0 pensamientos sobre “Observatorio sobre información penitenciaria”

  1. Es interesante. En España, por ejemplo, más allá del amarillismo con que se trata esta cuestión -llevada al extremo cuando el encarcelado es un famoso o aderezado con los vaivenes de etarras e islamistas- hay una carencia informativa sobre lo que está pasando en nuestras cárceles. Por ejemplo, hay un déficit en la atención sanitaria de los presos, con una penosa regulación y/o falta de personal y servicios de traslado a personas enfermas a centros hospitalarios generales, en lo que representa una consentida violación de derechos fundamentales.Pero sólo tiene cobertura el caso De Juana, terreno abonado también para el conflicto, la demagogia y el electoralismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *