El 8 de marzo en el Ungdomshuset de Copenhague

8th march El edificio que albergó la proclamación del 8 de marzo como día de la mujer trabajadora no podrá conmemorar esta fecha el próximo jueves. Ayer lo demolieron. Era el Ungdomshuset de Copenhage, como adelantaba Montse Boix el sábado. Poco ha pesado este dato para impedir el derribo, cuando las agendas internacionales están a pocos días vista repletas de cartelería y actos para celebrar el 8 de marzo. Que nada enturbie la fiesta. Algo falla.


Ungdomshuset

Los grandes medios tampoco han comentado este hecho, aunque curiosamente ayer por ejemplo El País publicaba una noticia sobre la detención de feministas en Irán (pág. 2) al lado de los enfrentamientos en Copenhague (pág. 3). Proximidad en el papel y lejanía en el contexto.
Vídeos del desalojo
Página oficial del edificio
Blog de protesta

[tags]Ungdomshuset, 8 de marzo, copenhague[/tags]

0 pensamientos sobre “El 8 de marzo en el Ungdomshuset de Copenhague”

  1. Hola.

    Evidentemente que algo pasa…¿ acaso se habla de las dos décadas de trabajo autogestionado, de los conflictos internos y su forma de resolverlos, de los procesos de aprendizaje, de los proyectos desarrollados y un largo etc de cuestiones ? No, al final la imagen que queda grabada, son los disturbios y el derribo.

    No solo en los medios globalizados se esfuerzan en mostrar la peor cara, como verdad única. Sino que desde medios como Indymedia cuyo trabajo respeto, suelen fijarse o señalar la represión. No podemos negarlos, pero en todos estos esfuerzos comunitarios hay mucha luz y sin duda continuaran, en otro lugar y de otra forma.

    En Madrid tod@s recordamos el Labo 3 y los proyectos que se desarrollaron en su interior.

    http://video.google.com/videoplay?docid=-1554715052736802453&q=ocupando+el+silencio
    Laboratorio03 ocupando el silencio – Google Video

    En estos movimientos hay un denominador común y es pensar que hay otra manera de acceder a la cultura, al conocimiento y a la información. Son las multiples caras que entiende que otra globalización es posible y deseable y que enfáticamente desde los medios de comunicación se le denomina MOVIMIENTO ANTIGLOBALIZADOR.

    El tratamiento mediático es cuanto menos rastrero y manipulador. Desde Televisión Española se han producido varios documentales ( Voces contra la globalización ) que si bien es cierto, supone un cambio de tratamiento. La manera de enfocar, poniendo caras conocidas como Galeano, Saramago, Manu Chau …etc… se olvidada conscientemente que no es un movimiento personalizado y unívoco, sino plural y sin liderazgos.

    Para terminar ¿ cómo se ha tratado y en qué se ha quedado las grandes concentraciones de Seatle y Génova ?… Sencillo, en la muerte de Carlo Guiliani.

    http://www.youtube.com/watch?v=yE_bQdYC48I
    YouTube – Carlo Giuliani

    Hay que romper esta tendencia o visión y mostrar que la sociedad esta en marcha. Existen miles de proyectos en todo el Mundo que a diario intentan construir en clave positiva y que no tienen porque ser incompatibles con otras formas de entender la vida.

  2. También es interesante analizar el uso del lenguaje en este caso. Ayer por ejemplo El País lo resolvía diciendo “los antisistema”. Esta manera de generalizar, estereotipar y aborregar no hace ningún favor a la explicación y contextualización de los hechos.

  3. Hola hola, llegué a ti a través de De todo un poco.

    No puedo creer que “los grandes -de Espana- no hayan reaccionado”, si de otra forma, están ávidos de noticias sensacionalistas, e, País incluido.

    Mi amigo Carlos Salas (cintista poitico de la Univ. de Copenhagen y que vive por esos pagos) ha escrito ya dos artículos en la prensa chilena al respecto. Los links -si te interesan- están en mi blog.

    Un saludo y gracias por postear sobre el tema!

  4. Aprovechando esta triste noticia, supongo que en breve terminarán con el barrio de Cristiania (Cophenague), te felicito a ti y a todas las mujeres que se pasen por aquí. ¡Feliz Día de la Mujer! Un saludo, Eloísa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *