Yo, periodista

Hoy nace oficialmente la sección Yo, Periodista del diario El País en su apuesta por abrir el periodismo a los ciudadanos y crear vías de comunicación que les permitan contar la historia que mejor dominan: la suya propia. El papel del testigo directo, de quien estuvo en el momento y lugar preciso del acontecimiento, es crucial para la elaboración de la noticia periodística. Lo novedoso no es la importancia de su función, sino la posibilidad técnica de que como “informante” pueda hacer llegar su mensaje, ya sea mediante formularios, sms o su propio blog.

La fórmula de colaboración adoptada por El País es similar a la iniciada por otros medios de comunicación en la experimentación con lo que se viene denominando “periodismo ciudadano”: medios ofreciendo vías para la participación de los ciudadanos en la construcción del mensaje informativo. En un recuento no exhaustivo podemos recordar proyectos como el de la BBC (Your News), Yahoo y Reuters con You Witness y otros en España como La 2 Noticias con Cámara Abierta, y CiudadanoM de El Mundo. El público puede hacer llegar su material, su mensaje, su testimonio, pero es finalmente el medio, el periodista profesional, quien vela por la veracidad de las informaciones ejerciendo un papel más cercano a un gatewatcher que a un gatekeeper.

Disclosure y algunas dudas

Yo también estoy de experimentación. Quizás nadie se haya fijado todavía, pero hoy es la primera vez que hay publicidad en este blog y además anuncia el proyecto del que estoy escribiendo: Yo, Periodista. Más que una disclosure al uso, que también lo es, es una reflexión sobre el mismo hecho. Me lo he pensado bastante. No estoy en contra de la publicidad en los blogs, pero nunca antes la había tenido tampoco. Sí me molestan las publicidades camufladas, los contenidos emplazados, los splogs y ese tipo de burlas a los pactos de lectura clásicos. Por otro lado, me resulta bastante hipócrita demonizarla cuando todos sabemos que la prensa ha vivido siempre de la publicidad. Hasta ahora el mantenimiento del hosting era calderilla, un capricho asumible. Cada vez lo es menos pero no he puesto el banner de El País por motivos económicos -mis estadísticas de visitas son públicas y muy modestas, así que de ésta no me forro 😉 , sino por el placer de probarlo, de ver cómo me siento con ello, de saber qué os parece.

[tags]citizen journalism, yo periodista [/tags]

0 pensamientos sobre “Yo, periodista”

  1. Había leído ya esta novedad en el país impreso y, en principio, me parece interesante. Como maestro me planteo si habría alguna posibilidad de utilizarlo en la escuela, bien para comentar una noticia cercana por los propios chavales (se me ocurre la caída de un árbol próximo al colegio uno de los días que hizo mucho viento); comunicar algunas conclusiones que salgan de la clase con motivo de algún proyecto de trabajo o denunciar algo que nos ha llamado la atención en nuestras salidas por nuestro entorno próximo ( Ej. las torres de alta tensión en un parque del barrio).
    En cualquier caso echo en falta un buen suplemento en la prensa sobre la escuela y el mundo de la educación, incluso con participación del propio alumnado, también el de infantil y primaria.

  2. me gusta que el experimento sea la ocasión de tus reflexiones, y me asombra que acepten llamarlo periodista. a los niveles que se mueve el corporativismo en general, es un acto de generosidad que no esperaba. espero que os beneficie a los tres, tu hosting, al medio y al más consciente informador de la calle.

  3. En principio no veo por qué no puede encajar esa idea en el proyecto. Los alumnos, los profesores, son ciudadanos ¿no?…ergo…tendría que ser también su espacio. Será cuestión de animarse a probarlo y a enviar ese tipo de trabajos e informaciones.
    Saludos Javier.

  4. Mi querida Tiscar.

    Tú reflexión dice mucho de tí. Hace más de un años que me paso a verte y voy a continuar haciendo con gran placer.

    Nada que decir y nada que objetar.

    Besos.

  5. Pues a mí, me parece estupendo. Como tú dices: “todos sabemos que la prensa ha vivido siempre de la publicidad”
    No le quita ni un ápice de interés a la bitácora.
    Un beso

    PD: Y más siendo la publi de la casa… 😉

  6. ¡¡¡Aggggggggghhhhhhhhhhhhhhh!!!… Traidora, te has vendido al capital!!!… Entraste en su juego!!!… Jajajaja!! Es broma, Tiscar… es broma… Claro que no pasa nada, ya nos contarás… Tu blog es muy inetresante de contenidos, y eso no va a cambiar, ¿no? Pues ánimo, y adelante…

  7. De tener dinero para poder promocionar un periódico enteramente ciudadano e independiente como el nuestro, sin duda hubiese elegido tu blog, Tíscar 😉

  8. A mí también me parece bien, Tíscar. Un banner no quita credibilidad a tu discurso. Y más cuando lo has explicado tan bien explicado.
    Te leo y seguiré leyéndote, con o sin banner.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *