El Live blogging es un estado

No importa si estás online, transmitiendo en directo un evento presencial o tirado en la arena dándole vueltas a lo que dijeron en aquella conferencia. El live blogging es un estado en cuanto a que se procesa y digiere constantemente lo dicho, lo visto, lo oído. Y el feed, siempre de guardia, vivo.

Además, como dicen en este artículo, la opción del directo no suele ser la mejor: la atención se divide, la oreja está conectada a la mano y apenas hay pensamiento de por medio. No le veo mucho sentido a varios pianos intentando transcribir las conferencias al vuelo. Mejor que lo haga uno solo (una grabación de audio y/o vídeo sería lo ideal) y que el resto ofrezca sus propias interpretaciones, sus enlaces, sus puntos de vista, etc. Antes, después y/o durante ¿no?

0 pensamientos sobre “El Live blogging es un estado”

  1. Sí que es mucho mejor centrarse en la conferencia, digerirla y después rumiarla, esto es, una vez digerida exponer los puntos de vista sobre la misma.

    Eso no quita que lo mismo que en cualquier conferencia se toman notas en un bloc de los de siempre de toda la vida, se pueda ahorrar un paso y tomar notas en un blog de los de ahora. Si el instant-painting (¿se dice así?) tienes sus fans e idólatras, esto del intant-blogging puede tener también su aquel ¿no?

    Y esto tampoco quita que cuando estás ante una conferencia terriblemente aburrida y sin excesivo interés, el live blogging puede ser una vía de escape que te mantenga despierto.

  2. La razón es que todos esos eventos de celebración de la web 2.0 son lo más 1.0 que uno se pueda echar a la cara.
    ¿Tomar notas de un discurso, arenga o sermón?
    ¿Dondé está la conversación?
    Resulta que Internet no se puede usar para la comunicación bidireccional, mola más seguir con las charlas del profe y los demás tomando apuntes

  3. Hay mucha locura en esto de los eventos 2.0, donde se premia la cantidad a la calidad. Hala, a escribir para google, technorati, flickr y youtube. Como no distinguen entre la buena de la mala crónica, pues que hablen de ti aunque sea mal. Posicionar, posicionar y posicionar. Aunque sean puras redundancias.
    La fórmula 2.0 es fácil. Se consensúa la etiqueta y se sienta a un batallón de “live bloggers” en arrebatado éxtasis a llenar de bytes el ciberespacio. Tonto el último. A subir posiciones en ranking de tags en plena orgía blogalizadora. Más madera!
    Live blogging para el orgasmo “eventual”

  4. “Entre la oreja y la mano no hay pensamiento” Me gusta esta frase porque me recuerda un debate en un congreso de sociología de la educación acerca de qué es eso de la nueva pedagogía activa y participativa. Un bloguero que trasmite en directo lo que está oyendo/escuchando es como el alumno que toma apuntes mientras el ‘profe’ dicta su clase magistral ¡Qué atrocidad! En este proceso de aparente transmisión del saber no hay pensamiento, no hay reflexión, no hay conocimiento… Uno habla, dicta… y el otro escucha, copia, recoge… sin que medie pensamiento o reflexión alguna. Por lo que, al igual que tenemos que ser críticos con esa pedagogía transmisiva, anclada en la clase magistral y la recogida de apuntes, también tenemos que serlo con esos blogueros que se dedican a contar en sus blogs lo que escuchan sin mediar pensamiento, crítica o reflexión alguna sobre lo escuchado, porque ni contribuye a la construcción de conocimiento libre y abierto, ni a la necesaria transformación para crear una ciudadanía crítica, reflexiva, activa y participativa…
    Así que muy conveniente y oportuno eso del live blogging como un estado en cuanto a que se procesa y digiere constantemente lo dicho, lo visto, lo oído… ¡¡Qué tomen nota los blogueros!!

  5. Yo me he dado al liveblogging en muchas ocasiones y lo he pasado muy bien. En diferentes congresos. Depende del tipo de evento a cubrir, pero en muchos creo que es útil. De hecho, durante el de Huesca tuve “picos” de auciendia.
    En ocasiones no he podido ir a eventos y he echado en falta quién me lo contase de esa manera. ¿No era esto una conversación distribuida? ¿Por qué no hacer coberturas distribuidas? ¿Por qué no usar el directo como si fuese -que lo es- un medio más?
    Creo que ofrece grandes posibilidades y madurarlo. En mi opinión, creo que se trata más de pensar qué tipo de eventos se prestan más a este formato, habrá actos para livebloggin’ y habrá otros que sean más de “post-rumiar-bloggin'”.

  6. Yo también he seguido algunas conferencias a través de los posts de asistentes cuando no había otra forma de acercamiento y estoy muy agradecida por ello. No quiero decir que no sea útil, sino que creo que son esfuerzos desaprovechados cuando todos intentan transcribir literalmente en vivo lo que se está diciendo. Por eso me parece más eficaz un streaming audiovisual (con su correspondiente volcado para poder descargar después). De esta forma los asistentes pueden relajarse, sabiendo que “el discurso oficial”, lo dicho en las mesas, está siendo recogido y así dedicarse a otros puntos de vista, qué ocurre en la sala, cómo lo recibe la gente, los debates en pasillos, reflexiones personales, el entorno, la contrastación de datos online, etc.

    Creo que es responsabilidad sobre todo de la organización pensar en todas las vías y formatos a su alcance para hacer su evento lo más abierto y accesible para quienes no están allí. Eso va desde colgar ponencias, retransmitir en directo, colgar los vídeos, abrir foros para enviar preguntas en directo, etc. Si esto se suple con el live blogging pues bienvenido sea, pero si desde la organización hicieran mejor sus deberes seguramente el blogger podría dedicarse a cubrir otros aspectos más allá de la transcripción en directo. Por muy rápidos que seamos al teclado, somos humanos y si estamos intentando escribir literalmente las intervenciones, se nos escapan otros detalles que pueden aportar más matices de interés.

  7. Completamente de acuerdo contigo Tiscar…además del post, sobretodo con los comentarios que has efectuado.

    Hay alguna gente en la blogocosa que lo único que le importa es su posicionamiento, los ranks y el EGO ( el suyo y el de su panda de abducidos/as )…no lo que dice, por lo que dice, y cuando así se hace, se utiliza un lenguaje políticamente correcto.

    En cualquier caso Tiscar, soy bastante escéptico con el futuro de la blogosfera, por que lamentablemente se otorga visibilidad a blogeros y blogeras que desvirtúan el espíritu de nano medio, reniegan de las comunidades virtuales, y sobretodo bombardean todo aquello que sea social e independiente.

    Los medios de información tradicionales lo amparan ( dime de algún blogero o bloguera con quien anda y te diré a quien representa o le da de comer)

    Un periodista no es un blogger…un blogger es un o una ciudadano/a.
    Un saludo

  8. Ahora el blogger que pretendía representar al PSOE ( y que ya ha sido desautorizado por ese partido), y que además ha montado una red de 200 bloggers de los que solo postean 10, y que además defiende acabar con el anonimato en la red con leyes ad hoc, es el epítome de la independencia bloggera. Apaga y vámonos.

    Desde Madrid, Bocata de Calamares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *