Combatir la cibercondria

Cada vez más gente utiliza internet como consultorio médico. Ante el viejo dicho de que hay que decirle siempre la verdad al confesor y al médico, la Red se convierte en la capilla del siglo XXI. En Estados Unidos, donde la sanidad es un lujo demasiado caro, 160 millones de personas han buscado información sobre salud online para aliviar su autodiagnóstico y valorar decisiones de gasto médico. Y como añade el artículo de Businessweek que ofrece el dato, la cifra ha aumentado un 37% desde el año anterior.

El reportaje alerta sobre la necesidad de disponer de información médica fidedigna en internet para combatir la cibercondria. La desinformación en estos temas atenta directamente contra la salud y, en este caso, no es una frase hecha. Recordemos que un informe del Centro Pew (pdf) indicaba que sólo el 15% de quienes buscan información sobre salud comprueban siempre la fuente y la actualidad de los datos. Pero lo más preocupante es que este hábito se está perdiendo en los últimos años, si vemos que en una encuesta similar de 2001 se hablaba de cerca de un 25% (pdf). Por eso es interesante que los médicos, en lugar de querer denostar la Red, sean conscientes de estos usos y aporten sus recomendaciones sobre buenos portales sobre salud online, como hacen para Businessweek al citar Familydoctor, Revolution Health y WebMD.

Actualizo 18-09-07: Gracias a la interesante aportación de Francisco Lupiáñez-Villanueva en los comentarios a este post, he sabido de su trabajo de investigación en este campo y de un reciente estudio sobre webs de salud en Cataluña que recomiendo visitar.

0 pensamientos sobre “Combatir la cibercondria”

  1. Me gustaría saber la fuente que explica que los médicos denostan Internet. Además existen numerosos estudios (ver http://www.ictconsequences.net/refbase/
    que demuestran que los usuarios de los sistemas sanitarios son conscientes de la tensión que supone Internet como fuente de información, comunicación y organización social dentro del sistema sanitario.

    ¿No será que hipocondriacos los ha habido siempre y que con el uso de Internet para cuestiones relacionadas con la salud estos no tienen porque desaparecer ni aumentar exponencialmente?

    Es importante prestar atención a los aspectos más conflictivos o de fricción organizativa, social, cultural, legal, económica… que puede suponer el uso de Internet para temas de salud, pero no alertar sobre fenómenos que quiza esten lejos de ser habituales en la Red.

    Enhorabuena por el blog

  2. Gracias Francisco por tu observación.
    Asumo que el término “denostar” no tiene base científica en este post y no es más que una interpretación personal del rechazo que he vivido en algunas situaciones en las que he intentado comentar con los médicos informaciones que venían de otras fuentes. Hay profesionales, y con esto no digo que sean la mayoría, que ven amenazada su autoridad por que los legos vayan con su “segunda opinión” bajo el brazo. Probablemente sean datos erróneos o de baja calidad, pero en cualquier caso hay una labor pedagógica muy interesante que pueden hacer los profesionales -en este caso médicos, pero podemos equipararlo a campos como la educación y el periodismo que me son más cercanos- en discutir esa información y guiar en buenas prácticas de búsqueda, verificación y selección.
    Me ha parecido muy interesante el trabajo que habéis desarrollado en la UOC. Lo voy a incluir en el post.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *