Periodismo, blogs y fuentes

“Es un caso insólito”. Así comienza la reseña que hacía ayer el suplemento Ciberpaís del Weblog de una mujer gorda, dando sus confesiones por autobiográficas y reales. Paradójicamente, su falta de profesionalidad o quizás simplemente su ingenuidad y/o pereza, hicieron que el “caso insólito” fuera precisamente su trabajo periodístico. A poco que hubiera navegado por la blogosfera o con una búsqueda sencilla en Google, habría averiguado que detrás de esta “mujer gorda” había un periodista argentino aficionado a la literatura en red. El periodista de El País entró al trapo y se creyó la historia, sin aplicar dos grandes pilares de la profesión: el escepticismo y la contrastación de fuentes.

Desde el punto de vista de la relación entre el periodismo y los blogs, este error de El País no deja en buen lugar a quienes desde los grandes medios de comunicación proclaman la falta de rigor periodístico de los weblogs como medio de publicación. Por otro lado, hace un flaco favor a la blogosfera cuando recurre a una forma estereotipada de reflejarla (weblogs como confesiones personales y morbosas, cuando es un claro ejemplo de experimento narrativo).
No obstante, con gran sentido del humor, su autor escribe sobre los aspectos positivos de estas meteduras de pata de la prensa y que no sólo se ciñen a El País (según él, también la CNN cayó en el mismo error hace unos meses).

Para ver más comentarios sobre este tema, se pueden visitar:
Caspa.tv: Es literario, ¿vale?
Minid.net: ¡Ah!…¡Era literario!

0 pensamientos sobre “Periodismo, blogs y fuentes”

  1. La sección de weblogs del CiberPaís debería merecer menos atención de la que ahora goza en el gremio. Semana tras semana queda más evidente que su autor no se toma todo el trabajo de investigación que debería…

    Saludos.

  2. Esa atención es la que pueda contribuir a que cambie sus métodos y haga un trabajo más serio. Esta es precisamente una de las funciones de los weblogs, denunciar este tipo de malas prácticas periodísticas -máxime si además, se habla de los propios weblogs-. No estaría mal abrir un blog dedicado a seguir esas maravillosas columnas del Ciberpaís :-). Un saludo.

  3. Tengo mis dudas. La dificultad en criticar las columnas del CiberPaís consiste precisamente en el miedo a recibir acusaciones de envidia. O en el conformismo.

    Saludos.

  4. mini-d, estoy totalmente de acuerdo contigo. De hecho, sus narraciones online son libros en sí mismos. Lo del soporte papel es lo de menos. La historia fluye y sus lectores se enganchan. Si todavía no hay editoriales llamando a su puerta, Hernán dispone de un buen portafolio con el que probar suerte en las mismas. Y además, acompañado de un estupendo dossier de prensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *