La pareja del blogger

En un día como hoy, tan comercial-artificial-superficial, donde hasta Google nos recuerda el sabor de fundir fresa y chocolate, pienso en las parejas de los y las bloggers.

Escribir asiduamente un blog es una actividad que lleva tiempo y que se suele hacer desde el hogar. Ergo, un tiempo doméstico que a veces se araña a la pareja. Podríamos trasladar el topicazo de si detrás de cada gran blogger, hombre o mujer, hay una gran pareja. Por paciente, sobre todo. Y si hablamos de hijos ¿es más fácil, en cuanto a disponibilidad de tiempo, bloguear para un padre que para una madre? Es un estudio aún por abordar, pero me atrevo a apostar que sí. Se me ocurre que podríamos coger la A-list, analizar la ficha familiar y ver si se sostiene.

Escribir un blog es también una actividad social. Una delgada línea entre lo personal y lo profesional, una forma de relación difícil de explicar y compartir con quien no participa de ella. Nuevos amigos para la canción de Loquillo: “¿quiénes son esos chicos tan raros con los que vas?”.

Y, aunque parezca contradictorio, también es una actividad muy individual. Un terreno propio, donde somos un yo absoluto y la pareja se invisibiliza. Nos representamos como individuos, nos acicalamos en cada meme y nos vestimos con los enlaces de otros. Sin pasado ni futuro, sólo presente.

¿Será que amores que bloguean juntos están más unidos? También hay parejas de bloggers que conviven a través de sus respectivos asentamientos virtuales. Hace unos días, precisamente Julen se sorprendía por esta conversación cotidiana y lo que me llamó la atención no fue el hecho en sí sino que en los comentarios hubiera quien se lamentara de lo contrario: de que su pareja no le/la leyera.

Vaya, a mí tampoco. Y eso que manejamos el mismo ordenador y está como página de inicio 🙂 ¿Y? Pero como casi toda la gente más cercana. No me leen mis padres, ni mis hermanas, ni los amigos más íntimos. Simplemente me leen de otra manera: me ven, me escuchan, me besan, me discuten, me abrazan… en vertical, que dirían los radioaficionados.

Oh, ¿tengo un problema? ¿es una carencia? A mí personalmente me gusta así. Pero de la misma forma que me gustaría si fuera lo contrario, supongo. Ni mejor ni peor. Distinto.

¿Quién dijo que internet es frío? También hay amores que nacen en los blogs, desde la identificación mutua, los intereses compartidos y el flechazo de las letras. Le pasó a una ex alumna mía y ahí siguen, supongo, si no se ha cruzado algún trackback por el camino. Como la vida misma. No sé, yo llevo más años fuera de circuito que dentro del blog, pero todo empezó en una furtiva conversación de chat. Paradojas.

23 pensamientos sobre “La pareja del blogger”

  1. Qué bonita reflexión, Tíscar. Mi pareja ha abierto blog hace poco y supongo que nos mete en otro curioso plano de relación. Pero detrás de todo esto quizá podamos pensar que lo digital ya no es algo distinto de lo no digital, sino que son mundos que tienden a fundirse. En razón y en emoción.
    Un saludo,
    Julen

  2. Sí, vi el blog de Noemí enlazado en los comentarios del tuyo -fíjate que este tuteo es la cercanía-.
    Yo también creo que tienden a fundirse y solaparse, pero de forma natural. Intentar forzarlos, ya sea para unir o separar, es lo que lo hace artificial. Un saludo 🙂

  3. Me has hecho reir, cosas de bloguer@s…jajajaj

    Desde luego hay corazón, mucho corazón. En apariencia puede haber mucha frialdad. y hay personas que no se dan o entregan lo más mínimo o gente que engaña…, en fin es su problema..

  4. En mi caso ocurre lo mismo. Al principio, mi mujer escuchaba mi podcast. Pero lo dejó pronto. Dice que tiene “cosas más interesantes que escuchar” y para oirme a mí, ya me tiene en casa.

  5. Una reflexión impecable. Has encontrado las palabras exactas para describir de que va todo esto. No se puede explicar mejor.
    Gracias y sinceras felicidades, Tíscar

  6. Una preciosa reflexión. Hacía tiempo que no tenía tiempo para sentarme y leerte, pero he de reconocer que tu sensibilidad e inteligencia no defrauda.

    A mi me pasó como a tu alumna. Yo escribía, me leyeron, echaron sus redes a través de comentarios, aunque quizá ya había lanzado yo previamente las mías al gran “silencio” de la red. Y luego también se cruzaron otros blogs y otros comentarios… pero aquí seguimos.

  7. a mi hija de 7 y mi hijo de 9 les salva la edad de sufrir las elucubraciones de su padre. mi mujer empieza fotolog y amenaza con un próximo blog profesional. espero que de ser un virus, fortalezca nuestras defensas.
    saludos a todos y a sus parejas

  8. Tiscar, gracias por esta confidencia. Creo que todos hemos pasado por la experiencia de comprobar que no nos leen quienes esperábamos que casi fueran adictos. Al final acabas aceptándolo, después de algunos mosqueos. Y, en fin, lo que quería decirte es que me gusta mucho cómo lo explicas. No obstante, dile a tu pareja que no se duerma que yo almenos me propongo seguir entre tus fans/lectores. Suerte.

  9. Esteban: Veo que, como la vida misma, también en tu caso. Pues eso, como tú dices, aquí seguimos 🙂
    Dan3: avísanos cuando les entren los anticuerpos a tus hijos. Para fortalecer, siempre, sin duda.
    Antonio: tiene también su encanto, no creas, eso de tener un pequeño mundo paralelo tan personal y único. Muy llevdero con normalidad y respeto. No creo que haya ningún problema en dormirse. Lo difícil es despertarse. Y tampoco hay necesidad. De hecho, Teo ha leído este post porque yo se lo he pedido, porque “hablaba de él”. Le dejé solo mientras lo leía y pensé que quizás se estrenaría dejando un comentario. Pero no, claro, lo hizo de palabra 🙂 Me dijo que le había gustado leer los comentarios y ver que otra gente -esa gente tan curiosamente cercana- se podía sentir identificada o provocada a reflexionar. Y crecí un poco más.

    Gracias a todos los que habéis comentado. Un cariñoso abrazo.

  10. Muy bueno. Sin duda es un tema que siempe invita a reflexionar. La familia suele preferir en vertical y no es para culparles, te tienen cerca como dice Rafa y pueden hacerlo en directo, es lógico, pero es un ámbito distinto… pero lo que tiene que ser realmente genial, incluso emocionante, es ver un comentario de tu pareja en tu blog, o leer el suyo y que te llegue, emocione, cabree, alegre o deprima… lo que ha escrito/hablado/… Como dice Julen, une los dos ámbitos, intelectual y físico, horizontal y vertical.

    Me ha hecho recordar el eterno dilema que planteaban Benko y Elaine sobre las ventajas e incovenientes de una novia/o friki…Viene perfecto el 5º punto (cambiando ella por él si es el caso):

    Puedes compartir con ella tus actividades y aficiones favoritas: Puedes disfrazarte con ella para ir al último estreno friki del cine, o abrir un blog conjunto, o dirigir partidas de rol entre los dos… Todo lo que era tan divertido hacerlo sólo, ahora puedes compartirlo con tu chica. ¡Dime ahora que no es un tesoro!

  11. Muy buen post amigo, primera vez que me topo con esta reflexión acerca de la pareja. Jeje, somos tan individualistas que se nos olvida. Mis familiares no me leen, mi novia no me lee, muy poca gente que conozco en persona me lee. La ventaja del mundo virtual es que encontraremos a esos que se interesen en leernos.

    Saludos

  12. Yo tengo mi propio blog y lo que trato de hacer es escribir poesias, o cosas que usualmente no le interesarian a una pareja. Trato de escribir una o dos veces al dia, si me siento espontanea. Mi blog es como un “safacon” para mis pensamiento, y lo uso de acuerdo a esta perspectiva.

  13. Hola! Llegué a tu post buscando otras parejas blogger… mi novio y yo tenemos cada uno un blog personal, y aparte tenemos otro conjunto… jajaja somos todos unos bloggeros jejeje no escribimos todos los días porque a veces no deja tiempo la vida real, y definitivamente NO escribimos los fines de semana porque es cuando nos vemos (estamos en ciudades cercanas aunque diferentes) A mi en lo personal me ha encantado tu post y vendré mas a menudo a leerte.

  14. La verdad nunca he tenido un blog pero si una pagina web, en realidad no se cual es la diferencia, pero he visto que los blogs son cada dia mas y mas
    Quiza me anime hacer uno, Un dia tratae pero no entendi como crearlo
    Saludos y felicidades a todos ellos que saben hacer un blog

  15. Me identifico con lo que cuentas. Ni mi pareja, ni (casi) nadie de mi familia ni (casi) ninguno de mis amigos me lee. Siempre me ha sorprendido. Y me acabas de revelar el misterio: porque nos viven en una dimensión en la que no necesitan leernos para conocernos ni amarnos.
    Un post magnífico, Tiscar.
    Un saludo

  16. Una entrada muy acertada y muy bien escrita y descrita. A veces, subestimamos el lado doméstico y personal de las tecnologías, y ya se sabe la importancia del factor humano. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *