Exposición sobre las Misiones Pedagógicas

Quedaban pocos días para que la retiraran y por fin hoy he podido visitar la magnífica exposición sobre las Misiones Pedagógicas que hay en el Conde Duque de Madrid. He tenido una compañía excepcional: una hija de un misionero, que revivía su infancia mientras me enseñaba aquellas fotografías y diarios que había donado para la muestra. Antes de entrar, en la puerta nos esperaba esta camioneta de la época con la que las misiones iban llevando arte y cultura a los pueblos más olvidados de España:

carromato_misionespedagogicas

Ha sido una visita fugaz, en horas de comida, como es propio de una mujer trabajadora (ya nos lo recordaba la fecha de hoy). Pero casualmente también este cartel de la propia exposición. Más de setenta años después y seguimos con las mismas reivindicaciones:

10reivindicaciones

[tags]misiones pedagógicas, institución libre de enseñanza, educación, conde duque[/tags]

0 pensamientos sobre “Exposición sobre las Misiones Pedagógicas”

  1. Me hubiera gustado ver esa exposición. Las misiones pedagógicas fueron todo un programa innovador para acercar la cultura a los lugares más reconditos, aunque desde mi opinion creo que pecó de cierto elitismo. Quizás era excesivamente pretencioso pensando que el indice de analfabetismo en España en ese momento era elevadisimo y el hambre ocupaba la máxima preocupació de la España agraria. aun así, es uno de los claros ejemplos en que que los intelectuales se implicaron de verdad con los problemas del pueblo a través del teatro, el cine, etc.

  2. Pingback: Noticiasrss.com
  3. ¿Estaban las fotos de Luis Cernuda en los pueblos de Segovia? Me da mucha rabia que siempre se difunda la imagen tópica de un Cernuda exquisito, dandy y esquivo, y nunca se le represente en esas fotos que son testimonio de su profundo compromiso con los proyectos culturales y democratizadores de la República. ¿Estaban esas fotos?

  4. No te sé decir porque no la pude ver entera al detalle. Hice el recorrido guiada por esta hija de uno de los misioneros, pero el martes, que la vuelvo a ver, se lo pregunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *