Mentiras que deberían ser verdades

Hace dos años la BBC daba una noticia esperanzadora para las víctimas del desastre de Bhopal: un representante de la empresa Dow, propietaria de Union Carbide, anunciaba su responsabilidad y prometía ayudas a los damnificados. Era un montaje, un fake orquestado por The Yes Man, un grupo de activistas especializados en suplantar identidades. Hoy se cumplen 22 años de aquella tragedia y lamentablemente este vídeo sigue siendo mentira.

Otros documentos audiovisuales de denuncia en bhopal.fm.

[Tema también recogido hoy en Jabalí]

[tags]fake, bhopal, hoax, the yes man[/tags]

0 pensamientos sobre “Mentiras que deberían ser verdades”

  1. SALUDOS. MI BUENA AMIGA. SEÑORA TISCAR.
    FELIZ AÑO, PARA USTED Y SU FAMILIA.

    LE ENVIO ESTOS VERSOS.
    ———————
    LA INFANTA LEONOR DE NAVIDAD.

    Y una y dos y tres de amor,
    para un año dos mil ocho
    que en paz rompa el desamor.

    Y diciembre, y es navidad
    donde tres reyes de regalos
    dan sueños y caridad.

    Y cien besos agradables
    para una niña rubita,
    Leonor, de ojos impecables.

    Y una y dos y tres de amor,
    para un año dos mil ocho
    que en paz rompa el desamor.

    Como princesita es paje,
    por el hecho de ser niña
    que a sus papás amor cuaje.

    Da sonrisa abrumadora
    y es graciosa y entendida
    con carita encantadora.

    Y una y dos y tres de amor,
    para un año dos mil ocho
    que en paz rompa el desamor.

    Árbol de esperanza verde
    con nieve inesperada
    es tristeza que se pierde.

    Para hacer sonido una carraca,
    pitos y una pandereta
    para niños sin barraca.

    Juguete de muñequita,
    que por ser primer carrito
    un abrazo solicita.
    LA INFANTA LEONOR DE NAVIDAD.

    Y una y dos y tres de amor,
    para un año dos mil ocho
    que en paz rompa el desamor.

    Y diciembre, y es navidad
    donde tres reyes de regalos
    dan sueños y caridad.

    Y cien besos agradables
    para una niña rubita,
    Leonor, de ojos impecables.

    Y una y dos y tres de amor,
    para un año dos mil ocho
    que en paz rompa el desamor.

    Como princesita es paje,
    por el hecho de ser niña
    que a sus papás amor cuaje.

    Da sonrisa abrumadora
    y es graciosa y entendida
    con carita encantadora.

    Y una y dos y tres de amor,
    para un año dos mil ocho
    que en paz rompa el desamor.

    Árbol de esperanza verde
    con nieve inesperada
    es tristeza que se pierde.

    Para hacer sonido una carraca,
    pitos y una pandereta
    para niños sin barraca.

    Juguete de muñequita,
    que por ser primer carrito
    un abrazo solicita.

    Y así es, como niña en cuento,
    con zapatitos y descalza,
    … narro historia que frecuento.

    Y una y dos y tres de amor,
    para un año dos mil ocho
    que en paz rompa el desamor.

    Antonio Martinez de Ubeda
    De la colección “Versos Reales”
    Navidad de 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *