0 pensamientos sobre “Los primeros blogs eran gif animados”

  1. Yo no tengo excusa. Infancia y adolescencia en Cantabria y no las visité cuando aún se podía. Estaban tan cerca que pensabas que siempre iba a existir esa posibilidad. Ahora sólo me queda la réplica 🙁

  2. No solo es sobrecogedor e impresionante y a pesar del guia, las colas y el tiempo limitado. Si somos capaces de abstraernos unos instantes y reconociendo que nuestra interpretación nada tiene que ver con la de los autores. Son las primeras representaciones de arte o espiritualidad o transcendencia. Una mano acariciendo una piedra, intentando buscar una forma y representando la visualización de una emoción. Y lo mejor de todo sin mercado ni galerias de arte y demás zarandajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *