El CyBLOG como identidad digital

SkeletonLa semana pasada estuve hablando con un grupo de ingenieros de un Máster de la UC3M sobre mi idea de CyBLOG: el blog entendido como el cyborg 2.0, una suerte de identidad digital reconstruida donde el blog actúa como esqueleto y donde tecnologías como el widget, el trackback, los APIs y el código embed ponen la piel al armazón.

Lo 2.0 fragmenta y a la vez ayuda a construir identidades. Intentaré explicarme. En la web 2.0 tenemos parte de nuestro trabajo, de nuestro yo, atomizado en diversas cuentas, en diversas prótesis (youtube, del.icio.us, flickr, etc.) donde conviven en sinapsis con otros cyborgs y desde donde convergen en el blog como centro geodésico de nuestra proyección en la web 2.0 (el pegamento que lo hace posible).

El blog es nuestro domicilio, nuestro ID, nuestra carta de presentación, nuestra fachada y también nuestro escenario. El lugar adonde volvemos tras cerrar la puerta con nuestra password. Es el escaparate donde mostrar al mundo quiénes somos, quiénes son nuestros amigos, qué hacemos en el devenir del naúfrago (los enlaces, las fotos, los vídeos, etc.) y cómo queremos ser vistos.

La anatomía básica de los blogs y las “personalizaciones ad hoc” que hacen sus moradores transpiran una ilusión de omnipresencia y ubicuidad, de estar siempre ahí, vigilante, dispuesto a la visita para comenzar la performance. Como si el actor (que es a la vez autor y narrador) nos esperara en el escenario o a lo sumo en la trastienda, pero siempre al quite. Dentro de este enfoque, podríamos analizar los blogs en términos goffmanianos atendiendo a aquellas proyecciones que hace el autor deliberadamente para construir su identidad frente a su público, el conocido y el por conocer. Poner o no poner el widget de flickr, de twitter, el número de suscritos o el ranking en Technorati son decisiones de autor y hablan por él, de él. Los blogs son, como dice Lovink un impulso nihilista, una tecnología del yo, hecha para la confesión.

Actualizo 31-10-07: Ismael elabora mejor estas ideas en su artículo The personal research portal: web 2.0 driven individual commitment with open access for development, donde habla de la utilidad del software social para la conducción y publicación de investigación académica en abierto a través de la página personal.

[tags]cyblog, cyborg, identidad digital, digital identity, goffman, foucault, lovink[/tags]

19 pensamientos sobre “El CyBLOG como identidad digital”

  1. En mi humilde opinión (que de blogs no entiendo mucho y de Foucault y Goffman algo he leído, ¿uno era un pelón que se pasaba las noches de marcha y el otro era un jugador empedernido no?), el problema, tal como dijo en un seminario Haraway, es que podemos quedar atrapados en las analogías (metáforas diría yo, por cierto, hoy entregué un librito a la editorial UOC, si quieres echarle un ojo antes de que se imprima, con gusto), ¿en qué iba? Ah si. El problema, IMHO, es que si comenzamos a jugar con las metáforas y analogías quizá perdamos de vista algo fundamental (y aquí soy de la escuela de Estalella, Miller y Slater) y es el hecho de estar otorgando a priori ciertos elementos de sentido a nuestra reflexión sobre las redes sociotécnicas que está más en nuestra (para citar a un profe): “calenturienta imaginación académica”, que en la cotidianeidad de los actores y dispositivos que queremos estudiar. Yo también caí en la trampita de hablar de los Blogs como tecnologías del self (y dos colegas canadienses lo acaban de hacer en la AoIR), pero no sé si realmente ayude a nuestras investigaciones más que como ejercicios de calistenia mental. Ojo, es una reflexión personal en tu esqueleto, no estoy criticándolo ni mucho menos, no me atrevería a tanto 😉

  2. Atrévete a lo que quieras, faltaría más. No son más que esbozos, no lo tomes como dogma. A mí sí que me ayudan a relacionar la experiencia, mi experiencia, que al final es lo único honesto a lo que me puedo agarrar. Seguiré con la práctica, leyendo, pensando, viendo teorías y dejando por el camino lo que no encaje (quizás haga eso con los dos viejitos, pero no es el momento). Tengo mucho que aprender de este tema, así que toda recomendación que me puedas hacer es más que bienvenida. Toda oídos 🙂

  3. Pues yo comparto la reflexión del cyblog al 100%, sin fisuras. Seguramente no es extrapolable a todos los blogs, pero tampoco todos los conductores son iguales y los hay que llevan un Ferrari y otros un monovolumen. La metáfora (?) del CyBlog me parece perfecta para determinado tipo de blogs, especialmente los blogs académicos, donde uno es lo que sabe/cuenta/hace-creer-a-los-demás-que-sabe.

  4. # 1.- estoy contigo

    además, tíscar te has leído “bien” el texto de lovink? justamente lo que viene a cuestionar es tanto rollo “voluntarista”/”individualista” sobre los blogs y enmarcar la idea del “yo soy mi blog y mi blog soy yo” en procesos de mediación/estructuración colectiva. de hecho, no es casual que esta gente estén planteando eso que llaman “new network theory”.

    y con lo del “cyborg”, haraway y demás, ídem de ídem. muy muy breve, haraway plantea la oportunidad, a la par que exigencia, de reflexionar desde el interior del “monstruo” que somos y que hemos sido ser, en tanto que hemos tomado conciencia de que somos y nos son ser “monstruos” y de esta manera podemos deconstruir, a la vez que reconstituir, a través de juegos de otroridad y diferencia asunciones políticas de identidad desde una perspectiva no esencialista.

    siento la verborrea….

    ciao!

  5. Pues yo estoy también 100% de acuerdo con la teoría del CyBlog de Tíscar. Claro que no he leído ni a Foucault ni a Goffman 😉 Me parece además una reflexión tremendamente práctica.

    Si he entendido bien a Tesista -corrígeme si me equivoco, no te extrañe que te haya interpretado mal- dice que el blogger con sus dispositivos a la hora de ejercer como tal no se para a pensar qué elementos incorpora en su blog, por qué, qué significa el hecho de mostrarse/lo, etc. Y que esas valoraciones que, gente como Tíscar por ejemplo, hace, no son reales sino más bien fruto de una “calenturienta imaginación académica”.

    Pero yo no creo que sea del todo cierto. De hecho, precisamente porque todo eso se hace muchas veces de manera inconsciente, pienso que tiene más valor para estudiar al individuo. Me explico, que se haga de manera inconsciente no quiere decir en absoluto que se haga. Aunque no nos paremos a pensar en las repercusiones teóricas o el significado profundo que pueda tener.

    Salu2

  6. En realidad no creo que sea una votación para ver quién está más o menos de acuerdo con tíscar (yo creo que todos estamos de acuerdo con ella, aunque quizá en este concepto no, que chulo es sin duda). Lo único que apuntaba es el hecho de que como investigadores debemos resistir la tentación de conectar cosas que, aunque pueden tener sentido, quizá nos alejarían de la posibilidad de comprender mejor lo que queremos estudiar. A eso me refería con la “calenturienta imaginación académica”, es decir, a que nosotros (no como bloggers sino como académicos), hagamos una conexión que funcione y luego queramos reproducirla. De todas maneras ya Tíscar me dijo que era una reflexión sobre su propia práctica, eso es otra cosa, yo, que pienso como tesista, de repente me olvido que los colegas piensan también como bloggers.
    P.D. Que el ten haya estado de acuerdo conmigo ya es como para celebrarlo.

  7. Acabo de leer el post y coincido en general con el planteo. De hecho, hace poco presenté una ponencia que era -básicamente- un análisis en clave goffmaniana de un blog (y que colgué en el mío -que estoy empezando- por si a alguno le interesa).
    La cuestión pasa por el uso de “deliberadamente”. Si esto quiere decir “reflexionado de modo racional y explícito”, es claro que muchos de los elementos que pone en juego el blogger no se condicen. Pero tampoco se trata -me parece- de extrapolar nuestras categorías académicas. El concepto de Giddens de “conciencia práctica” brinda un buen servicio acá: cosas que hacemos (o hace el blogger) no de modo inconsciente, pero sin que opere direectamente la conciencia discursiva.
    Por eso analizar las formas de presentación es pertinente, y esclarecedor.

  8. Pingback: e-galeradas :
  9. Pingback: alvarokv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *