Verificar lo verosímil

Uno de los peajes a pagar por sobrevivir en la sobreabundancia de información exige un mayor esfuerzo individual por discriminar entre información relevante e irrelevante, entre verdad y mentira, entre información y persuasión. Los fotomontajes, los splogs, el aparente amateurismo de Youtube acechan. Y tenemos poco más que nuestro sentido común para verificar en estas aguas.

Ahora resulta que la bella adolescente desvalida que bajo el nick de “Loneygirl15” nos contaba su cotidianidad desde el Gran Hermano descentralizado de Youtube no es quien decía ser, sino una actriz al servicio de un guión bajo un proyecto comercial: crear una audiencia para crear después un producto (ver cronología). Y sus lectores, sus amigos virtuales, aquellos que se grababan en vídeo para responder a sus soliloquios, se sienten ofendidos, engañados y estafados en sus sentimientos “que sí eran sinceros”. También los de la muchacha mientras quisieron creerla. Lonelygirl15 nació, creció, se reprodujo y murió en la Red, pero ha resucitado en los grandes medios: NYT, MTV, CNN, CBS.

Aunque cuando el público es cómplice de una mentira, y el incauto es el otro, entonces sí es divertido. El programa de La Sexta El show de Cándido se ha montado sobre esa idea, sólo que en este caso cuando el “inocente” descubre el engaño no se ofende, sino que está orgulloso de que todo el circo mediático le brinde ese honor.

Algunos casos son flagrantes y fáciles de identificar, como los splogs o spam blogs. Aunque no por ellos menos alarmantes, si tomamos en cuenta el reciente estudio que dice que la mitad de los blogs podrían ser puro spam comercial.
Más sutil es cuando se cuelan en los autores de blogs no sospechosos de pretender vendernos algo, ya sea en forma de regalos de libros o del último gadget de moda. Una práctica, por cierto, que me sorprende lo bien aceptada que está en la blogosfera como signo de reputación (parece que eres alguien cuando Nokia te regala el mejor megamóvil porque te ha fichado como blogger de influencia). Se intenta tamizar con la sacrosanta transparencia, diciendo que Nokia te lo ha regalado y que te sientes libre de criticarlo. Ejerces tu independencia una vez y dos, pero quizás no más porque te acaba gustando eso de que te hagan regalos. Y luego están también las editoriales buscando eso que ahora se llama marketing viral o que “hablen de mí aunque sea mal”, produciendo libros supuestamente salidos de un blog anónimo (previamente producido, claro) y enviándoselo a los bloggers para que publiquen su reseña…Actualización: Otro enlace interesante en Click Fraud, The dark side of online advertising en BusinessWeek.

[tags]lonelygirl15, verificar, credibilidad, splogs[/tags]

9 pensamientos sobre “Verificar lo verosímil”

  1. Por eso la única auténtica defensa es la de la educación (tecnológica, en valores y en destrezas informacionales). Al final cada uno de nosotros somos los que trazamos límites y evaluamos las propuestas que nos llegan masivamente vía blogs, spam, televisión o lo que sea. La información nos invade y lo peor que puedes hacer es patalear y esperar que alguien que no seas tú haga el trabajo sucio de filtrarla.
    Así que manos a la obra.

  2. Así es. La educación es la clave, y más concretamente en este tema la alfabetización digital y la educación en materia de comunicación, que enseñe al ciudadano a ser crítico y analítico, a seleccionar y producir información en su contexto. Sobre este aspecto escribí un artículo hace unos meses: Comunicación y Educación.

  3. Es la historia de siempre: la ficción siempre jugará a hacerse pasar por realidad, es una de las posibles direcciónes (y la más interesante quizá) en las que se desarrolla. Y aunque siempre es igual desde el Lazarillo de Tormes, o desde que Defoe hizo pasar su novela por la autobiografía de Robinson, pues siempre quien esté atento a imitar bien las convenciones retóricas y comunicativas se la dará con queso al gran público y se sacará unas perras.

  4. Tíscar…

    El que tocas es un tema antiguo en el que nadie se ha puesto, ni se pondrá de acuerdo.

    El mercado se presenta en todas partes. Ni modo.

    Para mí, que estoy metido en este tema profesionalmente, me resulta algo natural, aunque algunas veces reconozco que puede dar cierto vértigo ver cómo la “percepción de la realidad” puede construirse a través de una adecuada estrategia de comunicación.

    Aunque también he de decirte que ni la mejor campaña de RRPP puede ir en contra de los hechos. Ahí tienes Irak.

    Me parece que nos veremos en el Beers & Blogs. Si te parece, ahí podremos seguir comentando.

    Saludos.

  5. Sí, estaré en el Beers & Blogs de este miércoles. Una oportunidad para conocernos personalmente y seguir charlando. Será interesante contar con tu punto de vista desde las RRPP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *