Mujeres, bloggers, lectoras de blogs

Nota: si estás leyendo esto y eres mujer, lee hasta el final, por favor. Me interesa mucho tu opinión 🙂

Mañana participo en una mesa, de esas que se llaman redondas y siempre son rectangulares, sobre Blogs y Mujer. Y con ésta, es la tercera vez que me invitan a abordarlo desde un contexto de discurso ritualizado como son los congresos.

Blogs. La conversaciónAlguna vez he escrito sobre la mujer como autora de blogs y sobre la baja representación de mujeres que hay en este tipo de eventos hablando de su experiencia como bloggers. No obstante, no creo que la solución sea introducir una mesa “de mujeres hablando sobre mujeres”, sino escuchar a más mujeres en cualquier mesa sobre cualquier tema, con la naturalidad de no caer en la coartada de lo políticamente correcto de las cuotas.

Entonces es cuando aflora de nuevo el debate sobre relevancia y visibilidad, aquello de cuántas somos y dónde estamos, la aristocracia, los rankings y los criterios que se manejan para establecer jerarquías y portavoces legítimos. Pero poco se avanza. Creo que aún seguimos dando vueltas en círculo mientras esperamos mejores instrumentos que primen lo cualitativo sobre lo cuantitativo (como el barriblog de M.Luz). Porque haberlas, haylas, que no las veamos puede ser cuestión de miopía o de modos de ver. Lo difícil es transformar la intuición en evidencia científica.

Entre tanta incertidumbre, no hay más anclaje que la experiencia propia. Como curiosidad a compartir, tengo la particularidad de tener un nombre poco conocido y que no parece transmitir una idea clara de género en su sonoridad. No sé si esto lo explicará, pero siempre me ha llamado la atención que -aun presentándome con un claro “sobre la autora”-, cuando alguien me escribe por primera vez al correo por alguna cuestión del blog se dirige a mí como si yo fuera hombre. ¿Despistes? ¿Expectativas?…

Lo anterior puede resultar una mera anécdota. Lo que más me interesa es compartir estas reflexiones con las mujeres que se acercan a este blog y saber qué piensan ellas del tema. Especialmente con las que lo visitan sin comentar y las que están suscritas al RSS (no tengo más información que la fría estadística de Sitemeter y esas 800 miradas que me indica Feedburner). Si me guío por los comentarios y los trackbacks, pensaré que la mayor parte de este barriblog está básicamente compuesta por hombres (las mujeres apenas representan una cuarta parte). Por eso quiero aprovechar esta oportunidad para escucharos a vosotras, conocer vuestra opinión sobre el tema, como mujeres, como bloggers, como lectoras… ¿Cuál es vuestra percepción? ¿Qué os gustaría que se hablara en esa mesa? ¿Qué puedo transmitir yo por vosotras?

  • Añado: Esto no excluye a los hombres. También me interesa mucho vuestra opinión, como la de Adolfo que ya se ha animado con el primer comentario -digo, Adolfa 🙂
  • Más actualizaciones | Entrevista con Danah Boyd, una de mis investigadoras favoritas sobre identidad digital, hablando de la cuestión de género en las redes sociales online: “The reality is that we primarily reproduce our embodied identity in the digital world […] I don’t think anyone would be surprised to find that men are more likely to collect “friends” while women are more likely to spend most of their time writing comments on each other’s pages”.

0 pensamientos sobre “Mujeres, bloggers, lectoras de blogs”

  1. Yo quiero que se hable de la exclusión de las mujeres de los puestos de visibilidad. Y lo que tú mencionas: por qué las mujeres siempre aparecen en una mes específica de mujeres, y no están distribuidas entre las otras. Es como un ‘hacer de menos’ a las mujeres, algo así como: ‘como no saben del resto de los temas, pues las metemos en una mesa de mujeres, en la cual las asistentes tienen como mayor valor el hecho de ser mujeres’.

    Y mete caña!!!

    Adolfa

  2. Al igual que tú, pienso que no debe haber mesas de “mujeres blogueras” sino de blogueros en general que incluyan a autores de ambos géneros. Yo conozco casi a tantos de uno y otro “lado” y no veo diferencias en cuanto a calidad y temas, aunque es más frecuente que las mujeres se interesen por asuntos domésticos y relacionados con la crianza de los hijos.
    Saludos y suerte en la ronda.

  3. Echa un vistazo a cómo se trata al “consumidor femenino”. Los portales que podrían captar a las mujeres por internet (ejercicio; buscar en google portales por femina, mujer o femenino), tienen el mismo contenido que las revistas en papel: tendencias, salud, belleza, dietas, cotilleos, etc… Los blogs tienden a ser temáticamente más especializados por lo que abarcan ambos sexos. No es frecuente encontrar contenidos de información general con tendencia o sesgo femenino y en los blogs y foros pasa lo mismo. O nos pasamos (feministas excluyentes radicales) o no llegamos (invisibles, manipuladas, sumisas). Lo demás son excepciones, y, por suerte, las hay como vos, pero no es la norma.

  4. El pensar que a un bloguer le aporta algo el tener pene es tan ridículo como el pensar que el no tenerlo te limita como bloguer.
    :C
    A mí me gustaría que se hablara de como los blogs permiten un nuevo medio de expresión absolutamente nuevo a mujeres mayores de 40 años, y como las acerca a la tecnologia a base de hadas, purpurinas y lo que les de la real gana. Eso si que es un avance.
    Saludos

  5. yo me armo un lío tremendo con lo de objetivar rasgos femeninos y masculinos en la expresión, sea esta artística, literaria o bloguera. De acuerdo que hay temas que a las mujeres nos hacen reaccionar más que a los hombres. Dejando de lado temas “maternales”, algunos debates sobre la “utilización” del cuerpo femenino en publicidad, por ejemplo, pueden desatar una vehemencia notable en las mujeres que comunican, y tengo la impresión que el comunicador hombre se lo mira desde una posición más alejada (¿menos visceral? ¿más objetiva?).

    Pero en cuanto me propongo trasladar esas sensaciones a items observables y generalizables se me difuminan las características de la escritura femenina. Por no hablar de la visibilidad. En mi caso, yo no practico una temática intimista, sino profesional, como muchas blogueras invisibles, pero aparte del hecho que acarreamos milenios de silencio y que romper esas expectativas cuesta, aparte de eso sólo se me ocurre sobre la invisibilidad femenina una explicación que os va a parecer simplista: no nos llegan las horas. Pocos hombres, pocos blogueros con familia se ocuparán hoy de tantos temas domésticos como la “bloguera media”, si es que existe tal figura. Me parece que se desestima demasiado alegremente una situación crónica en nuestras sociedades tan avanzadas y democráticas y desarrolladas: por muy moderna, y democrática, y avanzada que sea tu pareja, las mujeres de este privilegiado primer mundo seguimos ocupándonos de casi todo en la familia. Después vete a trabajar y no te olvides de ser brillante. Ah, y cuando vuelvas, a ver si me escribes un estupendo post en el blog, que se note la presencia femenina…

    Chicas, yo no sé cómo lo lleváis vosotras, pero por poco complicada que sea la vida familiar de una, el blog recibe por fuerza menos dedicación de la que quisiéramos, mucho menos de la que le pueden dedicar nuestros colegas blogueros (pero qué suerte tienen algunos 😉 ¿Que es simplificar mucho? Vale, vale, ya decía yo que me armo un lío cuando hay que objetivar estas diferencias. Pero mira, quizá estudios así nos darían datos fiables: comparemos tareas, comparemos dedicaciones, a ver qué sale…
    Saludos- Elena

  6. Como una de las que te leen desde el silencio, también bloguera, me gustaría que la blogosfera sirviera para superar esa conciencia de género. Creo que mientras haya mesas (redondas, triangulares o rectangulares) que fomenten ese discurso, seguimos en lo mismo. ¿Tan distintos somos que merecemos una mesa aparte? Debo ser muy cegata, no veo la diferencia. Cuando leo, no busco un discurso femenino o masculino, sino palabras que me atrapen, información relevante, noticias interesantes … Creo que eso lo consiguen igual hombres y mujeres.
    Cuando escribo, no soy más consciente de mi condición femenina que de mi condición de europea, o de mi condición de cuarentona, o de mi condición de morena con pecas. Probablemente se refleja en mis palabras sin darme cuenta, pero pienso que no es eso lo que puede interesar a mis posibles lectores. Al menos, eso espero.

  7. Me sumo a los dicho por Ana en el comentario anterior. Y sólo le doy una vuelta rápida de ideas al como ha sido escrita la historia hasta ahora; por los vencedores, por los grandes medios, por los grandes pensadores.
    Las voces femeninas han sido una minoría en los siglos anteriores, y dentro de la sociedad se les han asignado los roles de criadora y resguardadora más que el de narradora.
    Una de las ventajas de los bitácoras es que las ideas son bytes… son todas de un mismo género. La accesibilidad a escribir una bitácora da voz a quien quiera, si la entoncación es la de la femme fatale, la del político, la del cantante de ópera o de reporter@s de guerra queda al gusto del narrador.
    Quizás lo importante es recuperar las ganas de narrar…y así hacer historia…y así hacer memoria; para los arqueólog@s del futuro.

    Un abrazo Tíscar y mucha suerte 🙂

  8. Es difícil, en realidad me es complicado armar una relación, creo que tengo más cuestionamientos.
    Como que las mujeres y la tecnología, los blog, Internet no calza ¿no? Pero dónde calzamos, somos invisibles hasta que nos matan, nos violan, o salimos desnudas.
    Yo vivo en un contexto donde soy excepcional, porque si eres un poco geek (se me reconoce así anque no lo sea sólo porque me gusta un poco la tecnología y escribo un blog), mujer y soltera en Chile eres excepcional (sí, aunque nuestra presidenta sea mujer). Y aún creo que tengo que esforzarme el doble en mi trabajo, el doble en mi casa y el doble en mi blog para, como alguien decía más arriba: escribir algo inteligente, algo interesante y despegarme del estereotipo: “mujer no tienes vida, despégate de ese computador, cásate y ten hijos por favor!!!”
    Quizás un tema es la forma en que somos vistas ¿nos creen? ¿somos validadas? ¿el espacio en la web es democrático para nosotras?¿cómo nos ven nuestros co-bloggers?
    Innevitablemenete me nace este cuestionaiento de llevar a la web lo que ocurre en “el mundo real”, en las socidades y en lo cotidiano, como algo que no quiero, como un espejo.
    Mi sueño también es que no nos pongan en una mesa aparte, sin distinciones ni diferencias, como el bicho raro.
    🙂

  9. Gracias Adolfo, Laura, Beatriz, Marce, Elena, Ana, Zoe y Darcy. Por la generosidad de haber acudido a conversar, por comentarios tan interesantes y por enriquecer este debate. Y con un cariño especial, si cabe, a Laura, Beatriz, Elena, Ana y Darcy por dejar esta primera huella en el blog.
    Estoy pensando en leer mañana estos mensajes en mi intervención. No se me ocurren mejores quince minutos. Gracias de nuevo.

  10. Hola,
    El título de la mesa, “blogs y mujer” tiene ya una connotación feminista que puede hacer derivar el tema por donde no debería, o por lo menos, no por el enfoque más atractivo de la cuestión. Creo que un exceso de victimismo blogosférico no es bueno y además no tiene demasiada razón de ser. Lo que sí puede ser positivo es resaltar los blogs de calidad escritos por mujeres que existen en la red, que no tienen porque ser de temática para mujeres, y que no tienen nada que envidiar a los blogs escritos por hombres.
    También se puede cuantificar el porcentaje de blogs escritos por mujeres y hombres, que creo que la cosa está bastante igualada, aunque parezca que no.
    Pero no hay que olvidar que lo más importante es la calidad de un blog, independientemente de si lo escribe una mujer o un hombre.
    Saludos.

  11. Creo, como muchos de los que opinan aquí, que si vamos a hablar d ela presencia d la mujer en los blogs, les comprende las generales de la ley.
    “La mujer”..ese gran desconocido.-)))…¿a que le temen o que no comprenden los que tratan de analizar su participación desde una cuestión d egénero?, nop coincido en que sea bajo el índice de mujeres bloggeras, los rangos de edad tb importan, en fín, demasiadas variables….podemos abordar quizás si existen particularidades en cuanto a la temática, al estilo, a la forma d eeditar a los foros, a los intereses: ej el % de mujeres en blogs de informática es bajo…y que’ a que nos lleva esto?…creo que lo que hay que analizar es el fenómeno del BLOG como nuevo canal de comunicación…y despues podríamos ,pero en otro ámbito, hacer una exhaustiva investigación sobre contenidos, estilos, etc… y su relación con la compleja realidad que nos toca transitar.
    Suerte

  12. Estoy de acuerdo en lo que has dicho en tu post porque no entiendo todavía que se separe por géneros y más en un lugar como Internet y la blogosfera, donde se supone que ese tipo de divisiones tiene aún menos sentido que en la vida real.
    Puede que sea cierto que las mujeres escribimos de otra forma, con un estilo mucho más peculiar pero no creo que ésa sea una razón para discriminar. Nos preocupamos de los mismos temas que los chicos y tenemos nuestro punto de vista personal, pero no por ser chicas, sino porque cada persona tiene una visión de la realidad completamente diferente al resto.
    Creo que es bueno que se reconozca el papel que tienen las mujeres dentro de la blogosfera, pero no separándolas sino integrándolas más.
    Lo admito, tengo un blog y lo uso de diario personal. Pero también tengo un blog en el que hablo de mi personal punto de vista de la realidad, de la política, de los deportes, de los temas candentes… No creo que sea una blogger diferente por ser chica, soy diferente porque soy así.
    Besos y suerte mañana. Seguro que la conversación toma derroteros muy interesantes.

    PD: Por ahora estoy apuntada en la wiki pero, como no he tenido noticias para confirmar asistencia, no sé si al final tendré sitio. En cualquier caso, intentaré pasarme si no por el beers&blogs 😛

  13. Partiendo de tu comentario sobre que las mesas deben estar compuestas por personas, no divididas en mesas de mujeres/mesas de hombres lanzo una pregunta ¿a cuántas mujeres vemos como tertulianos en los debates, en las mesas redondas, como ponentes en congresos y encuentros? ¿cuantas catedráticas, directivas, etc? ¿cuantas mujeres asisten a los beers&blogs?

    Mientras eso no cambie tampoco se verá reflejada la presencia de la mujer en otros ámbitos como puede ser la blogosfera.

    A título personal procedo de una carrera – profesion, (biblioteconomia y documentación) tradicionalmente copada por mujeres, sin embargo… las bibliotecas y centros de información, los departamentos de documentación, etc casi siempre están dirigidos por hombres y en los congresos, cursos, simposios de ámbito bibliotecario los ponentes y docentes son hombres… es paradógico

    Estar estamos, pero seguimos siendo invisibles.

  14. Me desalientan mucho titulos como ”Blog y mujer. Da una sensación equívoca, como si fuera noticia, extraño o sorprendente que una mujer escriba un blog (extrapolable a cualquier ámbito).

    ¿Por qué no se hacen congresos sobre ‘Blog y hombres’? Porque ellos hablan de los blogs en general, no los invitan para disertar sobre la presencia masculina en la bloggosfera.

    No es que me parezca mal que se hable de la presencia de la mujer, pero que sea dentro del ámbito global del fenómeno blog (creo que alguien ya lo ha dicho por aquí), como una característica más, un estilo o un punto de vista. No desde la óptica de la sorpresa, para que las mujeres hablen de otras mujeres.

  15. Yo comparto completamente la opinión de Ana. Cuando me acerco a un blog y lo añado a mi lector de feeds no me interesa para nada que el autor sea hombre o mujer, lo que busco es un buen discurso, temas que me interesen o que por alguna circunstancia tengan relevancia para mí; de hecho no creo haberme parado nunca a pensar si tal autor es hombre o mujer, o si es alto o bajo… únicamente me interesa lo que escribe y, en cierto modo, lo que transmite a través de su escritura es lo que condiciona que siga leyéndolo o no. Me siento más cómoda o prefiero el discurso que ha superado ya esa separación de género.
    Quizás la razón por la cual no se nos oye como mujeres es porque, en mi caso, prefiero pensar que formo parte de una comunidad llena de personas sin necesidad de destacar como mujer a codazos, me interesa más que se fijen en lo que escribo o trato de transmitir que en mi condición femenina.
    Del mismo modo yo creo que escribo lo que me gusta y no se me ocurre plantearme que determinado tema pueda gustar más a mujeres que a hombres, o que lo haga desde mi condición como mujer, o al menos no más que desde mi condición de inmigrante, o de trabajador o qué sé yo… Me gustaría ver participar en cada mesa a quienes corresponda y sean buenos en lo suyo independientemente de su género; del mismo modo que no me gustaría que nadie quedara relegado de ninguna por esa condición. De todas maneras no deja de ser cierto que quizás la mujer no participe tanto en el resto de mesas pero quizás el problema sea otro. Yo, aunque bloguer soy del mundo de las letras, así que difícilmente se me ocurriría ir a participar a un congreso donde hablan de blogs pero quizás más desde un punto de vista tecnológico, estadístico (bla, bla) porque poco podría aportar… Asistiría seguramente a uno de letras donde hubiera una mesa dedicada a los blogs.

    No sé, la verdad es que este tema da para hablar largo y tendido y sacar miles de conclusiones cada cual más diferente. De hecho a medida que he ido leyendo los diversos comentarios voy más o menos llegando a conclusiones diferentes, pero de todas factibles…
    Espero al menos que luego escribas aquí el resultado de lo que ahí se hable para darlo a conocer :). Yo soy también una de tantas lectoras silenciosas de tu blog imagino que sólo delatada en esos sitios por el lector de feeds que uso que no debe ser el más común :).

  16. Catuxa, en periodismo ocurre algo parecido. Las mujeres son mayoría aplastante en las aulas y tienen los expedientes más brillantes, pero cuando llegan al terreno laboral, se quedan en los puestos intermedios. ¿Cuántas directoras de medios tenemos en España? Por no hablar de sueldos, que a igualdad de cargo, las mujeres cobran bastante menos.

  17. Querida Blogger .
    Es primera vz que llego aca a través de wkio.
    La verdad que en mi país las bloggeres mujeres son de círculos cerrados donde una no no calza y menos puede puede entrar sino eres, un profesional de renombre o quizás periodista o si eres una adulta jóven. Me desagrada tanto encasillamiento. Por eso estoy fuera del sistema.
    Por lo menos desde mi pequeño diario recopilo lo que me conmueve y me nace para informar que sucede conmigo y mi alrededor. No asisto a juntas bloggeres porque son no es inclusivo y eso no es para nada compartir en comunidad.
    Me cargan los egocentrismos.

    Volveré. Carol.

  18. Comparto mi pesar por el hecho de que existan mesas redondas sobre mujeres y tecnología… pero como decía uno en el metro: “es triste pedir, pero más triste es tener que robar”; así que no sólo lo agradezco, sino que lo apoyo firmemente.

    Después de dos días estupendos de intensas y nutridas jornadas (Entreprise 2.0 y Webelopers) la presencia de mujeres en la mesas ha sido: dos ponentes y una moderadora. Asímismo, entre el público arrasaban los hombres. Sin embargo, la mención a las mujeres en el entorno de internet no ha faltado. Lo único malo es que sólo ha sido en forma de recurrente estereotipo de prototipo de usuario analfabeto digital.

    En lo referente a usabilidad y accesibilidad web, he escuchado más de tres veces a conferenciantes de estos dos días de jornadas la frase “hasta mi madre podría” como si la maternidad fuera el paradigma del analfabetismo digital. Por si fuera poco, además de mujer, el prototipo de inutil digital se asocia a las tareas caseras, el entorno familiar y a la gente de edad avanzada. Por otra parte, cuando se hablaba de desarrolladores o clientes siempre se sobreentendía que estos eran hombres y de mediana edad los clientes y jóvenes los desarrolladores.

    La discriminación y los estereotipos están ahí, aunque sean tristes y no nos gusten. Yo, por mi parte, estoy encantada de que las jornadas de mañana sirvan para, por lo menos, sacar el tema, poner un poco el dedo en la llaga y sacarle los colores a algún excelente profesional de la web social a los que una ama de casa al uso le podría dar lecciones impresionantes de interacción social, usabilidad y gestión de contenidos. La web social somos todos… y todas.

  19. Definitivamente,todos estamos de acuerdo en que esa diferenciación no debería hacerse. Yo añado que en los blogs, menos todavía. Creo que a nadie le interesa si quien escribe es él o ella. Nos interesa lo que escribe. De hecho, muchos de los blogs que consultamos a diario son de autores que no conocemos ni de lejos. Y ¿quién dice que ese que pone un nombre de hombre no es en realidad una mujer? No sé si recuerdan que uno de los blogs más leídos en español fue el “diario de una mujer gorda” escrito por Hernán casciari, un hombre.

    Mañana cuando dirijas esa mesa redonda, te propongo que cambies el nombre de la mesa. Que ya está bien, necesitamos cerebros 2.0

    Ahí estaré. Hasta mañana.

  20. Análisis:

    * Las estadísticas que yo conozco dicen que somos menos, y que nuestra presencia va disminuyendo a medida que aumenta nuestra edad.
    * Cuando no se hacían mesas específicas de mujeres era porque el problema se ignoraba, y la desigualdad entre géneros era mayor que ahora. Quizás porque me ha tocado vivir ese momento de nuestra historia, a mi esas mesas no me parecen mal, todo lo contrario y si además quienes se sientan en esa mesa se lo han ganado, no por su “autoridad” en Technorati, que me da lo mismo, sino por su lucidez, su trabajo y su compromiso, pues mucho mejor.

    Mañana estaré presente en la mesa de educación, y no podré compartir la conversación de la tarde, ¿las razones?: una abuela necesita ir al médico, mi hijo está pachucho, al día siguiente tengo 4 clases y la comida sin hacer, etc..Vamos, que cuando dan las 12 y dejo de ser blogger me transformo en la “Suprema de mi Barrio” y eso no ayuda mucho ni hacerse visible, ni estar en los rankings, ni ná de ná.

    ¡Cómo me gustaría quedarme y participar!. Si nos veo, un abrazo.

  21. Y no sería mejor hacer una “mesa redonda” donde hombres y mujeres puedan hablar de todo eso? Cuando elijo un blog para leer me da igual que sea de un hombre o de una mujer, lo que me importa es su calidad, lo que me aporta. ¿O he de hacer una cuota? La “visibilidad” depende, en gran parte, de la destreza y el conocimiento que se tenga para subir en los rankings. Sinceramente, hay blogs muy visitados que me parecen una autentica porqueria y otros que visita poco gente que me parecen geniales, que aportan material propio, nuebo, innovador. En fin, la historia de siempre. Pero para acabar, sinceramente, el rollo de “pobrecita la mujer” y el “hombre-ogro” es que ya está muy pasado. Por Dios, vale ya de victimismos. A trabajar, quien quiera cambiar algo, prosperar, hacer que su blog sea algo increible, que se lo curre. Un saludo

  22. Hace casi 5 años que mantengo mi blog y desde entonces me ha parecido obvio que o son sólo hombres los que escriben en la red. Nunca he pensado que las mujeres no tengan su espacio en la blogosfera, pero está claro que se nos ha dado menos visibilidad en cuátno a conferencias, congresos y mesas redondas varias.

    Por cierto, Javier, creo que hay muchísimas mujeres currándse buenos blogs.

  23. Tíscar… yo soy de las que te leo y no comenta 😉

    Tengo blog desde el 2005, uno de esos blogs que lee poca gente pero con regularidad… un blog de esos que pasa desapercibido y que fundamentalmente me sirve para desahogarme y permitir que mis amigos me sigan la pista. Es un blog escrito por una mujer y que trata de temas relacionados con la mujer… ¿endogámica? No creo… yo diría que es una pequeña aportación al debate, un granito de arena que saca a la luz temas o reflexiones que a menudo nos pasan desapercibidas. También sirve para que mis alumnos conozcan otra parte de mi, más militante que el rostro que muestro en clase.

    Espero que en ese congreso al que te invitaron, hubiera también hombres. Detesto hablar de mujeres sólo con mujeres, eso es un signo claro de Anormalidad.

    Salu2

  24. Como excepción a la regla estaría bien hacer tres mesas paralelas que busquen ciertas conclusiones en el complejo mundo de la presencia de la mujer en ciertos lugares (la empresa, los blogs, la tecnología…). Digo tres mesas: una sólo de mujeres, otra de mujeres y hombres y, por último, otra sólo con hombres. Y luego poner cosas en común.
    Soy de los que pienso que hay que seguir mostrándose activo en la cuestión de género. ¿Por qué? Porque aún me siento lejos de lo que me gustaría ver.

  25. Pues supongo, que lo primero será no acudir a algo tan esperpéntico como esa mesa… a no ser de apuntar buenas maneras para la representabilidad futura en la visibilidad… no creo que cuando se hacen esos rankings se piense que la mujer también existe. Si nunca se las enlaza, difícil que sean… supongo que los varones del ranking no eran nada hasta que alguien les enlazó.

    Esto de las chicas, lo tengo bastante claro.

  26. Hoy es 18 y estarás o habrás estado sentada en una mesa de mujeres hablando sobre mujeres, espero que haya resultado productiva.
    Creo que debiste poner la anotación con mayor antelación.
    Yo no sé que pueden decir las mujeres a las mujeres, que las mujeres no sepan ya.
    A mi me preocupa, por ejemplo, que no exista equidad en la forma de saludar y en las presentaciones, no entiendo que se espere de mi que además de la mano esté dispuesta a dar dos besos a la persona presentada.
    Claro que eso no pasa en los blogs, pero si habeis hablado del tema me gustaría saber como lo habeis visto.

    También me gustaría declarar que mi condición de mujer es un pequeño matiz en mi condición de ser humano. No le concedo mayor importancia que a ser morena.

  27. Creo que somos muchas las mujeres que tenemos y escribimos blogs, unos blogs que sin despreciar a otros suelen ser interesantes y llenos de contenidos muy variados.
    Pero supongo que la pregunta de ¿dónde están las blogueras? puede venir de los propios hombres en la mayoría de los casos. No quiero tacharme de feminista, no creo que lo sea, pero algunos tienden a creerse el centro y los más activos, pensando que no hay blogs de mujeres.

    Personalmente suelo visitar blogs en igual número de ambos sexos. Un saludo

  28. Estimada Tiscar:

    Creo que vivimos en una sociedad y en un momento en que con frecuencia confundimos el sexo con el género. Ahí está por ejemplo todo el asunto del lenguaje pretendidamente no sexista que nos lleva (al que le lleve, claro), a veces, a cometer estupideces como la de referirnos a las mujeres de una determinada edad como “jóvenas” (http://www.mujereslobby.org/jovenas.htm). En el caso que planteas, creo que puede llegar a ocurrir algo parecido. ¿Por qué nos empeñamos en convertir todo en algo sexual, es decir, con sexo, es decir, por qué nos empeñamos en ver diferencias de carácter sexual en todo? Admito que no he hecho ningún estudio científico al respecto, pero no creo que en los blogs lleguemos a encontrar muchas diferencias entre los escritos por hombres y los escritos por mujeres. Por varias razones: en primer lugar, por lo aficionados que son la mayoría de los blogueros a usar pseudónimos. No es tu caso, pero tú misma admites las confusiones con tu nombre. Y en segundo lugar, porque no puede haber en los blogs escritos por hombres y en los escritos por mujeres más diferencias que las que pueda haber entre los hombres y las mujeres como tales. Yo soy de los que defienden que, en el plano intelectual (en el más amplio sentido de la palabra) no hay diferencias atribuibles al sexo (diferente es que las haya por otros factores, como la formación, o el entorno social en que cada uno se desenvuelva).

    Gracias por tu blog. Un saludo

  29. Pingback: NotasD
  30. Dos reflexiones:
    Primera, hay una gran cantidad de blog escritos por mujeres -y ahora pido perdón anticipadamente porque se enfadarán mucho- sin el menor rigor, ni calidad, ni siquiera preocupación por escribir con el mínimo de corrección. Eso probablemente hace que tanto quienes lo leen, como quienes comentan se acostumbren a que los blog escritos por mujeres “son más de lo mismo”.
    Segundo: Escribir un blog debería ser algo más serio que poner “lo ke me a pasao esta mñana” (copio casi literal algún post sufrido por ahí) y contar lo bien que se lo monta el novio. Sigo hablando en general.
    Claro que hay mujeres que tienen- tenemos blog ( también Revistas, dicho sea de paso, y no precisamente de “modas”); ahora bien, aquí pasa como en la vida cotidiana, si no es una misma la que dignifica lo que hace, dificilmente los demás van a entrar a leer salvo bobadiñas.

    Tambien añadir que no me parece demasiado importante quién escribe un blog; si es mujer u hombre, sino lo que ese blog me aporta.
    He entrado aquí de “rebote”, pero me ha interesado mucho tu reflexión.
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *