Lugares para trabajar fresquito

Este post llega tarde, porque el verano ya está casi liquidado, pero quizás aún le sirva de utilidad a alguien. Especialmente recomendado para tesistas o similares.

Si vives en Madrid, tienes que trabajar en algún texto, necesitas estar conectado, no tienes aire acondicionado en tu casa o espacio para trabajar o necesitas ver caras de concentración a tu alrededor, estos espacios te pueden ayudar a huir con tu portátil:

1. La Casa Encendida. Una sala con 12 ordenadores. No tienen acceso a Internet, pero a veces esto se agradece si hay que escribir concentrados. Se puede imprimir y hacer fotocopias (a 5cts. con tarjeta prepago). Uso libre en sesiones de dos horas que se pueden ir renovando si no hay gente esperando puesto.

Lo mejor: De lunes a domingo, de 10:00h a 21:30h. Hasta el momento, el único sitio que conozco en Madrid que ofrezca este servicio. Por cierto, no olvides trabajar directamente en tu USB. El escritorio se limpia en cada sesión.

Más ventajas: estar en la Casa Encendida con su oferta de ocio, exposiciones, proyecciones, etc. por si te cansas de tanta neurona haciendo flexiones y necesitas desconectar un poco. Además, la máquina de café, agua y chuches a muy buen precio.

Y si tienes portátil, también ofrece espacio (biblioteca o sala de ordenadores) y conexión Wi-fi en dos sesiones de dos horas. No se puede abusar más.

Aparte tiene una sala de ordenadores, que sí está conectada a Internet pero con límite de sesión de una hora y media (y ahí sí que hay colaaaaa). Cobran 1 euro por sesión, pero no deja de ser testimonial porque hay tantas opciones que es difícil acabar pagándolo (gratis si eres estudiante, profe, desempleado, cliente de Cajamadrid y no sé qué más).

2. Biblioteca Nacional. Para investigadores principalmente. El ambiente impone, te sientes chiquitito. Con medidas de seguridad bastante restrictivas, aunque se entiende entre semejante nobleza. Así que ni cd´s, ni chicles, ni auriculares, ni agua, ni móviles, ni nada que pueda dañar las reliquias.
La ventaja: Wi-Fi abierto todo el día…y están de 9:00h a 21:00h. Si tu portátil no tiene puerto Wi-Fi, te prestan una tarjeta para que te puedas conectar.

3. Biblioteca Puerta de Toledo. Fue uno de los primeros sitios donde pude trabajar con el portátil hace unos años, aunque sin conexión a internet por entonces. No sé si ahora ya estarán conectados. Me han dicho que el Círculo de Bellas Artes tiene Wi-fi pero no lo he probado. Buen síntoma (aún recuerdo cuando no dejaban enchufar el portátil en su biblioteca (… y mi viejo Airis nunca anduvo bien de batería).

4. Los bares. Como siempre, redimiendo penas. No tengo una buena lista, aunque supongo que como ahora lo del Wi-fi está de moda, cada vez habrá más. Están los Espresso Republic (que conocí cuando la presentación del libro de Suso de Toro) con sus cómodos sillones. Uno cerca de Atocha, por cierto.

¿Más sitios interesantes para añadir a la lista y aliviar la dura vida del escribiente escribano?

Actualización:

    Ladinamo: “local también con zona WI-Fi y lugar con actividades que alimentan los espíritus mas inquietos”. Aportación de mezquetillas.

5 pensamientos sobre “Lugares para trabajar fresquito”

  1. Otro sitio: la biblioteca del Reina Sofía, caras de mucha concentración y espacio libre de sobra. Te caes de la cama y vas a parar a una de las mesas.

  2. Por lo que tengo entendido, y si no han cambiado, en la biblioteca del Reina Sofía no se puede entrar con tu propio material (libros, apuntes, etc.) más allá de folios en blanco, sino que está orientada a la investigación y trabajo con sus propios fondos. Eso explica que no esté llena en periodos de exámenes. De todas formas, lo confirmaré por si han cambiado de política.

  3. De hecho, no ha cambiado, tienes toda la razón, aunque yo me enteré de todo eso después de entrar a estudiar en varias ocasiones con material propio y extrañada por la poca concurrencia de estudiantes en comparación con otras bibliotecas cercanas, como la Pedro Salinas en Puerta de Toledo, en la que se forman colas de varias horas los fines de semana de junio . En fin, no sé, quizás las normas no se aplican de forma excesivamente rigurosa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *