Como un tonto en otra parte

Hernán Casciari es brillante hasta para entrevistar a sus plagiadores. Un columnista en Las Provincias, Pedro J. Soriano, le copia un artículo y se defiende con la recurrente alusión a las intertextualidades. Como si las copias literales fueran simples inspiraciones y como si lo que está en internet no tuviera dueño:

SORIANO—Hombre, tampoco es eso, ¿no? No es robar… Internet creo que es un medio común, general, y si no viene identificado pues no se llamaría robo.

[…]

CASCIARI—¿Y le parece bien? Como policía, no como ser humano. Como ser humano está bien. Pero como policía, ¿le parece bien robar un texto ajeno?

SORIANO—Bueno, ya le digo que no me parece robar algo que está publicado por ahí y yo le entresaco las ideas.

Lo más divertido del caso no es sólo que el tema vaya de TONTOS, sino que irónicamente Soriano es delegado sindical de la policía local. Y por si fuera poco, se atreve a modificar el texto para precisamente meter a su cuerpo dentro del “sentido común”:

Los cuerpos de las policías locales, empresas, partidos políticos, sindicatos van hacia algún lugar porque tiene un timón. El timón es el sentido común. Sin él va como un barco a la deriva. Como un tonto en otra parte.

Vía | Escolar.

[tags]plagio, intertextualidad, periodismo[/tags]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *