La soledad del blog sin comentarios

¿Dónde están? ¿No les interesa esto, ni esto tampoco, a ver con esto…?

Llevaba varios días sin comentarios y ya me empezaba a preocupar. No porque tenga avalanchas, pero los poquitos que os dejáis caer por aquí se aprecian con mucho cariño. Una está demasiado bien acostumbrada y claro, luego se echa en falta a los habituales.

Aficionada a jugar con plugins y código en el index, hoy pensé que quizás había trastocado algo y no se podían dejar comentarios -es una pretensión pensar que lo hayáis intentado mientras, pero así me consuelo-. Entonces probé a escribir uno y efectivamente, no funcionaba. Una preocupación menos: “oh, es que no podían”; y una más: “a ver cómo lo arreglo”.

No ha sido demasiado desastroso y con suerte sólo me ha llevado un rato. Así que por si le sirve a alguien, el problema venía del plugin “no-www“. Solución (de Matt en sus comentarios): escribir la dirección del blog sin “www” en Opciones/General.

Pasad, pasad, que está abierto…

32 pensamientos sobre “La soledad del blog sin comentarios”

  1. Yo sy de los que pasa y nunca dice nada… Soy un poco tímido. Pero a partir de ahora, prometo saludar.
    Y es que a veces soy de un grosero… 🙂

  2. Que bien viene ahora el refrán: “El que no llora no mama”.

    Por cierto, para cuando ofreceras tu feed de forma completa porque solo aparece parte de los post y no estan completos, vaya vaya.

    Queremos post completos en el feed de Tíscar, YA? O hacemos blogo-manifestación.

  3. Un saludo Tíscar,

    Muchos de nostros, a parte del sitemeter (u otros) utilizamos los comentarios para “medir” como estamos de salud, y comparto contigo la sensación de estar unos días sin recibir ninguno, snif, snif.

    En la blogosfera, se va a popularizar la expresión “un trackback por favor!” para pedir (que no es más triste que robar) un poco de feedback que nos anime a seguir aquí.

    Los has conseguido!

  4. jajajaj

    Me paso todos los dias y sí muchas veces no dejo comentarios es por falta de tiempo para reflexionar y escribir o que no tengo ánimos para ello. Tú blog es un lugar de aprendizaje continuo, gracias.

    Sobre lo de ” comentarios 0 “, no te preocupes yo soy el rey y no me preocupa lo más mínimo….jajajj Miento, a todos nos gusta que nos visiten y nos hagan caso aun que sea un poquito y confieso que como basicamente cuelgo videos, voy a los contadores, Y sí, la gente entra y debo decir que hay videos que han sido muy visionados….pues eso….jajajajaj

    Besitos

  5. Hola Tíscar,

    Aunque no dejo comentarios, te leo habitualmente. Será, como dice Chiqui, que también soy un grosero 😉

    Saludos,

    Keaton

  6. Por aquí andamos aunque a veces comentemos poco 🙂

    Como dices, esto va por rachas pero más que grosería, puede ser simplemente cuestión de timidez unida a falta de tiempo 😛

  7. Vaya, espero que no sonara este post a regañina o algo parecido. No os sintáis obligados a comentar eh, que os quiero igual 🙂

    Sólo que esta semana de sequía me ha servido para reflexionar lo necesitados que estamos de algún que otro comentario de vez en cuando -es lo que tiene el afecto, que somos animales-.

    Y nada de grosería. Ahora tengo esa mala conciencia, de que nos gusta que nos comenten y luego apenas comentamos a los demás, así que me pido primer para tirar la piedra 🙂

  8. Claro que ahora está la duda de si en toda la semana no sólo no podían ponerse comentarios, sino que tampoco lo intentaron… ¡que no es imposible!

  9. Hija es que se nos acumula el trabajo…Escribir en nuestros blogs, escribir comentarios, escribir, escribir, escribir…necesito financiación externa, porque es que además debo trabajar para pagar la hipoteca, atender a mis hijos, a mi mujer….arggggggg.
    No se por qué me has recordado a rompetechos….así vamos por la vida.
    Un afectuoso saludo de un encontrador fortuito entre cañas “al calor del amor en un bar”.

  10. Así vamos… y eso que yo no tengo hipoteca ni hijos. A mí me recuerda al conejo de Alicia en el país de las maravillas. Habrá que iniciar una campaña de “slow blogs”.
    Un saludo desde los bares, qué lugares…

  11. Pingback: SigT
  12. holaaaa…
    vengo del blog de eulalia…es la primera vez que te visito y me ha gustado mucho tu blog…
    es verdad k es desoladoor no tener comentarios…pero aun peor es no tner visitas…y si yo tengo al final del dia unas cuantas visitas…ya me doy con un canto en los identes…
    no se puede tener todo…
    no te parece?
    un beso

  13. La verdad que tenes razón, si uno tiene algo subido a la web y nadie comenta o lo visita es bastante triste. ToT
    Me gusto el tema que sacaste pues creo que es el sentimiento de muchos.

    Besos
    Parweb

  14. Hola,

    ‘Twitaba’ quando he leido su ‘tweet’, diciendo que tenia problemas con sus comentarios.

    Como la leo desde hace unos años, usted ha sido una referencia en mis presentaciones sobre weblogs en la escuela, ho venido para saudarla 🙂

    Despues de leer este ‘post’, yo que no habia abierto mi blog para comentarios, me hizo pensar que deberia hacerlo.

    Saludos,
    G.S (Portugal)

    P.S. Aunque no dejo comentarios, la leo habitualmente 😉

  15. Muchas gracias, es muy tierno recibir este mensaje. Me alegro de haber influido en alguna media a la apertura de comentarios en tu blog. Un afectuoso saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *