Prensa en manos capitalistas

Las previsiones de Ignacio Ramonet en su artículo Los medios de comunicación en crisis en Le Monde Diplomatique se han cumplido: el banquero multimillonario Edouard de Rothschild es desde ahora el dueño del diario francés Libération. La independencia del periódico, de corte izquierdista y fundado por Jean-Paul Sartre, se ve tambaleada por esta entrada de capital a pesar de la promesa de su nuevo dueño de no interferir en la línea editorial.

Esta operación se enmarca dentro de una tendencia del mercado en el que los medios de comunicación se ven obligados a la venta para paliar la crisis económica que vienen sufriendo en los últimos años. Ramonet habla de sus posibles consecuencias en su artículo:

“Hace poco, el grupo Socpresse, que publica unos 70 títulos, entre ellos Le Figaro, L’Express, L’Expansion y decenas de diarios regionales, fue comprado a su vez por un fabricante de armas, Serge Dassault. Y se sabe que otro industrial del armamento, Arnaud Lagardère, es dueño del grupo Hachette (1) que posee 47 revistas (entre las cuales están Elle, Parents, Première) y diarios como La Provence, Nice-Matin o Corse-Presse. Si prosiguiera esta caída de la difusión, la prensa escrita independiente correría el riesgo de caer poco a poco bajo el control de un pequeño grupo de industriales –Bouygues, Dassault, Lagardère, Pinault, Arnault, Bolloré, Bertelsmann…– que multiplican sus alianzas entre ellos, amenazando así el pluralismo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *