Qué pueden aprender los bloggers de los periodistas

Antes de que acabara el 2004, Steve Outing publicó la segunda parte de sus reflexiones sobre los aprendizajes mutuos entre bloggers y periodistas. Primero habló de lo que se podía aprender de los bloggers (comentado aquí) y ahora tocaba el turno a los aspectos que éstos podían adoptar del buen ejercicio periodístico.

De entre los puntos más interesantes, Outing destaca la función del editor periodístico desde un punto de vista positivo: no como esa figura castrante que coarta nuestros enfoques, sino como la del compañero de equipo que nos podría ayudar a revisar datos, contrastar fuentes y comprobrar enlaces, por ejemplo. Frente a la consideración extendida en la blogosfera de que es la propia comunidad la que actúa de editora tras la publicación, Outing advierte del daño que se puede hacer en ocasiones con información incorrecta online por muy poco que se tarde en corregir o eliminar posteriormente.
El autor parte de la base de considerar tan legítimo el trabajo de reporterismo hecho por un blogger como el realizado por un periodista. El blogger, sin embargo, no cuenta con el mismo reconocimiento que el periodista a la hora de conseguir acreditaciones o beneficiarse de la credibilidad del medio de comunicación para el que trabaja. Estas supuestas desventajas pueden ser suplidas por el blogger (hablamos siempre del blogger cuyo principal objetivo es informar) siguiendo algunas técnicas propias del periodismo como las que propone Outing:

1. Contrastar las informaciones acudiendo a múltiples fuentes y valorando la credibilidad de todas ellas.
2. Evitar las fuentes anónimas en lo posible.
3. Apoyarse en técnicas de estilo de redacción periodística.
4. Velar por la veracidad y precisión de sus informaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *