Cinco minutos de portada

Los fakes han encontrado su hueco entre el celebrado periodismo ciudadano y el vértigo informativo.

Cada nuevo acontecimiento de alto interés noticioso genera su propia saga de simulaciones al acecho de sus cinco minutos de portada. El reciente accidente de avión en Brasil es una buena prueba de ello con su pasajero en llamas y sus reconstrucciones disimuladas:

Brasil fake1

Brasil Fake2

No se alarmen los periodistas temerosos de ver su laburo amenazado con el periodismo ciudadano. No sólo no quita trabajo sino que genera más tarea. Cada vez necesitamos más expertos en verificar al instante. La fórmula es fácil (a más fuentes, más necesidad de contraste), pero la incógnita del crono se resiste. Nos sobra espacio y nos falta tiempo. Difícil de despejar en la era del fast journalism.

[tags]fake, periodismo ciudadano, citizen journalism, ética [/tags]

0 pensamientos sobre “Cinco minutos de portada”

  1. En España sabemos bastante de reconstrucciones imaginativas también. Basta con recordar la “mochila de Vallecas” y las diferentes infografías publicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *