0 pensamientos sobre “Manifiesto por un nuevo modelo de bachillerato”

  1. Está muy bien, sólo una nota algo discordante: lo de “basarse en el esfuerzo y la excelencia”. Por más que aclaren que no se trata de algo elitista lo de “excelencia” suena un poquillo a eso. Pero tienen más razón que unos santos, hace falta un bachillerato de más calidad en España.

  2. Lo que subyace detrás del manifiesto es una vuelta a los ancestros de la Educación Escolar y, por ello, no puedo estar de acuerdo.
    Es una vuelta al pasado querer tener un año más de bachillerato a costa de la ESO.

    El problema no es el tiempo que se dedique al Bachillerato, sino que los currícula estén superabarrotados de contenidos inservibles y, sobre todo, que todavía al cabo de no sé cuantos años se siga aprendiendo de forma memorística y empollando de mala manera con el objetivo de superar una selectividad de carácter general y, sin embargo no se haya producido el gran cambio que los tiempos requieren, una manera de acercarse al conocimiento de forma comprensiva y en función de las relaciones existentes entre las distintas áreas, lo cual no está reñido con la incorporación de conocimientos teóricos imprescindobles.

    Sobre hacer hincapié en el esfuerzo y la excelencia es bastante sospechoso de desviar la atención, porque en sí no son ningún valor por si mismo, sino una consecuencia de la calidad de lo que se aprende. Solo bastaba que queramos volver a “la letra con la sangre entra”. Es bueno el esfuerzo cuando lo que hay que aprender tiene sentido en si mismo, pero por el mero hecho se superar un examen memorístico de materias descontextualizadas, no podemos pedir esfuerzo que no se dedique a lo verdaderamente importante.

  3. Honradamente, no tengo claro lo que subyace detrás del manifiesto. Preferiría un Bachillerato de tres años, pero comparto plenamente la opinión de José Antonio Jiménez que hay demasiados contenidos y que no se ha producido ningún cambio significativo en las prácticas docentes. Defender el esfuerzo y la excelencia me parece de cajón, pero el esfuerzo y la excelencia… de todos.

    Un cordial saludo,

    Boris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *