Cuando Blogger se queda corto

En los últimos días dos amigos se han cambiado de casa. Tanto Moeh como Sergio han sufrido el vértigo de trasladarse de su anterior piso en Blogger a una vivienda modular en WordPress con dominio propio. Es una mudanza traumática y delicada porque no se trata de llevarse los muebles, sino un material no tangible y vital construido a base de conversaciones y reflexiones, de posts y comentarios.

Blogger es un apartamento funcional, diáfano y cómodo para vivir los primeros años de soltería, hasta que se hace limitado y llega un momento en que el morador quiere redistribuir espacios con pladur y redecorar su estancia para hacerla más cómoda e interesante a sus invitados. Y entonces aparece WordPress dispuesto a ser tuneado, con sus muebles de Ikea, sus plugins y sus css para amantes del bricolage de andar por casa.

El espacio es vital para la construcción de una identidad propia. Cada uno en su casa coloca sus posters, sus libros, su música, sus rémoras de viajes. Objetos de consumo, de emociones y de identidad propia. Para dialogar con ellos, para que hablen de él. Un blog es un asentamiento vital que es personalizado a la medida de su habitante en un proceso constante sin licencia de final de obras.

0 pensamientos sobre “Cuando Blogger se queda corto”

  1. Pues yo soy otro que lo lleva pensando mucho tiempo, ya tengo medio controlado el wordpress con otros blogs que he hecho y me queda el cambio, lo que pasa es que para irme con casi todos los muebles necesito cambiar de proveedor (bueno ya tengo otro) y hacer un lío importante.

    Como bien dices blogger es una primera fase, luego se queda corto, ahí se ve lo que hemos aprendido en este camino.

  2. El espacio no es vital para la construcción de una identidad propia.
    ¿Tiene más valor un poema de neruda escrito en un trozo de papel higienico que en un pergamino?
    El espacio es el reflejo de la identidad, adecuado a las posibilidades de cada uno, llamense conocimiento, posibilidades económicas, etc.
    Me niego a pensar que lo importante es donde está uno, lo que posee y puede mostrar, que a lo que realmente es.
    Saludos

  3. No creo que hablemos de cosas distintas. Lo que llamas reflejo es en sí mismo una construcción, una representación de lo que uno es o quiere ser, que deliberadamente escoge una serie de elementos para identificarse y ser identificado. No quiero decir que te dé más valor estar en wordpres que en blogger o en un space. En absoluto.
    Lo que me interesa como observación desde un punto de vista más psico-sociológico es el hecho de que el autor busque un espacio donde tenga más opciones de personalización y en ello, de construcción de su identidad.
    Uno también “es” en cómo se muestra y se representa.

  4. Decía Marcelino

    “¿Tiene más valor un poema de neruda escrito en un trozo de papel higienico que en un pergamino?”

    Seguramente no, pero cualquier poema de Hijos de la Ira de Dámaso Alonso (por poner un ejemplo) tendría significados muy distintos de haberse publicado (hipotéticamente) en una contraportada de La Razón o El País. El contexto marca, y mucho.

    Y si uno es dueño de ese contexto porque el soporte tecnológico lo permite, es más fácil que ese mensaje que es el medio esté en sintonía con el mensaje formal, reforzándolo.

    (este… menuda brasa me ha salido…)

  5. “¿Tiene más valor un poema de neruda escrito en un trozo de papel higienico que en un pergamino?”.

    El problema yo creo que no es si el poema tiene o no el mismo valor, sino, si es capaz el resto de la gente de reconocérselo y atribuírselo.

    El mejor violinista del mundo toca en el metro de Washington y sólo recauda 32 dólares y ni un solo aplauso. Y no digo que no sea triste… pero al parecer, es así.

    En cualquier caso, entiendo -creo que como vosotros- que el verdadero valor de un blog no estriba en el formato o la tecnología que se use para su publicación (que poco a poco irá haciéndose más transparente), sino en sus contenidos. Ahora bien, forma y contenidos van a determinar tu identidad virtual. Y no olvidemos que con mucha gente no tenemos más contacto que leer lo que publica donde lo publique, ni más referencias que las virtuales.

    Me encantó el post, Tíscar. Un saludo, Marcelino. Y al resto, por supuesto.

  6. Superafavor del dominio propio y el wordpress, sisisi. Yo comencé en blogia (que es más limitadito que blogger) y ahora soy superfeliz con mis mucamos apañándome mi nuevo hogar propio.

  7. Pues si y no.
    Si uno observa la personalización de E dans es penoso. Pero su discurso cuenta porque está bien razonado (otra cosa es que compartas lo que diga)
    ¿Y que es la personalización?
    CSS, ?
    No creo. La personalización está en el contenido, en lo que decimos.
    El dar valor a lo otro es abrir una brecha digital más profunda.
    En Spaces la personalización es muy escasa, respecto a WordPress.
    Y para hacer las cosas necesitamos conocimientos.
    Si queremos y decimos que los blogs son un medio ideal de expresión, que debe llegar a todo el mundo, etc ¿No estamos abriendo brecha entre los que saben hacer, y los que no? ¿Entre los que personalizan, y los que no?
    Insisto en que eso es muy peligroso

  8. No quería equiparar personalización a tener más plantillas, más css, etc y generar brechas entre quienes tienen acceso a esos recursos y los que no lo tienen.
    Por supuesto que la personalización está en el contenido, en lo que decimos, pero también en lo que decimos de nosotros mismos, en si colocamos estadísticas públicas, en cómo utilizamos los emoticonos o en si ponemos una foto con nuestro perro. Son elecciones particulares que hablan de nosotros y contribuyen a la construcción de esa identidad virtual.

  9. Nos encanta, nos apasiona, nos pone decir que el contenido es lo que cuenta. Bueno, sí, claro, ya que un blog sin contenido no es nada… y no. Que la apariencia y la distribución de la información es muy importante y forma parte de la estructuración del mismo. El blog de Dans no es bonito pero sí bien estructurado. Si el blog de Dans fuese un desastre estructural equiparable al nefasto tipo de letra que ha escogido, le leeríamucha menos gente y con toda la razón. Claro que hay una brecha entre los que saben y los que no. ¿Quién dijo que esto fuese para todo el mundo desde ya? Nadie. Pero bueno, estamos en ello, se trata de ir trabajando en acortar esa brecha, que no es única ni es sólo una, sino que es una gradación (con el abismo de la pobreza que impide el acceso a internet, pero eso es otro cantar). Lo que no puedes hacer es dejar de usar una herramienta sólo porque no todos saben usarla. Al contrario: úsala y luego encárgate de enseñarle a otro cómo usarla. Es cierto que estamos trabajando con una noción peliaguda, porque de ahí a invadir un país para explicarle cómo tiene que construir su identidad política, hay un paso. Pero simplemente no demos ese paso.

    Yo soy aún un primerizo de los que andan por Blogger, y me peleo con sus limitadas posibilidades de diseño para darle una apariencia decente (= adecuada, clara, concisa, agradable a la vista). Hace unos días que parece que por fin he encontrado una plantilla que más o menos cumple, pero tampoco me acaba, y tengo unas ganas considerables de meterme a WordPress. Aunque no tengo ni reputísima idea de nada que tenga que ver con html, css o lo que sea que utilice eso (¿veis?). Pero todo es ponerse. Para eso hay otra gente que ha usado antes WordPress y ha hecho tutoriales, webs, foros y mil cipostios. Y para eso tengo algún colega a quien preguntarle. Con el tiempo, yo me convertiré en alguien que aprticipe ene sos foros y en ese colega que ayuda a otro, igual que ya he ayudado tanto a mi padre como a mi madre a usar Blogger y Blogia, y sus blogs que tienen. De eso se trata: contagio. Pero si no te mueves, poco vas a hacer. Y puesto que es necesario moverse, admitamos que los blogs que usan WordPress, Movable Type, etcétera, son, en ese sentido (y NO en el de contenidos, que efectivamente es el que al final cuenta. Recordemos: no dar ese paso, no dar ese paso…), mejores que el resto, pero eh, poco a poco se va migrando el resto poco a poco las otras herramientas más básicas van mejorando (qué tendrá que ver este Blogger con el de 1999…) y las avanzadas se van simplificando (WordPress tiene ya varios niveles). Planteémoslo no como un “nosotros” y un “los otros”, sino como un (vena jipi emergiendo) “todos juntos a aprender a usar este cacharro”.

    No tengamos reparos a la hora de afirmar que un blog bien estructurado vale más que otro que está mal diseñado si el contenido tiene una calidad similar en ambos, pero también, es cierto, tengamos cuidado de dar el paso al elitismo, que nos encanta también caer en él (sin admitirlo, claro. Anda que no hay snbos de izquierdas…), y hagamos lo que tenemos que hacer: difundir la palabra del Señor. He dicho. Y añado: negar que el espacio es vital para la construcción de una identidad propia es negar demasiadas cosas. Eso es así: uno tiene que estar a gusto para poder dar todo lo que es capaz de dar de sí. Y WordPress bien utilizado facilita una construcción del espacio que, comparada con la que facilita Blogger, sería como comparar a Oscar Niemeyer con Calatrava.

    Moraleja: si entras en un blog, no dejes de leerlo por su diseño o estructura. Si es interesante/válido lo que se dice (= se construye una identidad/subjetividad en él sin mentir ni gilipolleces por el estilo) pero el blog es horrible y resulta un coñazo leerlo, no te rías. Mándale un mail al autor con enlaces de tutoriales interesantes y ofreciéndole tu ayuda. Y ya.

    Por cierto, poniéndome menos prosaico: Tíscar, ¿realmente es necesario que la ventana de comentarios sea tan pequeña? ¿Es para evitar coñazos como este, o es culpa de mi navegador?

  10. Lo de la ventana tan canija y que además no deje redimensionarla es un problema. Lo sé. Llevo arrastrándolo desde el principio y aún no he sabido solucionarlo. Me pondré a ello otra vez este fin de semana a ver si tocando aquí y allá se arregla. Gracias Jorge.

  11. “Blogger es un apartamento funcional, diáfano y cómodo para vivir los primeros años de SOLTERÍA”
    Lo desmiento de forma categórica: no me he casado pese a que me he pasado a WP 😉
    Creo que todos tenéis razón, por lo menos yo me siento identificado con todos los comentarios, aunque os parezca contradictorio.
    Yo me he pasado a WP porque era manera de incentivarme y porque Blogger empezaba a fallar en unas cosas.
    También reconozco que me cambio porque estar en WP da un aspecto más serio, posiblemente porque ya es tu espacio sin el .blogspot.com.
    Animo a todo el mundo a pasarse a WP, pero creo que seguirán igual: yo, por lo menos, para lo bueno y lo malo, sigo siendo el mismo 🙂
    ¡Buen post, profesora!

  12. Yo llevo desde el 2003 con blogspot y he cambiado diez veces lo menos…he tenido y tengo en algunos casos, en WordPress, drupal, elgg, …y otros miles trozos de mi blog….es curioso,….ma encatao lo del tuneo…como era…espera que lo copio: “dispuesto a ser tuneado, con sus muebles de Ikea, sus plugins y sus css para amantes del bricolage de andar por casa.” espectacular…si no te hubiera conocido en un bar nocturno, en una copa furtiva no te hubiera entendido del todo….”misterios tié la via.”. Y como decía el torero: “hay gente pa tó”.

  13. Una sonrisa virtual a tod@s.

    El debate me parece apasionante y dice mucho de cada uno de nosotr@s. Personalmente la blog más sencilla o que teoricamente ofrece menos posibilidades, en sí misma, puede albergan todo el conocimiento humano y no solo humano.

    Mi primer acercamiento a esta cosa extraña que se llama blog fue la posibilidad de crear de forma conjunta y con sinceridad, el individualismo prima por encima de todo. La concentración de blogers en comunidades o el proyecto que David de Ugarte y sus compas han lanzado ( feevy ) me parecen muy interesantes. Sin embargo son proyectos extramuros o extrablog

    Resumiendo, son espacios poco a nada abiertos a compartir y que reflejan como un espejo los compartimiento del Mundo ” real “. En realidad, las blog son unos simuladores psicológicos en una fase muy primaria de evolución y el tiempo y nuestra actitud irá definiendo su evolución.

    Un poco de compresión de las ideas filosóficas de Lynn Margulis no nos vendría mal.

    http://www.rtve.es/tve/b/redes/semanal/prg348/entrevista.htm
    redes- tve

  14. Parece que he dado con el archivo donde se definía el tamaño de esta ventana. Para interesados: está en wp_includes/comment-template.php. Estaba en 400×400 y ahora la he puesto a 600×600. Mejor ahora ¿verdad?
    Aún no he visto cómo hacerla escalable, así que si alguien lo sabe, toda oídos u ojos 🙂

  15. Muy bien Tíscar. Ahora sólo falta que la ventana de comentarios, y me refería a esta sobre la que estoy escribiendo, al recuadro en el que se redactan, sea más grande. Es cierto: me expliqué como el culo, o, dicho finamente, utilicé una expresión poco adecuada que te indujo a confusión 😀 y me acabo de percatar. De todas formas, también se agradece mucho el aumento del tamaño de la ventana de comentarios.

    Moeh: es que repasando los comentarios en realidad hay pocas diferencias en el debate, y todos venimos a decir más o menos lo mismo: lo que importa es el contenido, pero la forma también, en el sentido de sentirse a gusto (creación de un espacio personal) para poder producir buen contenido (construcción identitaria y conceptual sólida) y de que éste sea fácilmente accesible (muebles de Ikea, que decían por ahí arriba). Así pues, no se ha de descuidar la forma en estos dos sentidos, teniendo cuidado de no caer en elitismos absurdos y que, al fin y al cabo, uno entra en un blog a leerlo y no a observar lo bien diseñado que está (ejemplo: yo llego aquí, me meto con el recuadrito, pero lo que importa es que me intereso por la discusión y aporto mis ideas, sin dejar de hacer ninguna de las dos cosas).

    Más o menos… ¿no?

  16. jajajajaj !!!! Diana !!!! Galindo.

    Las confusiones y libre interpretaciones o diálogo de besugos es la forma habitual de comunicación. Si en la ” vida real ” son frecuentes, no te cuento en este sistema de representación. Para que veas…., cuando has hablado sobre la ventana de comentarios y ha contestado Tiscar. He pensado, estos dos son ” tolais “…jajajaj ¿ donde coj…escriben ?. Porque yo abro el comentario y en la parte inferior la ventana es más grande y hermosa y los comentarios se leen grandecitos. Seguramente alguien al leer mi comentario puede pensar !!! mira el listillo este !!!! y ya tenemos otro diálogo de besugos.

    El 90% del discurso que transmitimos tiene un origen inconsciente o emocianal. Con ello qiero decir que la información no esta cerrada sino que esta abierta a la interpretación de cada uno de nosotr@s.

    ¿ Al final cúal es la clave para una buena comunicación ?…

  17. Niquelá. Da gusto.

    Bueno, Mezquetillas, menudo ejemplo en vivo hemos ido conformando entre todos para ilustrar lo que estamos debatiendo 😛 Tienes mucha razón en lo que dices, pero no estoy seguro de que el 90% de nuestro discurso tenga un componente emocional… yo más bien lo llamaría “subjetivo”, y subiría ese porcentaje. Y contesto a la cuestión con la que cierras tu comentario: la clave para una buena comunicación es compartir un código a tal efecto, conocerlo y manejarlo bien, y voluntad para ello, claro. Ni más, ni menos. Creo yo, vamos

  18. Saludos! A mi me encanta wordpress y ya no creo mudarme de alli pero antes si usaba de todo y el proceso de cambiar un blog – sea de un servicio gratis a un dominio propio o sea de un servicio al otro es lo de pesadillas! Suerte a sus amigos, lo van a necesitar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *