el despilfarro es menor.
    Que el ecologismo no interesa a cierta gente estaba bastante claro ya antes de que vinieras a alumbrarnos.

  6. En el año 2005 -último dato fiable del que dispongo- la edición en papel de páginas amarillas fue usada, a nivel nacional, por 22 millones de usuarios y generó un total de 383 millones de consultas.
    De nada, lector.

  7. Esos datos son de Telefónica o de alguna papelera?
    Otra pregunta, porqué en Alemania ya no se reparten las paginas amarillas a todos los usuarios, si no que se amontonan unos cuantos ejemplares, y el que lo necesita, lo coje?
    A pesar de algunos, las Paginas Amarillas están muy bien… para los museos.

  8. No he corregido tu error la primera vez que lo has cometido porque no tienes porqué estar al tanto y además no venía a cuento corregirte; pero como vuelves a incidir en el mismo tipo de desconocimiento, permíteme que te informe que Telefónica vendió su participación (60% de la totalidad de las acciones) de páginas amarillas en junio de 2006 y fueron adquiridas por Yell Group, quienes adquirieron además casi la totalidad del otro 40% de acciones en poder de otras empresas y particulares. Yell Group es, por tanto, único “dueño” de páginas amarillas.
    Yell Group es un grupo empresarial de Reino Unido con presencia también en EEUU, países que como bien sabrás llevan una ligera ventaja tecnologica a España respecto a uso de medios electrónicos -brecha digital le llaman- y fíjate tú por donde, en esos dos países se sigue utilizando los directorios en papel de forma predominante -de momento- sobre los directorios en formato electrónico. No es por defender el papel a ultranza, pero las cosas están así. Repito, de momento.
    Si tambien dudas de este dato, puede consultar en:
    http://www.yellgroup.com/espanol/acercadeyell-yellgroup
    Desde hace años se apuesta tambien en el negocio de los directorios por formatos electrónicos, más económicos de producir, más respetuosos con el medio ambiente y menos “invasivos”. Empresarialmente hablando, si prefieres que lo escriba así directamente, son un producto mucho más interesante.
    Mi primer comentario en este apunte fue una reacción de “cabreo” por el hecho de que en un blog sobre periodismo, blog que, además, tiene una audiencia significativa, se dedicara un post a “criticar” los defectos en casa ajena cuando lo verdaderamente honesto hubiera sido un post que apuntara con el dedo hacia el gremio de la prensa escrita, pero bueno, ya han pasado unas horas y el cabreo ha disminuido.
    Los datos que he facilitado sobre usuarios y uso de páginas amarillas provienen de estudios de mercado de una consultora externa a la compañía, GfK, y de monitorización interna de la empresa.
    La iniciativa alemana que me dás a conocer la investigaré y, si es interesante y factible, la haré llegar a conocimiento de la Consejera Delagada en nuestra próxima reunión.
    Pido disculpas si he molestado, pero esta mañana esa era precisamente mi intención.
    Un saludo 🙂

  9. Como ya es la segunda vez que cometes el mismo error -es normal, no tienes porqué estar al tanto- permíteme que te informe que Telefónica vendió la totalidad de sus acciones de páginas amarillas en junio de 2006, por lo que la empresa entró a formar parte de Yell Group, grupo empresarial de Reino Unido. Además de en Reino Unido, antes de entrar en el mercado español y latinoamericano, Yell Group ya editaba directorios teléfonicos en EEUU, que son dos zonas en que la brecha digital respecto a España es considerable y, sin embargo, predomina en ambos lugares los directorios en formato papel muy por encima del formato electrónico. Eso quiere decir que en España, y durante unos cuantos añitos más, seguiremos viendo como año tras año seguirán llegando las páginas amarillas a nuestras puertas puntuales a su cita. No es que yo sea un defensor a ultranza del medio en formato libro, pero esto es lo que hay.
    Desde hace años, todas las empresas de directorios están apostando por los medios electrónicos, por tener menores costos de producción, ser más limpios, menos invasivos… Es decir, si nos ceñimos a lo estrictamente empresarial, los directorios en papel son una carga más pesada que un buen buscador en internet o un buen servicio de información telefónico. En este caso se aúnan ecología e interés empresarial -en todos los demás sectores creo que tambien, pero bueno, no pretendo ponerme ahora reivindicativo pòrque en la historia de este post he elegido voluntariamente hacer el papel de malo-.
    En mis comentarios de esta mañana se debe notar que estoy cabreado, y mi cabreo -lo siento, soy sanguíneo- ha venido porque en un blog que versa sobre periodismo creo que hubiera sido más honesto mirar hacia dentro del gremio que apuntar con el dedo en casa ajena. Si cada cual nos dedicáramos a decir que podemos hacer en vez de decir que puede hacer el vecino, creo que la causa del medioambiente avanzaría más deprisa. Ya se me ha pasado el cabreo y tampoco vamos a hacer sangre de ello.
    Pido disculpas si he molestado, pero esta mañana esa era precisamente mi intención.
    Sobre la iniciativa de Alemania, la investigaré, y, si es interesante -empresarialmente tambien ha de serlo para que la propuesta pueda tener éxito- la propondré en mi proxima reunión con el Consejo de Dirección. :p

    Un saludo.

  10. Entre papeleras y desmotes, los argentinos tenemos mas desacuerdos y discordias que nadie. Cada uno lo verá con el tiempo. ¿Les puedo decir algo? No discutir tambien, a veces, ayuda al medio ambiente.

  11. Tienes razón con respecto al despilfarro de papel en la prensa gratuita y coincido contigo en ello. Ambas críticas no son excluyentes. Escribí este post por impulso al llegar a casa y ver las guías no solicitadas (como el año anterior y el otro y el otro). Lo escribo como ciudadana, como vecina, que cada año me las dejan en la puerta y no las uso. Que no lo relacionara con la prensa no quiere decir que no piense que es también una aberración medioambiental. Que estas guías sean útiles para otras personas, no lo niego. Para mí no lo son. Simplemente es mi opinión personal. Nada más.

  12. Hola Tíscar;
    por respeto a tu derecho como ciudadana y como blogger a exponer una queja es por lo que he pedido disculpas por mi enfado 🙂
    Permíteme por último dejar un enlace más -créeme que no acostumbro a enlazar en los comentarios- a una página donde se pueden visualizar los diferentes premios recibidos por Yell Group, entre los que hay varios de ellos a la preocupación del grupo por el medio ambiente.
    Somos conscientes que queda mucho camino por recorrer, pero estarás de acuerdo conmigo que para ser una empresa que surgió a mediados del siglo pasado, estamos realizando un esfuerzo considerable en adaptarnos a los nuevos tiempos que corren. Lo que nos resulta imposible es hacer desaparecer o modificar radicalmente de la noche a la mañana un modelo de negocio del que dependen tantas personas.
    Un afectuoso saludo y hasta pronto 😉

  13. Pingback: alvarokv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *