La gripe publicitaria

El hiperenlace, el blogroll, el vía y el trackback conforman dinámicas de redes de influencia en la blogosfera. Si al boca oreja añadimos la generosidad de Google en privilegiar lo 2.0 (y con ello los blogs) en sus resultados, el cóctel no pasa desapercibido para los anunciantes.

El vodka Absolut lo tiene claro y lanza una campaña a través de BuzzParadise para eso que se llama ahora generar debate o ruido (términos opuestos pero a menudo intercambiados según la audiencia a la que se dirija y lo políticamente correcto que se quiera ser).

  • AdbustersDesde un plano más artístico, de Absolut me siguen gustando más las versiones contrapublicitarias en Adbusters o aquel cartel pop art en Sunset Boulevard de Bill Barminski -en otros tiempos mi profesor- en su irónico Absolut Barminski. Actualizo: acabo de ver que Público también habla del consumo responsable e utiliza la misma imagen de Absolut Impotence.

Volviendo al tema del principio, estaríamos al inicio del marketing viral y sus posibilidades, pero también llegará el momento en que pase de impactar por propia repeteción a anestesiar volviendo a otro punto entrópico. Mientras, iremos viendo cada vez más publicidad canalizada a través de los bloggers, buscando su estilo directo y personal para contagiar financiados entusiasmos a su vecino de al lado, ese que vive a un link de distancia. Stay tuned a los disclosures

[tags]marketing viral, absolut, barminski, adbusters [/tags]

0 pensamientos sobre “La gripe publicitaria”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *